Artistas similares

Los álbumes

14,49 €

Rock - Publicado el 8 de marzo de 2013 | Columbia

Premios 3F de Télérama - 5 étoiles Rock and Folk - 5/6 de Magic - Sélection du Mercury Prize
Una de las más gratas sorpresas del 2013 fue el inesperado regreso de David Bowie, a quien todos creían ya retirado luego de una década de silencio. La pausa no ha alterado la lógica progresión de su música, puesto que The Next Day se ubica dentro de la misma línea contemplativa de los injustamente subestimados Hours, Heathen y Reality. De hecho, el álbum fue realizado con los mismos músicos de Reality, además del infaltable Tony Visconti, el eterno productor de Bowie. Desde su mismo arte de tapa, The Next Day evoca de manera elegante, experta y nostálgica el período berlinés del artista, aquel de la magistral trilogía Low/Lodger/Heroes. ~ Stephen Thomas Erlewine & Mariano Prunes
14,49 €
12,49 €

Rock - Publicado el 4 de junio de 2012 | Parlophone UK

Hi-Res Premios Discoteca Ideal Qobuz
14,49 €
12,49 €

Rock - Publicado el 25 de septiembre de 2015 | Parlophone UK

Hi-Res Premios Discoteca Ideal Qobuz
16,99 €
14,49 €

Rock - Publicado el 8 de enero de 2016 | Columbia

Hi-Res Libreto Premios Pitchfork: Best New Music
Dos años después de su regreso con The Next Day, David Bowie volvió a hacer equipo con el productor Tony Visconti (el de Low o "Heroes") para realizar Blackstar, un álbum en el que despliega su lado más experimental. Blackstar fue grabado junto al saxofonista Donny McCaslin y al baterista Mark Guiliana, así como otros músicos de avant-garde jazz, además de James Murphy de LCD Soundsystem. Blackstar, sin embargo, no es un disco de jazz puesto que también incorpora elementos de hip-hop, Krautrock y pop, aventurándose hacia terrenos tan inquietantes y desconocidos como elegantes y elegíacos. Bowie parece haber disfrutado muchísimo de volver a combinar el arte y la música pop como en los mejores momentos de su legendaria carrera, de la que Blackstar constituye un magnífico y emocionante corolario.
13,49 €

Rock - Publicado el 19 de enero de 1998 | Parlophone UK

Premios Discoteca Ideal Qobuz
27,99 €

Pop - Publicado el 14 de noviembre de 2014 | Parlophone UK

Premios Pitchfork: Best New Reissue
La extraordinaria carrera de David Bowie ha sido objeto de numerosas recopilaciones, a las que se suma ahora Nothing Has Changed. Esta nueva antología propone una mirada diferente sobre la obra del polifacético artista británico, ordenando el material en orden cronológico inverso y – en particular en su versión SuperDeluxe de tres CD en lugar de los dos de la versión estándar – agregando canciones que no suelen estar presentes en los compilados de Bowie, como sus sencillos anteriores a "Space Oddity" y temas pertenecientes a sus excelentes y poco conocidos discos de los años 2000. El resultado es bastante inesperado, puesto que Nothing Has Changed nos hace escuchar a un artista que conocemos de memoria de una manera completamente nueva. Incluye el flamante sencillo "Sue (Or in a Season of Crime)". ~ Stephen Thomas Erlewine
14,99 €

Rock - Publicado el 30 de junio de 2008 | Parlophone UK

Premios Sélection Disques de l'année Les Inrocks
12,49 €
8,99 €

Rock - Publicado el 1 de noviembre de 2013 | Columbia

Hi-Res Premios Hi-Res Audio
97,99 €

Rock - Publicado el 12 de octubre de 2018 | Parlophone UK

Para los puristas, el periodo 1983-1988 no es desde luego el más apasionante ni, por supuesto, el más esencial de David Bowie. Pero al menos quedará en el recuerdo como uno de los más prolíficos, con esa cima titulada Let’s Dance. Tres años después del excelente Scary Monsters, Bowie entraba con pie firme en la era MTV con uno de sus mayores éxitos comerciales, eficaz máquina sonora repleta de hits de pop funky y new wave un punto disco que ciertamente entraban muy bien. Producido por Nile Rodgers, de Chic, ese Let’s Dance editado en abril de 1983 contaba con los servicios de la estrella tejana Stevie Ray Vaughan y contenía varias joyitas, como esa glamurosa versión de China Girl (coescrita cinco años antes junto a Iggy Pop para The Idiot) o la enérgica Modern Love que inaugura el disco. El Thin White Duke cantaba aquí como nunca, y su single Let’s Dance puso patas arriba las pistas de baile de medio mundo. Una vez más, el artista sorprendía a sus fans firmando un álbum muy distinto al anterior. Y aunque algunos reprocharon al genial Bowie el haber caído en cierta facilidad, confeccionando un pop soul bastante comercial e incluso oportunista, Let’s Dance no solo hace honor a su título, sino que además ha envejecido ciertamente bien. Y remolcado por el single Blue Jean, e incluyendo una improbable versión del God Only Knows de los Beach Boys, el álbum Tonight, lanzado en septiembre de 1984, se encaramaría igualmente a lo más alto de los charts británicos, ¡alcanzando el disco de platino en Estados Unidos! Y en abril de 1987, Bowie incidiría en el mismo pop rock hipermusculado con Never Let Me Down… El presente cofre, Loving The Alien (1983-1988), contiene estos tres álbumes en estudio, ahora remasterizados, así como dos directos (Serious Moonlight (Live ’83) y Glass Spider (Live Montreal ’87) y un recopilatorio titulado Dance, que reúne remixes actuales de temas de ese periodo. Y como principal atracción de esta caja de Pandora, una nueva relectura de Never Let Me Down con producción e instrumentación renovadas, realizadas bajo la supervisión de Mario McNulty. Disco en el que participan el guitarrista Reeves Gabriel, el batería Sterling Campbell, el bajista Tim Lefebvre (presente en Blackstar) y el compositor Nico Muhly. La idea procede del mismo Bowie, para quien ese trabajo de 1987 supuso «una amarga decepción». Pero también hay que destacar la presencia en esta versión 2018 de una colaboradora del calibre de Laurie Anderson en Shining Star (Makin’ My Love). Al igual que en los tres volúmenes precedentes de la integral Bowie, Five Years (1969-1973), Who Can I Be Now? (1974-1976) y A New Career In A New Town (1977-1982), este imponente Loving the Alien (1983-1988) incluye también otro recopilatorio, Re:Call 4, con singles, remixes y algunas rarezas, entre ellas sus participaciones en las B.S.O. de los films Dentro del laberinto, El juego del halcón, Absolute Beginners y Cuando el viento sopla. © Marc Zisman/Qobuz
22,49 €

Pop - Publicado el 11 de noviembre de 2016 | Rhino

Segunda recopilación póstuma de David Bowie lanzada en noviembre de 2016. La edición estándar de 2 CD contiene 40 canciones, mientras que la de un solo disco trae exactamente la mitad. Ambas recorren de manera cabal toda la carrera de Bowie desde "Space Oddity" hasta "Lazarus", aunque sólo la doble lo hace en orden cronológico. El material es casi idéntico al de la precedente antología Nothing Has Changed de 2014, siendo la única diferencia la inclusión de algunas selecciones de Blackstar, el último y estupendo álbum del genial músico británico.
19,49 €
16,99 €

Rock - Publicado el 30 de noviembre de 2018 | Parlophone UK

Hi-Res
Bowie pisó por primera vez el escenario de Glastonbury en 1971. «Nunca, en mis conciertos desde 1990 y hasta finales del siglo XX, me permití hacer un repaso de mis éxitos. Sí, bueno, canté cuatro o cinco en aquellos últimos directos, pero la verdad es que siempre me resistí bastante... Pero en el 2000, en la edición de Glastonbury de ese año, cayeron algunos temas muy conocidos. Y también algunas rarezas», como dejó consignado el mismo Bowie. Y la verdad es que en su paso ese año por el importante festival británico el White Thin Duke dejaría una huella imborrable. Porque ya el setlist de 21 temas nos informa de la grandeza del repertorio. Entre los imprescindibles: Starman, China Girl, Heroes, The Man Who Sold The World, Let’s Dance, Life On Mars?, Changes, Under Pressure. Pero igualmente aparecen piezas de enorme belleza y no demasiado habituales en directo: Stay, Golden Years y Wild Is The Wind, así como el tema titular del disco del que salen las anteriores, Station to Station (1975), ovni sonoro de tonalidades melancólicas que Lester Bangs consideraba su auténtica obra maestra. Y Bowie, cómo no, arrasa. Con su melena al viento, chaquetón diseñado por Alexander McQueen y carismático magnetismo canta estupendamente, respaldado por el guitarrista Earl Slick, sustituto de Mick Ronson tras la disolución de The Spiders From Mars en 1974 y que ya tocara en Diamond Dogs y David Live, su primer registro en vivo. Otra maravilla de Bowie. © Charlotte Saintoin/Qobuz
19,49 €

Rock - Publicado el 21 de octubre de 2002 | Parlophone UK

David Bowie ha cambiado de discográfica tan frecuentemente que su catálogo está lleno de recopilaciones de éxitos, todos ellos pretendiendo ser definitivos. Como es uno de los pocos artistas importantes sin escrúpulos en contra de poner todos sus éxitos en un disco, todos ellos son excelentes y Best of Bowie de 2002 no es una excepción. Sí, hay grandes canciones que faltan y se pierde un poco de enfoque hacia el final, pero todos los grandes éxitos están aquí, con un gran sonido y una secuencia lógica. Bowie creó muchos grandes álbumes, pero si lo que se desea es lo más destacado, este es tan bueno como ChangesBowie. ~ Stephen Thomas Erlewine
22,49 €
19,49 €

Rock - Publicado el 29 de junio de 2018 | Rhino

Hi-Res
Tras alumbrar Low y Heroes, las dos primeras entregas de su trilogía berlinesa, David Bowie pasó la mayor parte del año 1978 girando por todo el planeta. Durante esa faraónica gira bautizada Isolar II Tour cantará ante un millón de espectadores: ¡son los que suman sus setenta conciertos a lo largo de doce países! Nuestra estrella acababa de dejar atrás sus problemas con la cocaína, que le impedían subir a un escenario a menos que consumiera cantidades astronómicas… Grabado en abril y mayo de 1978 y editado en septiembre de ese año, el disco en directo Stage nos mostraba a un Bowie en periodo de transición en el que convivían sus comienzos glam, sus futuros derroteros soul y su presente new wave. Y en abril de 2018 se publicaba, con ocasión del Record Store Days, este Welcome To The Blackout (Live London ’78) que cubre el mismo periodo. Registrado en el Earls Court de Londres el 30 de junio y el 1 de julio de 1978 por Tony Visconti, estamos ante un doble live inédito que nos ofrece versiones una pizca más enérgicas que Stage. El fascinante sonido de las canciones incluidas en Low y Heroes pierde un tanto de su singular extrañeza. Y «viejos éxitos» como Rebel Rebel y Ziggy Stardust ganan en opulencia lo que pierden en agresividad, pese a que en Suffragette City el artista se nos presente arrebatador. Por otra parte, respaldando al Thin White Duke, encontramos a los guitarristas Adrian Belew (solista) y Carlos Alomar (rítmica), que asombran al oyente con sus ataques casi siempre fulminantes. Un documento imprescindible para cualquier fan de Bowie. © Marc Zisman/Qobuz
95,99 €
83,99 €

Rock - Publicado el 29 de septiembre de 2017 | Parlophone UK

Hi-Res
Tras Five Years (1969–1973) y Who Can I Be Now? (1974–1976), el cofre A New Career In A New Town (1977–1982) supone una inmersión en el período berlinés de David Bowie. A comienzos de 1977 Ziggy decide instalarse en la ciudad germana, por entonces aún separada por el muro. Con Diamond Dogs en 1974 y, sobre todo, Young Americans al año siguiente, el soul y el funk se adueñan de una música hasta ese momento bajo el predominio del rock & roll. Pero este Bowie rítmico y cálido quedará eclipsado por otro Bowie más gélido, cerebral y experimental. Siempre dispuesto a reinventarse, a seguir las modas del momento (eso cuando no las crea él mismo…) o simplemente a cuestionarse de manera constante, opta por poner proa hacia una urbe en estado de ebullición. Y en colaboración con el ex-Roxy Music Brian Eno graba su célebre trilogía berlinesa, iniciada con Low. Este disco, un inaudito objeto sonoro, comienza con un extraño tema instrumental de soul abarrocado y texturas electrónicas (Speed Of Light), para proseguir con una equilibrada mezcla de pasajes con y sin voz. Un repertorio donde hay espacio para el soul futurista (Sound And Vision), una sección sinfónica sombría y enigmática (Warszawa), una pieza new-wave minimalista que parece salida de la banda sonora de algún film de ciencia-ficción (Art Decade) o el rock más desarticulado y cubista (Breaking Glass), y donde Bowie revisita las sonoridades de grupos Krautrock como Neu!, Can y Faust, jugando con las máquinas al modo de Kraftwerk pero sin perder nunca su personalidad: la propia de un genio loco, de un investigador musical siempre por delante de su tiempo. Heroes, editado inmediatamente después, se sirve de esa misma fórmula pero elaborada desde una perspectiva menos fría. En la ciudad alemana, con el clima enrarecido que aporta el muro, su música se revela a años luz del punk furibundo que se ha adueñado de su Inglaterra natal. Rodeado de un delirante abanico de dispositivos electrónicos (bajo la dirección otra vez de Eno) y de las guitarras tratadas cortesía de Robert Fripp (el antiguo líder de King Crimson), Bowie vuelca su gusto por la experimentación de aromas sintéticos (Neuköln) en composiciones donde la melodía desempeña un papel más importante (Heroes, The Beauty And The Beast, Joe The Lion). Heroes se convierte por lo demás en un álbum de culto que influirá enormemente tanto en la new-wave como en la futura cold-wave… Publicado en mayo de 1979, Lodger cierra el ciclo berlinés con un sonido no tan vanguardista pero no por ello menos apasionante. Grabado en Montreux y Nueva York por Tony Visconti, aunque siempre bajo la atenta mirada de Eno, Bowie se relaja buscando inspiración en la world music y, especialmente, en la labor de los Talking Heads. Lo cual no resulta en absoluto sorprendente si recordamos que la banda de David Byrne está por entonces trabajando con cierto artista… en efecto, Brian Eno. El resultado es no obstante algo confuso y menos homogéneo que el de los dos discos anteriores. Acabada esta trilogía experimental, el músico británico abandona sus atmósferas glaciales pero no su característico espíritu de exploración, tal como demuestra Scary Monsters (And Super Creeps), editado en 1980. Entre el funk moderno asumido sin complejos (Fashion, de rítmica angulosa) y sus relecturas de la new wave (Ashes To Ashes), recurre ahora a nuevos y más intensos colores, en sintonía con las distintas corrientes de la época. Parfecto puente entre los 70 y los 80, este genial cabaret neopunk contiene un puñado de temas inapelables, de concepción clásica pero de lo más arriesgados formalmente. Y, tan impredecible como siempre, el Thin White Duke se permite versionear una canción de Tom Verlaine periodo post-Television (Kingdom Come), invitar a Pete Townshend de los Who a participar en Because You’re Young y conceder a Robert Fripp, en la mitad de los temas, entera libertad para desplegar inquietantes tratamientos guitarrísticos aparentemente fuera de control. Además de las versiones remasterizadas de Low, Heroes, Lodger, Stage y Scary Monsters (And Super Creeps), este cofre ofrece una nueva versión de Lodger remezclada y producida por Visconti y Re:Call 3, recopilación de singles, caras B y rarezas, entre las que destaca uno de los grandes temas de Bowie,Heroes, cantado en alemán y francés. © MZ/Qobuz
14,49 €
12,49 €

Rock - Publicado el 25 de septiembre de 2015 | Parlophone UK

Hi-Res
18,99 €

Rock - Publicado el 6 de marzo de 2015 | Epic

112,49 €
97,99 €

Pop - Publicado el 25 de septiembre de 2015 | Parlophone UK

Hi-Res Libreto
14,49 €
12,49 €

Rock - Publicado el 15 de abril de 2013 | Parlophone UK

Hi-Res
15,99 €
13,49 €

Rock - Publicado el 29 de septiembre de 2017 | Parlophone UK

Hi-Res
15,99 €
13,49 €

Rock - Publicado el 24 de noviembre de 2017 | Parlophone UK

Hi-Res