Su carrito está vacío

Categorías :

Los álbumes

HI-RES2,99 €
CD2,29 €

Pop - Publicado el 30 de octubre de 2020 | Nonesuch

Hi-Res
HI-RES15,99 €
CD13,49 €

Folk - Publicado el 23 de octubre de 2020 | Nonesuch

Hi-Res Libreto
HI-RES15,99 €
CD13,49 €

Folk - Publicado el 2 de octubre de 2020 | Nonesuch

Hi-Res Libreto
El folklore americano es tradición, es patrimonio. Canciones antiguas que se transmiten de generación en generación, y que se mantienen vivas porque evolucionan. Músicos tocando con sus familias y pasándose la antorcha. Joachim Cooder no es una excepción a la regla. Es hijo de Ry Cooder, un inmenso músico cuya visión de la música folk es panorámica. Joachim ha tocado a menudo con su padre, y ahora es su padre quien lo acompaña en Over That Road I’m Bound, su primer álbum, dedicado a una relectura del repertorio del viejo músico Uncle Dave Macon. Este último, nacido en 1870 y muerto en 1952, es uno de los padres fundadores de la música folk y country, reconocible por su voz nasal aguda y su febril interpretación del banjo. Joachim Cooder le rinde homenaje en este álbum, pero realiza versiones modernizadas y muy personales. Aquí toca la mbira eléctrica, un extraño instrumento de inspiración africana que parece un cruce entre un xilófono y un piano de pulgar, y cuyo peculiar sonido marca el tono del álbum. Sus arreglos evocan tanto a África (escuchamos a Vieux Farka Touré, el hijo de Ali, en la guitarra) como a la música irlandesa o apalache. Las armonías vocales se deslizan como un viento cálido, y los instrumentos de cuerda (guitarra, violín, banjo...) tejen nuevos patrones en la trama de las canciones de Uncle Dave Macon. El conjunto está bellamente producido, es sutil, moderno y suave al oído. Joachim Cooder es, en efecto, el hijo de su padre. © Stéphane Deschamps/Qobuz
HI-RES15,99 €
CD13,49 €
DRM

Jazz - Publicado el 1 de octubre de 2020 | Nonesuch

Hi-Res
HI-RES2,99 €
CD2,29 €

Folk - Publicado el 1 de octubre de 2020 | Nonesuch

Hi-Res
HI-RES2,99 €
CD2,29 €

Alternativa & Indie - Publicado el 30 de septiembre de 2020 | Nonesuch

Hi-Res
HI-RES2,99 €
CD2,29 €

Alternativa & Indie - Publicado el 18 de septiembre de 2020 | Nonesuch

Hi-Res
HI-RES2,99 €
CD2,29 €

Alternativa & Indie - Publicado el 18 de septiembre de 2020 | Nonesuch

Hi-Res
HI-RES2,99 €
CD2,29 €

Pop - Publicado el 17 de septiembre de 2020 | Nonesuch

Hi-Res
HI-RES2,99 €
CD2,29 €

Folk - Publicado el 10 de septiembre de 2020 | Nonesuch

Hi-Res
HI-RES15,99 €
CD13,49 €

Jazz - Publicado el 28 de agosto de 2020 | Nonesuch

Hi-Res Libreto Premios 4F de Télérama
HI-RES2,99 €
CD2,29 €

Folk - Publicado el 23 de agosto de 2020 | Nonesuch

Hi-Res
HI-RES6,49 €
CD5,49 €

Alternativa & Indie - Publicado el 24 de julio de 2020 | Nonesuch

Hi-Res
HI-RES2,99 €
CD2,29 €

Alternativa & Indie - Publicado el 16 de julio de 2020 | Nonesuch

Hi-Res
HI-RES2,99 €
CD2,29 €

Alternativa & Indie - Publicado el 14 de julio de 2020 | Nonesuch

Hi-Res
HI-RES2,99 €
CD2,29 €

Jazz - Publicado el 13 de julio de 2020 | Nonesuch

Hi-Res
HI-RES15,99 €
CD13,49 €

Jazz - Publicado el 10 de julio de 2020 | Nonesuch

Hi-Res Libreto
Joshua Redman, Brad Mehldau, Christian McBride y Brian Blade. La mera lectura del plantel de RoundAgain ya desencadena una especie de histeria colectiva entre los aficionados al jazz. Desde que MoodSwing salió al mercado en 1994, los miembros originales del primer cuarteto del saxofonista no habían vuelto a grabar juntos. “Lo habríamos hecho hace diez años si hubiera dependido solamente de mí”, dice Mehldau. “Josh, Christian y Brian son mis héroes. ¡Es como tocar con los Avengers!” Es una comparación que parece muy acertada, porque los cuatro que aquí nos ocupan son superhéroes en la jazzosfera de hoy en día. Durante este último cuarto de siglo, su aura y su calidad musical han crecido exponencialmente. Tanto es así que la alquimia espiritual que desarrollan en este disco es incontestable. Con un repertorio totalmente nuevo (tres composiciones de Redman, dos de Mehldau, y una cada uno aportada por McBride y Blade), muestran desde el principio esta complicidad que les permite afinar un swing impresionante, masivo. Aparecen con ese reluciente aspecto de Rolls Royce que dejará a algunos perplejos o incluso displicentes antes de levantar el capó, pero RoundAgain es una arrebatadora conversación entre cuatro. Y es que desde el primer minuto de Undertow hasta el último de Your Part to Play, el respeto mutuo está en el corazón y en el propósito de su intención musical. Esperemos que no esperen otros 26 años para volver con otra entrega... © Marc Zisman/Qobuz
HI-RES2,99 €
CD2,29 €

Pop - Publicado el 30 de junio de 2020 | Nonesuch

Hi-Res
HI-RES2,99 €
CD2,29 €

Alternativa & Indie - Publicado el 29 de junio de 2020 | Nonesuch

Hi-Res
HI-RES15,99 €
CD13,49 €

Jazz - Publicado el 12 de junio de 2020 | Nonesuch

Hi-Res
Pandemia, confinamiento y distanciamiento físico son el punto de partida y de llegada de este álbum de piano solo que Brad Mehldau obviamente no había planeado. El impacto de esta situación tan extraordinaria llega hasta los títulos de las composiciones de este Suite: April 2020 (waking up, stepping outside, keeping distance, stopping, listening: hearing, remembering before all this, uncertainty, the day moves by…) e incluso hasta la portada del disco, un texto de su mano, como la hoja de ruta explicativa de un ejercicio que finalmente es más estimulante que el adormecimiento de la mente. Suena fascinante el piano de Mehldau, incluso más refinado que de costumbre. Como si cada nota cuestionara su propia razón de ser. Una atmósfera que da a las improvisaciones del pianista una simplicidad sin precedentes, una virginidad surrealista. La sencillez, sin duda, de haberse encontrado, como nunca antes, con su familia en las tareas y placeres básicos de la vida cotidiana, como escribe en la portada. Para concluir este paréntesis, que parece ser un paseo interior, Mehldau realiza tres versiones: Don’t Let It Bring You Down de Neil Young, una canción que le ha servido habitualmente de apoyo, State of Mind de Billy Joel, que es una carta de amor a Nueva York, que sufrió mucho durante la epidemia y a la que considera su hogar aunque ya no viva allí, y el estándar Look for the Silver Lining, que de forma tranquilizadora, cálida y esperanzadora cierra esta secuencia durante la cual el planeta dejó de girar, o casi. © Marc Zisman/Qobuz