Su carrito está vacío

Categorías :

Artistas similares

Los álbumes

A partir de:
HI-RES17,49 €
CD12,49 €

Rock - Publicado el 3 de septiembre de 2012 | EMI

Hi-Res Premios Hi-Res Audio
Con la elegancia y discreción de siempre, casi en puntas de pie, Mark Knopfler continúa aumentando su considerable discografía como solista. Privateering es su primer álbum doble, y por lo mismo uno de sus trabajos más ambiciosos. Se trata de una colección bastante ecléctica, en la que Knopfler vuelve a sacar a relucir todas sus conocidas influencias, del blues-rock inglés al pop sardónico, pasando por el folk y country más tradicional. Extenso, sí, pero con algunos momentos muy inspirados y siempre impecablemente escrito y tocado, Privateering encuentra a Knopfler en pleno dominio de sus facultades artísticas. © James Christopher Monger /TiVo
A partir de:
HI-RES17,49 €
CD12,49 €

Rock - Publicado el 3 de septiembre de 2012 | EMI

Hi-Res Premios Hi-Res Audio
Con la elegancia y discreción de siempre, casi en puntas de pie, Mark Knopfler continúa aumentando su considerable discografía como solista. Privateering es su primer álbum doble, y por lo mismo uno de sus trabajos más ambiciosos. Se trata de una colección bastante ecléctica, en la que Knopfler vuelve a sacar a relucir todas sus conocidas influencias, del blues-rock inglés al pop sardónico, pasando por el folk y country más tradicional. Extenso, sí, pero con algunos momentos muy inspirados y siempre impecablemente escrito y tocado, Privateering encuentra a Knopfler en pleno dominio de sus facultades artísticas. © James Christopher Monger /TiVo
A partir de:
CD12,49 €

Pop - Publicado el 1 de enero de 1983 | EMI

Premios Discoteca Ideal Qobuz
A partir de:
CD20,99 €

Rock - Publicado el 15 de noviembre de 2005 | EMI

Desde los años 70 Mark Knopfler se ha labrado un nombre como distinguido y muy admirado compositor y guitarrista, primero con su grupo Dire Straits y después como artista en solitario. Este amplio disco reúne gran parte del trabajo más destacado de ambas etapas de la carrera de Knopfler. Con un diestro estilo con la púa acariciando bluegrass, jazz, blues y rock, la guitarra de Knopfler suena como nadie. Además, sus sofisticadas y evocadoras canciones pop y su sobria expresión vocal dylaniana tampoco son muy corrientes. Escondidas entre sus canciones más conocidas ("Sultans of Swing", "Money for Nothing") se encuentran auténticas joyas, como la rica en matices "Skateaway", la jazzera en clave menor "Your Latest Trick" y la instrumental "Going Home". © Anthony Tognazzini /TiVo
A partir de:
CD17,99 €

Rock - Publicado el 16 de noviembre de 2018 | British Grove Records

Cuando no se dedica a componer para el cine o a colaborar musicalmente con alguno de sus muchos amigos, Mark Knopfler graba unos álbumes en solitario en absoluto carentes de interés. Down the Road Wherever no constituye una excepción, y se sitúa incluso, junto a Golden Heart o Get Lucky, entre lo mejor de su producción. En este noveno álbum, lanzado en múltiples ediciones diferentes (algo a lo que nos tiene acostumbrados), demuestra como nunca antes que es capaz de abordar cualquier estilo, siempre con sutileza y elegancia, a manera de un mago que se negara a sorprender a la galería con trucos inéditos a fin de perfeccionar los tradicionales, actualizándolos con inteligencia. Más distendido y seguro de sí mismo que nunca, sobre todo en sus espléndidas intervenciones a la guitarra, Knopfler no tiene igual a la hora de juxtaponer armoniosamente ambientes jazzy (When You Leave, Every Heart in the Room), bluesy (Just a Boy Away from Home), funky (Back on the Dance Floor, Nobody Does That) o folky (Nobody's Child, Matchstick Man), cuando no tradicionales (Drover's Road, One Song at a Time), incorporando también aromas latinos bien dosificados –samba, bossa-nova o cha-cha-cha (Floating Away, Slow Learner, Heavy Up, Rear View Mirror)– y secciones electrónicas (Good on You Son)… Y pese a que el arranque del álbum, con la jovial Trapper Man, recuerde a los Dire Straits de Love Over Gold, o que My Bacon Roll no habría desentonado en el repertorio de Brothers in Arms, lo que se percibe mayormente es su inexorable alejamiento de una época y un grupo de los que tan solo conserva vagos recuerdos. © Jean-Pierre Sabouret/Qobuz
A partir de:
HI-RES25,49 €
CD17,99 €

Rock - Publicado el 16 de marzo de 2015 | EMI

Hi-Res
Concebido en menor escala que el precedente Privateering, el álbum doble que Knopfler editara en 2012, Tracker es aún más sutil y sosegado que el de sus producciones más recientes. Knopfler no se refugia en el pasado pero a menudo lo contempla de manera taciturna o resignada, regresando continuamente a sus estilos y géneros musicales favoritos, que van desde el pub rock hasta la música folclórica británica y el country norteamericano. Delicado y melancólico, Tracker es otro acabado ejemplo de la consueta parsimonia y elegancia de este célebre guitarrista inglés. © Stephen Thomas Erlewine /TiVo
A partir de:
CD12,49 €

Rock - Publicado el 1 de enero de 2004 | EMI

A partir de:
CD13,99 €

Rock - Publicado el 24 de abril de 2006 | EMI

Grabado de forma intermitente durante siete años, All the Roadrunning es un proyecto en colaboración entre el cantante y guitarrista de Dire Straits Mark Knopfler y la estrella de la música country Emmylou Harris. Aunque pueda parecer que el lento punteo con aires de blues y la voz murmullante y minimalista de Knopfler son un complemento extraño para la voz de soprano fuerte y exuberante de Harris, la combinación funciona notablemente bien. Es aún mejor la composición, con el tema de apertura "Beachcombing" para escuchar tranquilamente y el imponente "If This Is Goodbye" sobre el 11 de septiembre. Como siempre, el estilo de guitarra fluido de Knopfler es atractivo y añade una trasfondo atmosférico y enigmático a los actos conscientes de sus raíces. En la superficie, All the Roadrunning es un disco tranquilo y sin pretensiones, pero su sutileza y gracia son parte de su encanto duradero. © Anthony Tognazzini /TiVo
A partir de:
CD12,49 €

Rock - Publicado el 26 de marzo de 1996 | EMI

Mark Knopfler's debut non-soundtrack solo album, Golden Heart, was, in effect, the follow-up to the last Dire Straits studio album, On Every Street (1991). But it was also a compendium of the various musical endeavors in which Knopfler had engaged since emerging as a major figure in 1978. "Imelda" was cast in the mold of "Money for Nothing," with its trademark electric guitar riff and sardonic lyrics about Imelda Marcos, and other songs resembled Dire Straits songs, notably "Cannibals," which recalled "Walk of Life." But "A Night in Summer Long Ago" was presented in a Scots/Irish traditional folk style, complete with a lyric about a knight and a queen and would have fit nicely on Knopfler's soundtrack for The Princess Bride, and "Are We in Trouble Now" was a country ballad featuring pedal steel guitar and the piano playing of Nashville session ace Hargus "Pig" Robbins that would have been appropriate for Knopfler's duo album with Chet Atkins. For all that, there was little on the album that was new or striking, and Knopfler seemed to fall back on familiar guitar techniques while intoning often obscure lyrics. You get the feeling that there was a story behind each song, but except in the cases of "Rudiger," a character study of an autograph hunter, and "Done with Bonaparte," the lament of a 19th century French soldier on the retreat from Moscow, you might have to read Knopfler's interviews to find out what the songs were actually about. Knopfler hadn't used the opportunity of a solo album to challenge himself, and at the same time he had lost the group identity (however illusory) provided by the Dire Straits name. The result was listenable but secondhand. © William Ruhlmann /TiVo
A partir de:
CD17,99 €

Rock - Publicado el 16 de marzo de 2015 | EMI

Concebido en menor escala que el precedente Privateering, el álbum doble que Knopfler editara en 2012, Tracker es aún más sutil y sosegado que el de sus producciones más recientes. Knopfler no se refugia en el pasado pero a menudo lo contempla de manera taciturna o resignada, regresando continuamente a sus estilos y géneros musicales favoritos, que van desde el pub rock hasta la música folclórica británica y el country norteamericano. Delicado y melancólico, Tracker es otro acabado ejemplo de la consueta parsimonia y elegancia de este célebre guitarrista inglés. © Stephen Thomas Erlewine /TiVo
A partir de:
HI-RES17,49 €
CD12,49 €

Bandas sonoras de cine - Publicado el 13 de mayo de 2016 | EMI

Hi-Res
A partir de:
CD12,49 €

Rock - Publicado el 14 de septiembre de 2009 | EMI

Con el lanzamiento de Get Lucky, Mark Knopfler ha publicado tantos álbumes de estudio en solitario como álbumes de estudio publicó con Dire Straits, lo que en sí podría ser una señal de que ya es hora de dejar de comparar sus dos carreras y sencillamente aceptarlas como dos entidades independientes. Básicamente, es mucho más tranquilo. "Border Reiver" empieza con una flauta irlandesa y un piano, luego cuerdas, y en seguida, el distintivo barítono coloquial de Knopfler empieza a entonar la letra con tranquilidad. Las melodías respaldan las historias cantadas y los estudios de carácter musical de Knopfler cuando describe o encarna camioneros ("Border Reiver"), trabajadores itinerantes ("Get Lucky"), fabricantes de guitarras ("Monteleone") y marineros ("So Far from the Clyde"), entre otros, pintando un retrato de la vida bucólica y obrera en las Islas Británicas en algún tiempo pasado. © William Ruhlmann /TiVo
A partir de:
CD12,49 €

Rock - Publicado el 1 de octubre de 2002 | EMI

With his second post-millennium album in just two years, Mark Knopfler has already equaled his meager (non-soundtrack) output for the '90s. And while he isn't reinventing himself, The Ragpicker's Dream is a pleasant, classy, often inspired effort whose unassuming charms are best appreciated after repeated listenings. The memorable riffage that fueled Dire Straits' most radio-friendly material has been discarded for a more pastoral approach, making this a perfect album for a rainy Sunday morning. Like his Notting Hillbillies side project, it isn't entirely unplugged, yet there is an emphasis on acoustic accompaniment to its predominantly ballad slant. Instead of leaving space for traditional soloing, Knopfler weaves his snake-like guitar between the words. This infuses a tense, edgy quality in even the most bucolic tracks, resulting in the crackling but still low-boil atmospherics of "Hill Farmer's Blues" and "Fare Thee Well Northumberland." "Marbletown" is an unaccompanied folk/blues that sounds as if Knopfler was born and raised in the Mississippi backwoods. He taps into the patented insistent lazy, shuffling groove on the spooky "You Don't Know You're Born." It's the most Straits-like track here featuring an extended, winding, yet subtle solo. "Coyote," a mid-tempo sizzler -- lyrically based on the Road Runner cartoons -- is propelled by a walking bass figure and Knopfler's homey, lived-in, talk-sung vocals. Again, the guitar pyrotechnics are interspersed throughout the verses with overdubbed sounds employed to provide ambiance and mood. The authentic honky tonk swing of "Daddy's Gone to Knoxville" could have come off a Wayne Hancock album, and the "King of the Road" melody from "Quality Shoe" is a tribute to Roger Miller. As an homage to the American roots music he's always admired and a desire to retreat further from the stadium rock of his Straits days, The Ragpicker's Dream is a restrained success, at least on its own terms. It may not please some of Knopfler's old "Money for Nothing" fans, but at this stage, he's obviously not trying to. © Hal Horowitz /TiVo
A partir de:
CD12,49 €

Pop - Publicado el 1 de enero de 2000 | EMI

A partir de:
CD14,49 €

Country - Publicado el 1 de octubre de 1990 | Columbia Nashville

Working with Dire Straits guitarist Mark Knopfler had a rejuvinating influence on Chet Atkins. Knopfler has Atkins moving toward his country roots, but both guitarists still play with a tasteful, jazzy sensibility -- however, Atkins has abandoned the overt jazz fusion pretensions that sank most of his '80s records. With its direct, understated approach, Neck and Neck is the most focused and arguably the most rewarding record Atkins has released. © Stephen Thomas Erlewine /TiVo
A partir de:
CD12,49 €

Rock - Publicado el 1 de enero de 2007 | EMI

Grabado después de la colaboración de un año de Mark Knopfler con Emmylou Harris, la mayor parte de Kill to Get Crimson no parece nada más que otro álbum elegantemente discreto de Knopfler, que reside cómodamente en su nicho de música americana suave, donde el country, el blues y el rock se mezclan para formar un sonido que no se parece a ningún estilo concreto pero que evoca muchos sonidos del pasado. Knopfler encuentra el ritmo con la misma facilidad de siempre, pero aunque el estado de ánimo es clave (como siempre en un álbum en solitario de Knopfler), el énfasis no está en la guitarra, sino en las canciones. El caso es que el estado de ánimo tiende a matar el sonido salvo que se escuche el álbum con atención, pero no se puede culpar a los oyentes menos dedicados si les gusta y disfrutan de él simplemente como música de fondo. © Stephen Thomas Erlewine /TiVo
A partir de:
CD13,99 €

Rock - Publicado el 14 de noviembre de 2006 | EMI

A partir de:
CD20,99 €

Rock - Publicado el 1 de enero de 2012 | EMI

Con la elegancia y discreción de siempre, casi en puntas de pie, Mark Knopfler continúa aumentando su considerable discografía como solista. Privateering es su primer álbum doble, y por lo mismo uno de sus trabajos más ambiciosos. Se trata de una colección bastante ecléctica, en la que Knopfler vuelve a sacar a relucir todas sus conocidas influencias, del blues-rock inglés al pop sardónico, pasando por el folk y country más tradicional. Extenso, sí, pero con algunos momentos muy inspirados y siempre impecablemente escrito y tocado, Privateering encuentra a Knopfler en pleno dominio de sus facultades artísticas. © James Christopher Monger /TiVo
A partir de:
CD12,49 €

Rock - Publicado el 15 de noviembre de 2005 | EMI

Desde los años 70 Mark Knopfler se ha labrado un nombre como distinguido y muy admirado compositor y guitarrista, primero con su grupo Dire Straits y después como artista en solitario. Este amplio disco reúne gran parte del trabajo más destacado de ambas etapas de la carrera de Knopfler. Con un diestro estilo con la púa acariciando bluegrass, jazz, blues y rock, la guitarra de Knopfler suena como nadie. Además, sus sofisticadas y evocadoras canciones pop y su sobria expresión vocal dylaniana tampoco son muy corrientes. Escondidas entre sus canciones más conocidas ("Sultans of Swing", "Money for Nothing") se encuentran auténticas joyas, como la rica en matices "Skateaway", la jazzera en clave menor "Your Latest Trick" y la instrumental "Going Home". © Anthony Tognazzini /TiVo
A partir de:
CD12,49 €

Rock - Publicado el 8 de noviembre de 1993 | EMI

This album presents excerpts from four movie scores written and performed by Dire Straits leader Mark Knopfler: Cal, Last Exit to Brooklyn, The Princess Bride, and Local Hero. The music is reminiscent of the calmer parts of Dire Straits songs: melodic, lyrical, and touching. © William Ruhlmann /TiVo