Los álbumes

7,49 €

Afrobeat - Publicado el 4 de marzo de 2013 | Knitting Factory Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz
7,49 €

Afrobeat - Publicado el 4 de marzo de 2013 | Knitting Factory Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz
7,49 €

Afrobeat - Publicado el 4 de marzo de 2013 | Knitting Factory Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz
Con el álbum Shakara Fela Kuti alcanzaría la cima de su carrera. Estamos en 1972, y nuestro hombre acaba de tener su primer éxito continental con Chop ’n’ Quench, de cambiar el nombre de su grupo (de Nigeria 70 a Africa 70), de aprender en tan solo 24 horas –según la leyenda– a tocar el saxo y de adoptar como idioma artístico el dialecto anglófono pidgin, para llegar así a públicos más amplios. Y, además, se convierte en flamante dueño del club del hotel Empire de Lagos, rebautizado como African Shrine, templo musical africano donde cada noche ofrecerá conciertos legendarios con su grupo y una miríada de bailarinas. Todos los ingredientes del éxito y de su leyenda se concitan en este Shakara que incluye la pieza que titula el disco y, también, la célebre Lady, iniciándose una etapa gloriosa para el más incendiario y respetado de los músicos africanos. Esos dos épicos temas alcanzan cada uno los 13 minutos y pico. Fela, a las teclas de su órgano Rhodes y con un toque que no deja de recordarnos al de Ray Manzarek de los Doors, impulsa ardientemente las composiciones mientras Tony Allen imprime ese ritmo tan particular y propio del afrobeat, al tiempo que dirige a la formación. Las guitarras mantienen por su parte la presión y los metales salen al ataque como guerreros enfebrecidos, a la vez que cincelan los relieves y volutas de tan sensuales epopeyas. La majestuosa voz de Fela, a la que responden los coros femeninos, nos sigue poniendo todavía hoy la piel de gallina. Lady, al igual que Shakara, está dedicada a las mujeres, ciertamente, pero de un modo tan ambiguo que podría suscitar las iras de las feministas, puesto que Fela distingue entre mujeres africanas, dóciles, serviciales y obedientes a sus maridos, y ladys educadas e influenciadas por las costumbres occidentales, que se creen iguales a los hombres. Y se percibe que Fela prefiere a las primeras y que mira con cierto resquemor a las segundas, pero... que puede esperarse de alguien que se casó con 27 nigerianas el mismo día. No obstante, también cayó pérdidamente enamorado de una de esas ladys mestizas británicas, Remilekun Taylor, con la que tuvo a su hijo Femi. Por otro lado, en Shakara (fanfarrón) desmonta los mecanismos de los machos dominantes que tratan violentamente a las mujeres y cuya palabrería es simple vacuidad. Sea como fuere, el discurso musical resulta imparable y constituye la esencia de un género histórico que continúa arrojando frutos. Pues por buenos que sean sus descendientes y múltiples herederos, el afrobeat nunca sonará tan opulento como en la voz de su demiurgo y principal maestro: Fela Anikulapo Kuti. © Benjamin MiNiMuM/Qobuz
7,49 €

Afrobeat - Publicado el 4 de marzo de 2013 | Knitting Factory Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz