Los álbumes

2757 álbumes ordenados por Fecha: de más reciente a menos reciente y filtrados por Música concertante
11,99 €
7,99 €

Música concertante - Publicación prevista el 7 de septiembre de 2018 | Royal Philharmonic Orchestra

Hi-Res Libreto
18,00 €
11,99 €

Música concertante - Publicación prevista el 7 de septiembre de 2018 | Channel Classics Records

Hi-Res Libreto
9,99 €

Música concertante - Publicado el 10 de agosto de 2018 | 2002 Piraña Family Producciones

4,47 €
2,97 €

Música concertante - Publicado el 20 de julio de 2018 | Walter Fischli, Allschwil

Hi-Res
9,99 €

Música concertante - Publicado el 15 de junio de 2018 | Tudor

9,99 €

Música concertante - Publicado el 15 de junio de 2018 | CPO

Libreto
8,94 €
5,94 €

Conciertos para violín - Publicado el 8 de junio de 2018 | Claves Records

Hi-Res Libreto
8,99 €

Música concertante - Publicado el 6 de junio de 2018 | PAVLIK RECORDS

8,94 €
5,94 €

Música concertante - Publicado el 1 de junio de 2018 | Signum Records

Hi-Res Libreto
3,96 €

Música concertante - Publicado el 1 de junio de 2018 | Signum Records

Libreto
6,93 €

Música concertante - Publicado el 25 de mayo de 2018 | Mezhdunarodnaya Kniga Musica

8,91 €

Música concertante - Publicado el 25 de mayo de 2018 | Mezhdunarodnaya Kniga Musica

14,99 €
9,99 €

Música concertante - Publicado el 25 de mayo de 2018 | Alpha

Hi-Res Libreto
29,99 €
19,99 €

Música concertante - Publicado el 25 de mayo de 2018 | K&K Verlagsanstalt

Hi-Res Libreto
16,79 €
11,99 €

Conciertos para violonchelo - Publicado el 18 de mayo de 2018 | harmonia mundi

Hi-Res Libreto Premios Diapason d'or
Tras dos álbumes saludados por la crítica internacional unánime, el Ensemble Resonanz, con base en Hamburgo, propone una grabación dedicada a Carl Philip Emanuel Bach: los Conciertos para violonchelo Wq. 170 y Wq. 172, respectivamente de 1750 y 1753, y la Sinfonía Wq. 173 de 1741. Notamos de inmediato la diferencia radical de lenguaje entre la Sinfonía, escrita mientras vivía Bach padre y los dos conciertos, escritos tras su muerte: los conciertos miran claramente hacia la época clásica por llegar, incluido el futuro Sturm und Drang (en este sentido, tenemos un perfecto ejemplo en el vigor y la opresión melódica que impregnan el Concierto en la menor, al inicio del álbum), mientras la Sinfonía proviene del mundo barroco en su mutación final. La lectura cristalina que ofrecen el violonchelista Jean-Guilhen Queyras y el Ensemble Resonanz bajo la batuta de su nuevo director musical en residencia, el violinista Riccardo Minasi, se opone sin vergüenza alguna a la boga de los instrumentos de época –a veces bastante intrusiva, bien es verdad, e incluso dictatorial y exclusiva– según la cual toda la música antes de Mozart (e incluso Mozart) no tendría que interpretarse con instrumentos modernos. Y Queyras, Resonanz y Minasi destacan, precisamente con estos instrumentos, los verdaderos aportes estilísticos de la moda barroca. He aquí un bellísimo álbum, magníficamente tocado, que celebra la gran originalidad de Carl Philip Emanuel Bach. © SM/Qobuz
16,49 €
10,99 €

Música concertante - Publicado el 11 de mayo de 2018 | naïve classique

Hi-Res Libreto Premios Gramophone Editor's Choice
Los conciertos para viola de amor representan un corpus fuera de las normas en la obra de Vivaldi, quien fue probablemente el primer compositor en escribir para este instrumento en el panorama del concierto solista. Se apreciaba la viola de amor por su sonoridad dulce, atrayente, evocadora de efectos y de climas orientales, en particular gracias a las cuerdas simpáticas que vibran con las que frota el arco; pero se usaba poco, debido a la complejidad de la afinación y a las dificultades objetivas que planteaba su técnica. En efecto, el instrumento se afinaba de distinta manera según la tonalidad de la obra –la famosa scordatura, tan peliaguda para los instrumentistas– y creemos que Vivaldi escribió estos conciertos específicamente para una de sus alumnas virtuosas de la Pietá de Venecia, la celebérrima Anna-Maria. Otra particularidad de estas obras para viola de amor reside en los movimientos rápidos mucho más amplios y largos que los que Vivaldi solía escribir, por ejemplo, en los siete conciertos para instrumentos de cuerda presentados en la primera parte del programa: unas miniaturas destinadas a mostrar el talento del mayor número de solistas durante los conciertos públicos de la Pietá. Curiosidad: el muy original Concierto «Conca» RV163 cuyos acentos temáticos imitan maravillosamente el sonido de la «conca», gran concha –la caracola– utilizada como instrumento musical desde la Prehistoria; de hecho, la oímos en la grabación al inicio del primer movimiento para explicar el porqué y cómo. © SM/Qobuz
11,92 €
7,92 €

Música concertante - Publicado el 20 de abril de 2018 | Onyx Classics

Hi-Res
14,99 €
9,99 €

Conciertos para violín - Publicado el 13 de abril de 2018 | Ondine

Hi-Res Libreto Premios Diapason d'or - Gramophone Record of the Month - 5 Sterne Fono Forum Klassik
Finlandia es hoy una de las tierras musicales más ricas del planeta; gracias a la calidad excepcional de su enseñanza musical, produce un gran número de compositores, directores e intérpretes con trayectoria profesional en el mundo entero. El riquísimo catálogo del dinámico editor finlandés Ondine contiene numerosas grabaciones del violinista alemán Christian Tetzlaff (Sonatas & Partitas para violín solo) de Bach, Sonatas de Mozart, Tríos de Brahms, Conciertos de Mendelssohn, Schumann y Shostakovich) y del director finlandés Hannu Lintu (Sibelius, Mahler, Enescu, Berio, Messiaen, Lindberg, Melartin), y he aquí el primer disco que reúne a ambos músicos. Los dos Conciertos para violín de Bartók fueron escritos con treinta años de por medio, para dos virtuosos. Si el Segundo, en forma de tema y variaciones con un desarrollo muy ingenioso en tres movimientos, es un concierto muy conocido, el Primero quedó durante mucho tiempo inédito. La violinista suiza de origen húngaro, Stefi Geyer, guardó como un secreto esta obra –una declaración de amor– que Bartók le dedicó; años después de la muerte del compositor, la violinista reveló la obra a un gran amigo de Bartók, el mecenas y director de orquesta Paul Sacher que la estrenó con Hansheinz Schneeberger en 1958. Ambos conciertos, esenciales en el repertorio para violín y orquesta, vuelven felizmente a apasionar a los violinistas de la joven generación –la grabación de estas mismas obras por Renaud Capuçon para Warner salió al mercado hace pocas semanas. Esta nueva versión, magníficamente grabada, explora minuciosamente la riqueza orquestal, en un diálogo perfecto con el violín superlativo de Christian Tetzlaff. © François Hudry/Qobuz
7,99 €

Música concertante - Publicado el 23 de marzo de 2018 | Alpha

Libreto
El reconocimiento internacional le llegó finalmente al pianista argentino Nelson Goerner, aunque su reputación estaba ya establecida, hace mucho tiempo, en el entorno profesional. Sus últimos álbumes en recital, Debussy, Schumann, Chopin, Beethoven, suscitaron los más elogiosos comentarios y lo encontramos hoy tocando uno de los más grandes conciertos del repertorio. Grabado durante un concierto en Tokio, el 20 de mayo de 2009, con la excelente Orquesta de la NHK, Goerner propone un Segundo Concierto de Brahms particularmente suntuoso, casi crepuscular, que sabe ser íntimo, con una sonoridad aterciopelada, siempre en el fondo del teclado y con fraseos moldeados sobre los largos motivos melódicos brahmsianos. En el podio, Tadaaki Otaka sigue las más mínimas intenciones de su solista respaldándolo con amplios gestos. Descubierto durante una audición de niños dotados en Buenos Aires por Martha Argerich que lo envía trabajar en Ginebra con Maria Tipo, Nelson Goerner gana en esta ciudad, en 1990, el Primer Premio del Concurso Internacional, tocando magistralmente el Tercer Concierto de Rajmaninov con la Orquesta de la Suisse Romande. Desde esta fecha, recorre el mundo elaborando su carrera paso a paso y sin precipitación, presentando al público unas interpretaciones perfectamente maduras. Una versión realmente apasionante de esta obra mayor de Brahms, con una discografía sin embargo pletórica –donde ya costaba elegir las mejores versiones. © François Hudry/Qobuz
14,99 €
9,99 €

Música concertante - Publicado el 23 de marzo de 2018 | Alpha

Hi-Res Libreto Premios 5 de Diapason - 4F de Télérama
¿Y si este nuevo álbum fuera la nueva gran versión del Concierto para violonchelo en mi menor de Edward Elgar? Todo en la personalidad de la joven chelista Marie-Elisabeth Hecker nos lo da a entender, gracias a la sonoridad suntuosa y la alta fiebre que recorre su interpretación de cabo a rabo. Estamos evidentemente tentados de equiparar a la joven alemana con su lejana colega Jacqueline Du Pré que había convertido este concierto en su caballo de batalla. Y es lo que pensó el editor al fotografiar a Marie-Elisabeth Hecker exactamente en la misma posición de una de las célebres fotos de la chelista inglesa y entonces joven esposa de Daniel Barenboim, pero con la cabeza inclinada del otro lado, para desviar un poco la atención. Nacida en Zwickau, en 1987, Hecker es una de las más jóvenes ganadoras del Concurso Rostropovitch de París. En 2010, obtiene un gran éxito en su ciudad natal con el Concierto en la menor para el bicentenario del nacimiento de Robert Schumann (él también, natural de Zwickau) bajo la dirección de un Daniel Barenboim seguramente muy conmovido por esta situación evocadora de su propia juventud. El acompañamiento muy atento y cuidado de Edo de Waart nos descubre las ricas sonoridades de la Orquesta Sinfónica de Amberes (Antwerp Symphony Orchestra), de la que fue titular de 2011 à 2016. Una nueva prueba de la alta calidad alcanzada hoy por las orquestas en el mundo. Programa muy interesante completado por una breve pieza ultra-romántica llevando el sello exclusivo de Elgar, Sospiri, transcrita aquí para violonchelo y cuerda, ya revelada por la chelista Sol Gabetta. El Quinteto con piano en la menor es la otra gran obra de Elgar incluida en esta nueva grabación. Compuesta en 1918, esta obra refinadísima adquiere a menudo una dimensión orquestal, con un lenguaje muy brahmsiano. © François Hudry/Qobuz