Artistas similares

Los álbumes

21,99 €
18,99 €

Rap - Publicado el 11 de abril de 2014 | Columbia - Legacy

Hi-Res Premios Discoteca Ideal Qobuz - Hi-Res Audio
16,99 €
14,49 €

Rap - Publicado el 14 de junio de 2013 | Columbia

Hi-Res Premios Discoteca Ideal Qobuz
20,99 €

Rap - Publicado el 1 de enero de 2012 | Def Jam Recordings

Libreto Premios Pitchfork: Best New Music
12,49 €

Rap - Publicado el 1 de enero de 2012 | Def Jam Recordings

Libreto Premios Pitchfork: Best New Music
13,49 €
9,99 €

Rap - Publicado el 15 de junio de 2018 | Mass Appeal - NAS

Hi-Res
Han sido seis años de ausencia, pero Nasir Jones regresa con un nuevo álbum producido por Kanye West, integrado en la tanda G.O.O.D. Music del mes de junio de 2018. Al igual que los trabajos de Pusha T, Kanye y Kid Cudi editados en esa serie, NASIR incluye siete temas, el mismo número que los pecados capitales a los que lacónicamente pasa revista el genio oriundo de Queensbridge. Concebido y confeccionado en Wyoming, como el resto de la colección, el disco rezuma concisión, ímpetu y urgencia. Ya desde su introducción Nas se nos muestra contrariado, inconformista y escéptico, acompañado por los coros del Ejército Rojo, por el mogul Puff Daddy y por la angelical voz de 070 Shake. Después, en Cops Shot the Kid, llega el turno de un ensordecedor loop por cortesía de Slick Rick y la colaboración de Kanye para reprobar con breves pero fuertes trazos impresionistas la omnipresente violencia policial. Más tarde, en White Label y Bonjour, nos habla de sus excesos, defectos y delirios de grandeza, si bien es con The Dream, en Adam and Eve y, sobre todo, Everything, cuando aparece el Nas más personal. Entre posicionamientos sociales, radiografías del momento cultural y declaraciones contundentes, consolida su leyenda sin necesidad de enfrentarse a sus debilidades, al contrario que su enemigo íntimo Jay Z en 4:44. Nasir Jones intenta liberarse de lo accesorio y concentrarse en lo esencial, en las pequeñas cosas cotidianas, como si quisiera hacer balance de sus luces y sombras, concluyendo con Simple Things este viaje luminoso pero no carente de zonas oscuras. Y a lo largo del periplo Kanye West le suministra el mejor trasfondo sonoro, a medio camino del clasicismo y el art brut. Sin dar ningún paso atrás, Nas se mantiene fiel a sí mismo: es un genio y se le exige mucho, pero por encima de todo sigue siendo humano. © Aurélien Chapuis / Qobuz
14,49 €

Rap - Publicado el 1 de julio de 1996 | Columbia

Resultaba prácticamente imposible plantearse una continuación a ese verdadero seísmo que fue Illmatic, el primer álbum de Nas. Tras describir bajo todos los prismas posibles las penas y sinsabores de su entorno vital en Queensbridge a lo largo de nueve densas piezas, el genial Nas había alcanzado estatuto de megaestrella planetaria con solo 22 años. Así que decidió ampliar su círculo de productores con The Trackmasters y Dr. Dre, apostando por una música más accessible y menos desarticulada. Y, al mismo tiempo, mezclando su pedigrí callejero con la narrativa gangsta y el discurso social sobre la condición afroamericana, el rapero de Queensbridge hacía ahora equilibrios entre el purismo musical y la pop culture. Tras el enorme éxito de “If I Ruled The World” junto a una Lauryn Hill en estado de gracia, Nasir Jones se convertirá con “It Was Written” en el rapero norteamericano por excelencia, capaz de brindarnos personajes inolvidables y magníficas historias de tono invariablemente triste, llenas de imágenes de las que se graban para siempre en el recuerdo. En colaboración con colegas del calibre de Mobb Deep, Live Squad, AZ o Cormega, la precisión e inventiva de Nasir Jones brilla como siempre, aunque seguramente un punto por debajo con respecto a su primer trabajo. No obstante, el disco incluye temas tan redondos como “The Message”, “Take It In Blood” o “I Gave You Power”, cuyas rimas contundentes harán de Nas una personalidad sin parangón, una de esas figuras capaces de representar por sí solas todo un estilo musical. © Aurélien Chapuis/ Qobuz
9,99 €

Rap - Publicado el 20 de abril de 2018 | Mass Appeal Records

Pocos discos pueden resumir toda una época, redefinir un género y convertir en icono a su creador. Illmatic pertenece a esa categoría, a manera de milagro y a la vez de maldición que penderá siempre sobre toda la carrera de Nas. De las varias reediciones por los 20 años del álbum en 2014, destaca esta donde Nasir Jones nos propone su versión sinfónica. Publicado primeramente por PBS en formato de concierto filmado, puede disfrutarse ahora en cd, vinilo y streaming con motivo del Record Day 2018. El acontecimiento fue grabado en el Kennedy Center, a pocas manzanas de la Casa Blanca, y supone la visión más épica y grandilocuente de esas producciones propuestas en su momento por Dj Premier, Pete Rock, Q-Tip y Large Pro. La National Symphony Orchestra reinterpreta cada sample y cada golpe de batería insuflando al trabajo otros aires, a manera de incomparable caja de resonancia. Los nuevos arreglos añaden un suplemento cinematográfico a las composiciones ya de por sí dinámicas de Nas, plagadas de personajes pintados con vivos colores y de pequeñas grandes historias. La interpretación del rapero de Queensbridge es siempre precisa, clavando sus rimas entre la marea de instrumentos de cuerda y viento que las acompañan. Y una mención especial a la ópera barroca en que se ha convertido “NY State of Mind”, pero también al vibráfono saltarín de “One Love” y a los triunfales metales del jacksoniano final de “It Ain’t Hard To Tell”. Una conmemoración a la altura del disco original. © Aurélien Chapuis/ Qobuz
14,49 €

Rap - Publicado el 9 de diciembre de 2002 | Columbia

Tras recuperar el favor de su público con Stillmatic, Nas pasa a considerarse una alternativa real a los comerciales ritmos jiggy de Jay-Z y sus huestes. Por eso vuelve un año después con God’s Son, resumen de su trayectoria hasta el momento y reflexión sobre su identidad musical, proporcionando su colaboración con el productor Salaam Remi nuevos aires, más frescos, a las particulares letras del rapero de Queensbridge. Con unos breakbeats muy marcados y clásicos samples de James Brown en “Get Down”, de “Apache” en la potente “Made You Look” o incluso de Beethoven en “I Can”, Salaam Remi realiza su síntesis de la cultura hip hop influido por la edad de oro del género y extrayendo ciertas melodías del inconciente. Eminem y Alchemist se ponen en algunos temas a los controles para aportar una concepción más fría del sonido y haciendo que la producción de God’s Son resulte la más lograda desde Illmatic. Con este enfoque más despojado de su música Nas compone varios nuevos clásicos de su cancionero, piezas tan emblemáticas como depuradas que se niegan a rendir sus secretos tras sucesivas escuchas. Por supuesto, el aliento lírico de Nas permanece inalterable y hace sus temas intemporales, al margen de modas. Por otro lado, en “Hey Nas” trabaja por primera vez con la célebre cantante de R&B Kelis, tan determinante posteriormente tanto en la carrera como en la esfera privada de Nasir Jones. Una página más a añadir a ese mítico “Book of Rhymes”. © Aurélien Chapuis/ Qobuz
14,49 €

Rap - Publicado el 5 de marzo de 1999 | Columbia

Tras encarnar los papeles de gran retratista juvenil y de magnate al margen de la ley, Nas necesitaba plantearse nuevos retos a la hora de grabar su tercer álbum. Convertido en emblema global del rap sin concesiones, al mismo tiempo heredero de Rakim y Whodini, Nas era tan aplaudido como censurado por sus criterios estéticos y opiniones. Su carrera entraba en una fase problemática por el fracaso de crítica y público de The Firm, proyecto a medias con Cormega, su principal influencia y fuente de credibilidad callejera, y por su poco productiva relación con un Dr. Dre en proceso de reinvención. Con este nuevo y esperado álbum Nas aspiraba a consolidar su imagen de genio musical. Muchas veces aplazado y retomado, Iam fue uno de los primeros discos afectados masivamente por la piratería y por el posterior goteo de descargas. Para estar a la altura de las expectativas Nas jugó la carta de la provocación, disfrazándose de faraón en la portada y de mártir cristiano, junto a Puff Daddy, baluarte por entonces del rap comercial, en el clip del controvertido “Hate Me Now”. No obstante, invitando a leyendas vivas como Scarface, DMX o Aliyaah, fue capaz de escapar a la hecatombe que hundió a algunos iconos del momento, rindiendo homenaje a 2pac y Biggie en “We Will Survive”. Como vemos en el citado clip, Nas porta su cruz por el género, aunque a veces pierde un poco el norte al confiarlo todo a las ostentosas producciones de Trackmasters y LES. Pero recupera el tono y supera sus contradicciones en canciones tan potentes como “NY State of Mind part II” y, especialmente, “Nas is like”, en las que colabora el gran Dj Premier. Esos himnos urbanos, capaces de reverberar muchos minutos después de su escucha, demostraban que Nas seguía siendo una de las más grandes voces de su tiempo. © Aurélien Chapuis/ Qobuz
14,49 €

Rap - Publicado el 2 de noviembre de 2007 | Columbia

14,49 €

Rap - Publicado el 25 de abril de 2014 | Columbia

18,99 €

Rap - Publicado el 29 de noviembre de 2004 | Sony Urban Music - Columbia

15,99 €

Rap - Publicado el 4 de abril de 2017 | Columbia

12,49 €
Nas

Rap - Publicado el 1 de enero de 2008 | Def Jam

Libreto
12,49 €

Rap - Publicado el 1 de enero de 2006 | IDJ - Columbia Records

7,49 €

Pop - Publicado el 24 de febrero de 2017 | Columbia - Legacy

14,49 €

Rap - Publicado el 24 de septiembre de 2002 | Columbia

14,49 €

Rap - Publicado el 23 de noviembre de 1999 | Columbia

9,99 €

Rap - Publicado el 15 de junio de 2018 | Mass Appeal - NAS

Han sido seis años de ausencia, pero Nasir Jones regresa con un nuevo álbum producido por Kanye West, integrado en la tanda G.O.O.D. Music del mes de junio de 2018. Al igual que los trabajos de Pusha T, Kanye y Kid Cudi editados en esa serie, NASIR incluye siete temas, el mismo número que los pecados capitales a los que lacónicamente pasa revista el genio oriundo de Queensbridge. Concebido y confeccionado en Wyoming, como el resto de la colección, el disco rezuma concisión, ímpetu y urgencia. Ya desde su introducción Nas se nos muestra contrariado, inconformista y escéptico, acompañado por los coros del Ejército Rojo, por el mogul Puff Daddy y por la angelical voz de 070 Shake. Después, en Cops Shot the Kid, llega el turno de un ensordecedor loop por cortesía de Slick Rick y la colaboración de Kanye para reprobar con breves pero fuertes trazos impresionistas la omnipresente violencia policial. Más tarde, en White Label y Bonjour, nos habla de sus excesos, defectos y delirios de grandeza, si bien es con The Dream, en Adam and Eve y, sobre todo, Everything, cuando aparece el Nas más personal. Entre posicionamientos sociales, radiografías del momento cultural y declaraciones contundentes, consolida su leyenda sin necesidad de enfrentarse a sus debilidades, al contrario que su enemigo íntimo Jay Z en 4:44. Nasir Jones intenta liberarse de lo accesorio y concentrarse en lo esencial, en las pequeñas cosas cotidianas, como si quisiera hacer balance de sus luces y sombras, concluyendo con Simple Things este viaje luminoso pero no carente de zonas oscuras. Y a lo largo del periplo Kanye West le suministra el mejor trasfondo sonoro, a medio camino del clasicismo y el art brut. Sin dar ningún paso atrás, Nas se mantiene fiel a sí mismo: es un genio y se le exige mucho, pero por encima de todo sigue siendo humano. © Aurélien Chapuis / Qobuz
14,49 €

Rap - Publicado el 4 de abril de 2014 | Legacy Recordings