Categorías :

Los álbumes

HI-RES132,49 €
CD112,49 €

Punk - New Wave - Publicado el 27 de septiembre de 2019 | Rhino - Warner Records

Hi-Res
CD127,49 €

Pop - Publicado el 13 de septiembre de 2019 | Rhino - Warner Records

HI-RES95,99 €
CD83,99 €

Pop/Rock - Publicado el 19 de julio de 2019 | Rhino - Warner Records

Hi-Res
HI-RES63,99 €
CD55,99 €

Punk - New Wave - Publicado el 21 de septiembre de 2018 | Rhino - Warner Records

Hi-Res
Muy bien, hemos hecho la revolución ¿Y ahora? En 1978, el asunto preocupaba no poco a los Ramones... Tras sus tres primeros álbumes, que los libros de historia del rock’n’roll calificarán sin género de dudas como esenciales –aunque en su momento las ventas fueron más bien modestas–, estos chicos que se llevaban a matar, originarios de Queens y entronizados como los «padrinos del punk rock», tenían hambre de reconocimiento y de dólares. Hacía un año que los ingleses habían abrazado por su parte el punk, con los Pistols y los Clash a la cabeza… Sin apartarse demasiado de la fórmula empleada en anteriores discos (tradición rockanrolera, desde la surf music a los grupos de chicas, la estupidez por bandera, la insatisfacción adolescente como credo y las guitarras a guisa de armas de destrucción masiva), los Ramones efectúan en Road To Ruin algunos cambios significativos. Ahora aparecen solos guitarreros e incluso alguna balada, como esa relectura de Needles And Pins popularizada por Jackie DeShannon y los Searchers. No obstante, es precisamente cuando se mantienen fieles a su ideario original cuando resultan más convincentes, como en I Wanna Be Sedated, hit posteriormente versioneado por gente tan diferente como Offspring, Mötley Crüe, Juliana Hatfield, The Go-Go's e, incluso, ¡Bruce Springsteen! Cuando el disco llegó a las tiendas, en septiembre de 1978, los fans más cejijuntos hablaron de traición, y eso que la intensidad seguía siendo muy alta... Cuarenta años después, este cuarto trabajo brilla con musical fulgor dentro de su discografía. La presente Deluxe Edition ofrece la versión original remasterizada, así como un nuevo mix estéreo de 2018 bautizado como Road Revisited Mix, firmado por un Ed Stasium que lo despoja de todo barniz comercial. Los fans más hardcore podrán disfrutar así mismo de una veintena de bonus, mayormente inéditos: rough mixes, alternate takes, outtakes y rarezas. Y, por si fuera poco, el menú incluye un live grabado en el Palladium de Nueva York el 31 de diciembre de 1979, mezclado por Stasium y emitido en su época por la WNEW-FM. © Marc Zisman/Qobuz
CD55,99 €

Punk - New Wave - Publicado el 21 de septiembre de 2018 | Rhino - Warner Records

Muy bien, hemos hecho la revolución ¿Y ahora? En 1978, el asunto preocupaba no poco a los Ramones... Tras sus tres primeros álbumes, que los libros de historia del rock’n’roll calificarán sin género de dudas como esenciales –aunque en su momento las ventas fueron más bien modestas–, estos chicos que se llevaban a matar, originarios de Queens y entronizados como los «padrinos del punk rock», tenían hambre de reconocimiento y de dólares. Hacía un año que los ingleses habían abrazado por su parte el punk, con los Pistols y los Clash a la cabeza… Sin apartarse demasiado de la fórmula empleada en anteriores discos (tradición rockanrolera, desde la surf music a los grupos de chicas, la estupidez por bandera, la insatisfacción adolescente como credo y las guitarras a guisa de armas de destrucción masiva), los Ramones efectúan en Road To Ruin algunos cambios significativos. Ahora aparecen solos guitarreros e incluso alguna balada, como esa relectura de Needles And Pins popularizada por Jackie DeShannon y los Searchers. No obstante, es precisamente cuando se mantienen fieles a su ideario original cuando resultan más convincentes, como en I Wanna Be Sedated, hit posteriormente versioneado por gente tan diferente como Offspring, Mötley Crüe, Juliana Hatfield, The Go-Go's e, incluso, ¡Bruce Springsteen! Cuando el disco llegó a las tiendas, en septiembre de 1978, los fans más cejijuntos hablaron de traición, y eso que la intensidad seguía siendo muy alta... Cuarenta años después, este cuarto trabajo brilla con musical fulgor dentro de su discografía. La presente Deluxe Edition ofrece la versión original remasterizada, así como un nuevo mix estéreo de 2018 bautizado como Road Revisited Mix, firmado por un Ed Stasium que lo despoja de todo barniz comercial. Los fans más hardcore podrán disfrutar así mismo de una veintena de bonus, mayormente inéditos: rough mixes, alternate takes, outtakes y rarezas. Y, por si fuera poco, el menú incluye un live grabado en el Palladium de Nueva York el 31 de diciembre de 1979, mezclado por Stasium y emitido en su época por la WNEW-FM. © Marc Zisman/Qobuz
HI-RES63,99 €
CD55,99 €

Punk - New Wave - Publicado el 24 de noviembre de 2017 | Rhino - Warner Records

Hi-Res Premios Discoteca Ideal Qobuz
La regla del juego había quedado suficientemente clara ya en su primer disco, pero los Ramones consiguieron superarse con este tercer álbum, que viene a sumarse a las nuevas ediciones rematerizadas de su legado. ¡Y no solo superarse, sino perfeccionar su estilo! Una vez más, con Rocket To Russia, lanzado el 4 de noviembre de 1977, en plena guerra fría, su intención pasaba por crear sus micromundos con solo tres acordes, historias gozosamente estúpidas salidas del imaginario adolescente y, sobre todo, por devolver orgullosamente el rock&roll al lugar de donde había salido: ¡el garaje! Claro está que los estribillos de Sheena Is A Punk Rocker o de Teenage Lobotomy resultan insuperables por su eficacia, en tanto que particulares relecturas de géneros como el rock&roll, el pop bubblegum y el surf. Es que incluso cuando revisitan clásicos de culto, como Surfin’ Bird de los Trashmen o el Do You Wanna Dance? popularizado por Cliff Richard, los Beach Boys y Bette Midler, estos guerrilleros punk oriundos de Queens se sacan de la manga el rock más salvaje y cortante que se recuerda. Esta edición conmemorativa de los cuarenta años de tan soberbio atentado sonoro propone al audaz oyente dos mezclas del álbum: la original y una nueva bautizada como Tracking Mix, a cargo de Ed Stasium, ingeniero de sonido de la versión histórica. Y que incluye también 24 temas raros o inéditos, demos, versiones alternativas y caras B. Y como guinda, un incendiario directo inédito de los hermanos Ramones (bueno, no exactamente hermanos...) grabado el 19 de diciembre de 1977 en el muy escocés Apollo Centre de Glasgow. © MZ/Qobuz
CD55,99 €

Punk - New Wave - Publicado el 24 de noviembre de 2017 | Rhino - Warner Records

La regla del juego había quedado suficientemente clara ya en su primer disco, pero los Ramones consiguieron superarse con este tercer álbum, que viene a sumarse a las nuevas ediciones rematerizadas de su legado. ¡Y no solo superarse, sino perfeccionar su estilo! Una vez más, con Rocket To Russia, lanzado el 4 de noviembre de 1977, en plena guerra fría, su intención pasaba por crear sus micromundos con solo tres acordes, historias gozosamente estúpidas salidas del imaginario adolescente y, sobre todo, por devolver orgullosamente el rock&roll al lugar de donde había salido: ¡el garaje! Claro está que los estribillos de Sheena Is A Punk Rocker o de Teenage Lobotomy resultan insuperables por su eficacia, en tanto que particulares relecturas de géneros como el rock&roll, el pop bubblegum y el surf. Es que incluso cuando revisitan clásicos de culto, como Surfin’ Bird de los Trashmen o el Do You Wanna Dance? popularizado por Cliff Richard, los Beach Boys y Bette Midler, estos guerrilleros punk oriundos de Queens se sacan de la manga el rock más salvaje y cortante que se recuerda. Esta edición conmemorativa de los cuarenta años de tan soberbio atentado sonoro propone al audaz oyente dos mezclas del álbum: la original y una nueva bautizada como Tracking Mix, a cargo de Ed Stasium, ingeniero de sonido de la versión histórica. Y que incluye también 24 temas raros o inéditos, demos, versiones alternativas y caras B. Y como guinda, un incendiario directo inédito de los hermanos Ramones (bueno, no exactamente hermanos...) grabado el 19 de diciembre de 1977 en el muy escocés Apollo Centre de Glasgow. © MZ/Qobuz
HI-RES63,99 €
CD55,99 €

Pop - Publicado el 13 de mayo de 2016 | Rhino - Warner Records

Hi-Res
HI-RES112,49 €
CD97,99 €

Rock - Publicado el 21 de agosto de 2015 | Rhino - Warner Records

Hi-Res
CD97,99 €

Rock - Publicado el 21 de agosto de 2015 | Rhino - Warner Records

CD55,99 €

Rock - Publicado el 10 de julio de 2015 | Rhino - Warner Records

HI-RES79,99 €
CD67,99 €

Country - Publicado el 14 de abril de 2015 | Rhino - Warner Records

Hi-Res
CD67,99 €

Hard Rock - Publicado el 27 de marzo de 2015 | Rhino - Warner Records

HI-RES73,99 €
CD63,99 €

Pop - Publicado el 4 de noviembre de 2014 | Rhino - Warner Records

Hi-Res
CD63,99 €

Pop - Publicado el 4 de noviembre de 2014 | Rhino - Warner Records

CD63,99 €

Pop - Publicado el 4 de noviembre de 2014 | Rhino - Warner Records

CD83,99 €

R&B - Publicado el 17 de julio de 2013 | Rhino - Warner Records

CD63,99 €

Rock - Publicado el 25 de marzo de 2014 | Rhino - Warner Records

CD55,99 €

Alternatif et Indé - Publicado el 11 de noviembre de 2008 | Rhino - Warner Records

The Sound of the Smiths constituye la mejor panorámica de The Smiths. El disco de sencillos, que es el primer disco de este paquete de lujo, es el disco de éxitos y contiene los 18 temas del recopilatorio Singles de 1995, además de otras cinco canciones de mediados de los 80: "Still Ill", "Nowhere Fast", "Barbarism Begins at Home", "The Headmaster Ritual" y "You Just Haven't Earned It Yet Baby". Como lo básico de The Smiths se trata de un disco de primera, una introducción y un resumen que se escucha de manera compulsiva. El segundo disco del paquete de lujo The Sound of the Smiths supone un equilibrio entre un recopilatorio de rarezas y "más de los mejores" temas de sus álbumes e incluye, además, sencillos no incluidos en elepés y caras B. ~ Stephen Thomas Erlewine
CD97,99 €

Rock - Publicado el 9 de diciembre de 2013 | Rhino - Warner Records