Artistas similares

Los álbumes

21,49 €
14,99 €

Reggae - Publicado el 1 de enero de 2002 | Island Records (The Island Def Jam Music Group / Universal Music)

Hi-Res Premios Discoteca Ideal Qobuz - Qobuz Referencia - Hi-Res Audio
En diciembre de 2017, a los 33 años de su lanzamiento, Legend cumplía 500 semanas consecutivas en la lista de los 200 álbumes más vendidos de la revista norteamericana Billboard. Un récord solo superado por el Dark Side of the Moon de Pink Floyd. Este recopilatorio, publicado tres años después de la muerte de Bob Marley (en 1981) y que vende todavía hoy varios miles de ejemplares al mes, ha dejado ampliamente atrás la cifra de 30 millones de copias, situando al artista en el mismo nivel que otros iconos del pop como Madonna, Michael Jackson o Queen. Único músico “no occidental” en esa categoría superior reservada generalmente a británicos y norteamericanos, el jamaicano se beneficiaría indudablemente del gancho comercial del sello londinense Island y de los “pulidos” tratamientos aplicados por sus ingenieros de sonido. Pues pese a que no puede obviarse la garra y universalidad del mensaje de Marley, debe tenerse en cuenta que las crudas sonoridades confeccionadas por Lee Perry en su estudio a comienzos de los 70 no habrían gozado ni de lejos, y es un hecho objetivo, del mismo éxito. Aunque este recopilatorio póstumo haya sido en ocasiones criticado por su escasa representatividad, no puede negarse la potencia de su tracklisting, que cumple sobradamente su objetivo: llegar al mayor número de oyentes posible. Y es que contiene las canciones más populares de Bob, muchas de ellas extraídas de Exodus, elaborado mayormente en Londres –Jamming, Punky Reggae Party, Three Little Birds, One Love, Waiting in Vain–, y además los temás más crossovers aparecidos en el sello Tuff Gong, puesto que a lo largo de su carrera sus oídos se abrirían a otras corrientes, como el soul, la disco music, el rock e incluso el punk. De este modo encontramos himnos como No Woman No Cry y Redemption Song, que convirtieron a Marley en el imaginario de muchos fans en un Dylan negro, pero ningún corte de los discos Natty Dread, Rastaman Vibration, Babylon by Bus y Survival. Ni tampoco canciones con letras demasiado políticas o violentas, como War, que retoma el discurso del emperador de Etiopía Haile Selassie en la ONU, ni tampoco tan dolorosas como Burning and Looting (la única excepción sería I Shot The Sheriff, que no podía faltar a causa de la versión realizada por Clapton). Parfecta introducción al reggae para neófitos, Legend fue durante mucho tiempo el árbol que escondió ese bosque integrado por tantos y tantos artistas jamaicanos de talento, ocultos tras la fama de Bob Marley. Claro que, en un momento en que los sonidos jamaicanos predominan como nunca, el hecho de que todavía haya millones de copias de este Legend sonando en hogares de todo el mundo resulta de lo más revelador. © Smaël Bouaici
20,99 €

World - Publicado el 1 de enero de 2001 | Universal-Island Records Ltd.

Premios Discoteca Ideal Qobuz - Qobuz Referencia
12,49 €

World - Publicado el 1 de enero de 1978 | Island Records (The Island Def Jam Music Group / Universal Music)

Premios Discoteca Ideal Qobuz - Qobuz Referencia
17,49 €
12,49 €

World - Publicado el 1 de enero de 2013 | Island Records (The Island Def Jam Music Group / Universal Music)

Hi-Res Premios Hi-Res Audio
La segunda mitad de los 70 fue un periodo de lo más prolífico para Bob Marley, por entonces en la cima de su popularidad, durante el cual alcanzó fama mundial al ritmo de un álbum por año. Tras Rastaman Vibration en 1976 y Exodus en 1977 el jamaicano lanzaba en marzo de 1978 este Kaya, cuyos cortes salieran de las mismas sesiones que Exodus, efectuadas durante los primeros meses de su exilio londinense a comienzos del año anterio. El álbum, que se consideró por entonces algo ligero sin duda a causa de su tema Kaya (que significa marihuana en argot jamaicano), comenzaba por lo demás con“Excuse me while I light my spliff” de Easy Skanking, como si Marley asumiera el aspecto cara B de estas canciones. Pero nos equivocaríamos si subestimáramos el poder de la máquina de éxitos que eran The Wailers, puesto que el álbum contiene dos de los hits más populares de su discografía, Is This Love y Satisfy My Soul, que sería doble platino en Francia y disco de oro en USA. Bob Marley aprovecharía igualmente estas sesiones para revisitar su etapa junto a Lee “Scratch” Perry con el tema epónimo Kaya, en una versión cincelada sin la delirante guitarra flamenca del padre del dub, como símbolo de la fuerte influencia de Island –en detrimento del romanticismo, dirán algunos…–, mientras que Sun Is Shining, más etérea que la original, adquiere envergadura y mordiente gracias a la guitarra eléctrica de Junior Marvin. En la cara B de la época se encontraban también She’s Gone, una canción de amor no correspondido, Crisis, que parece un spin-off surgido de un ensayo de Is This Love, o el ritmo rastaman de Time Will Tell, acompasado por un tambor nyabinghi. El disco concluye con el humor socarrón de Smile Jamaica, corte escrito para un mítico concierto de igual nombre celebrado el 5 de diciembre de 1976 en el National Heroes Park de Kingston, Jamaica, donde Bob Marley participara dos días después de que le dispararan… © Smaël Bouaici/Qobuz
12,49 €

Reggae - Publicado el 1 de enero de 2001 | Island Records (The Island Def Jam Music Group / Universal Music)

Premios Qobuz Referencia
12,49 €

Reggae - Publicado el 1 de enero de 2001 | Island Records (The Island Def Jam Music Group / Universal Music)

Premios Qobuz Referencia
34,99 €

Reggae - Publicado el 1 de enero de 1992 | Impact Music

Premios Qobuz Referencia
20,99 €

Reggae - Publicado el 1 de enero de 2004 | Tuff Gong

Premios Qobuz Referencia
12,49 €

World - Publicado el 1 de enero de 2001 | Universal-Island Records Ltd.

Premios Qobuz Referencia
14,99 €

World - Publicado el 1 de enero de 2002 | Island Records (The Island Def Jam Music Group / Universal Music)

Premios Qobuz Referencia
En diciembre de 2017, a los 33 años de su lanzamiento, Legend cumplía 500 semanas consecutivas en la lista de los 200 álbumes más vendidos de la revista norteamericana Billboard. Un récord solo superado por el Dark Side of the Moon de Pink Floyd. Este recopilatorio, publicado tres años después de la muerte de Bob Marley (en 1981) y que vende todavía hoy varios miles de ejemplares al mes, ha dejado ampliamente atrás la cifra de 30 millones de copias, situando al artista en el mismo nivel que otros iconos del pop como Madonna, Michael Jackson o Queen. Único músico “no occidental” en esa categoría superior reservada generalmente a británicos y norteamericanos, el jamaicano se beneficiaría indudablemente del gancho comercial del sello londinense Island y de los “pulidos” tratamientos aplicados por sus ingenieros de sonido. Pues pese a que no puede obviarse la garra y universalidad del mensaje de Marley, debe tenerse en cuenta que las crudas sonoridades confeccionadas por Lee Perry en su estudio a comienzos de los 70 no habrían gozado ni de lejos, y es un hecho objetivo, del mismo éxito. Aunque este recopilatorio póstumo haya sido en ocasiones criticado por su escasa representatividad, no puede negarse la potencia de su tracklisting, que cumple sobradamente su objetivo: llegar al mayor número de oyentes posible. Y es que contiene las canciones más populares de Bob, muchas de ellas extraídas de Exodus, elaborado mayormente en Londres –Jamming, Punky Reggae Party, Three Little Birds, One Love, Waiting in Vain–, y además los temás más crossovers aparecidos en el sello Tuff Gong, puesto que a lo largo de su carrera sus oídos se abrirían a otras corrientes, como el soul, la disco music, el rock e incluso el punk. De este modo encontramos himnos como No Woman No Cry y Redemption Song, que convirtieron a Marley en el imaginario de muchos fans en un Dylan negro, pero ningún corte de los discos Natty Dread, Rastaman Vibration, Babylon by Bus y Survival. Ni tampoco canciones con letras demasiado políticas o violentas, como War, que retoma el discurso del emperador de Etiopía Haile Selassie en la ONU, ni tampoco tan dolorosas como Burning and Looting (la única excepción sería I Shot The Sheriff, que no podía faltar a causa de la versión realizada por Clapton). Parfecta introducción al reggae para neófitos, Legend fue durante mucho tiempo el árbol que escondió ese bosque integrado por tantos y tantos artistas jamaicanos de talento, ocultos tras la fama de Bob Marley. Claro que, en un momento en que los sonidos jamaicanos predominan como nunca, el hecho de que todavía haya millones de copias de este Legend sonando en hogares de todo el mundo resulta de lo más revelador. © Smaël Bouaici
12,49 €

Reggae - Publicado el 1 de enero de 2001 | Island Records (The Island Def Jam Music Group / Universal Music)

Premios Qobuz Referencia
20,99 €

World - Publicado el 1 de enero de 2002 | Tuff Gong

Premios Qobuz Referencia
12,49 €

World - Publicado el 1 de enero de 2001 | Island Records (The Island Def Jam Music Group / Universal Music)

Premios Qobuz Referencia
20,99 €

Reggae - Publicado el 1 de enero de 2013 | Tuff Gong

Premios Qobuz Referencia
La segunda mitad de los 70 fue un periodo de lo más prolífico para Bob Marley, por entonces en la cima de su popularidad, durante el cual alcanzó fama mundial al ritmo de un álbum por año. Tras Rastaman Vibration en 1976 y Exodus en 1977 el jamaicano lanzaba en marzo de 1978 este Kaya, cuyos cortes salieran de las mismas sesiones que Exodus, efectuadas durante los primeros meses de su exilio londinense a comienzos del año anterio. El álbum, que se consideró por entonces algo ligero sin duda a causa de su tema Kaya (que significa marihuana en argot jamaicano), comenzaba por lo demás con“Excuse me while I light my spliff” de Easy Skanking, como si Marley asumiera el aspecto cara B de estas canciones. Pero nos equivocaríamos si subestimáramos el poder de la máquina de éxitos que eran The Wailers, puesto que el álbum contiene dos de los hits más populares de su discografía, Is This Love y Satisfy My Soul, que sería doble platino en Francia y disco de oro en USA. Bob Marley aprovecharía igualmente estas sesiones para revisitar su etapa junto a Lee “Scratch” Perry con el tema epónimo Kaya, en una versión cincelada sin la delirante guitarra flamenca del padre del dub, como símbolo de la fuerte influencia de Island –en detrimento del romanticismo, dirán algunos…–, mientras que Sun Is Shining, más etérea que la original, adquiere envergadura y mordiente gracias a la guitarra eléctrica de Junior Marvin. En la cara B de la época se encontraban también She’s Gone, una canción de amor no correspondido, Crisis, que parece un spin-off surgido de un ensayo de Is This Love, o el ritmo rastaman de Time Will Tell, acompasado por un tambor nyabinghi. El disco concluye con el humor socarrón de Smile Jamaica, corte escrito para un mítico concierto de igual nombre celebrado el 5 de diciembre de 1976 en el National Heroes Park de Kingston, Jamaica, donde Bob Marley participara dos días después de que le dispararan… © Smaël Bouaici/Qobuz
12,49 €

Reggae - Publicado el 1 de enero de 2001 | Island Records (The Island Def Jam Music Group / Universal Music)

Premios Qobuz Referencia
En la carrera de todo músico hay siempre un disco más importantes que los demás, pero Exodus fue mucho más que eso para Bob Marley. Y es que este álbum puso al artista en otra órbita, ciertamente, pero además marcó su destino hasta el punto de conferirle dimensión de hombre de Estado. Estamos en 1976: Bob Marley cree haber llegado a lo más alto de su carrera cuando Eric Clapton le da a conocer entre sus varios millones de seguidores al versionear I Shot The Sheriff. Tras la partida de Peter Tosh y Bunny Wailer, dos años antes, se había quedado solo al timón de la nave, convirtiéndose en todo un icono en esa Jamaica que se dirige a unas problemáticas elecciones. Michael Manley, primer ministro, se enfrenta a Edward Seaga, favorito en el barrio de Tivoli Gardens de Kingston, y capaz de enviar a sus huestes a sembrar el terror en los distritos adeptos a su oponente. Y el 3 de diciembre de 1976 esos tipos, armados hasta los dientes, se dirigen a casa de Bob Marley, sospechoso de ser amigo de Manley, y disparan sobre el músico, su esposa Rita y su mánager Don Taylor, sin que milagrosamente se produzcan víctimas mortales. Acribillado por las balas pero sin perder el ánimo, Bob Marley actuará dos días después en el Smile Jamaica Concert, mostrando sus heridas y adquiriendo de paso una celebridad inaudita. Con todo, y a pesar de su valentía, no volvería a actuar en Jamaica durante los 18 meses siguientes, pasados en su exilio británico. Nada más cruzar el charco Marley entra en los estudios de Island, en enero de 1977, como poseído por una urgencia de grabar. El título del disco, Exodus, hace por supuesto referencia a su propio exilio, pero constituye también un guiño a la idea rastafari de repatriación, que promueve el retorno a África. Más productivos que nunca, Bob y sus músicos registran una veintena de temas, la mitad de los cuales irán a parar al álbum siguiente, Kaya. Y si la primera parte del disco contiene cortes con letras comprometidas (las llamadas a la espiritualidad de Natural Mystic, Heathen o Exodus, pero también So Much Things to Say y Guiltiness), en el resto predomina un sentimiento más escapista, como en Waiting in Vain, Jamming o Three Little Birds, como si Bob necesitara un tono más ligero. La obra concluye con la emblemática Punky Reggae Party, homenaje a los punks ingleses, tan entusiastas del reggae; por lo demás, con sus ritmos desenfrenados tan lejanos de los estándares de The Wailers, constituye un trozo de historia en sí mismo, puesto que juntó en un estudio a Lee Perry, coautor de la letra, y a Sly Dunbar a la batería, así como a miembros de los grupos Aswad y Third World, pertenecientes igualmente a la escudería Island. En el momento de su publicación el disco se convirtió en todo un superventas, incrementándose todavía más el aura de Bob Marley con cada nuevo single lanzado. Cuando regresó finalmente a Jamaica, el 22 de abril de 1978, para actuar en el One Love Peace Concert, fue recibido con honores de profeta, haciendo subir al escenario a los adversarios Michael Manley y Edward Seaga para obligarles a darse un histórico apretón de manos a los sones de Jamming, interpretados por los Waylers. ©Smaël Bouaici / Qobuz
12,49 €

World - Publicado el 1 de enero de 2002 | Island Records (The Island Def Jam Music Group / Universal Music)

Premios Qobuz Referencia
20,99 €

World - Publicado el 1 de enero de 2002 | Island Records (The Island Def Jam Music Group / Universal Music)

Premios Qobuz Referencia
12,49 €

Reggae - Publicado el 1 de enero de 2001 | Island Records (The Island Def Jam Music Group / Universal Music)

Premios Qobuz Referencia
La segunda mitad de los 70 fue un periodo de lo más prolífico para Bob Marley, por entonces en la cima de su popularidad, durante el cual alcanzó fama mundial al ritmo de un álbum por año. Tras Rastaman Vibration en 1976 y Exodus en 1977 el jamaicano lanzaba en marzo de 1978 este Kaya, cuyos cortes salieran de las mismas sesiones que Exodus, efectuadas durante los primeros meses de su exilio londinense a comienzos del año anterio. El álbum, que se consideró por entonces algo ligero sin duda a causa de su tema Kaya (que significa marihuana en argot jamaicano), comenzaba por lo demás con“Excuse me while I light my spliff” de Easy Skanking, como si Marley asumiera el aspecto cara B de estas canciones. Pero nos equivocaríamos si subestimáramos el poder de la máquina de éxitos que eran The Wailers, puesto que el álbum contiene dos de los hits más populares de su discografía, Is This Love y Satisfy My Soul, que sería doble platino en Francia y disco de oro en USA. Bob Marley aprovecharía igualmente estas sesiones para revisitar su etapa junto a Lee “Scratch” Perry con el tema epónimo Kaya, en una versión cincelada sin la delirante guitarra flamenca del padre del dub, como símbolo de la fuerte influencia de Island –en detrimento del romanticismo, dirán algunos…–, mientras que Sun Is Shining, más etérea que la original, adquiere envergadura y mordiente gracias a la guitarra eléctrica de Junior Marvin. En la cara B de la época se encontraban también She’s Gone, una canción de amor no correspondido, Crisis, que parece un spin-off surgido de un ensayo de Is This Love, o el ritmo rastaman de Time Will Tell, acompasado por un tambor nyabinghi. El disco concluye con el humor socarrón de Smile Jamaica, corte escrito para un mítico concierto de igual nombre celebrado el 5 de diciembre de 1976 en el National Heroes Park de Kingston, Jamaica, donde Bob Marley participara dos días después de que le dispararan… © Smaël Bouaici/Qobuz
20,99 €

World - Publicado el 1 de enero de 1977 | Island Records (The Island Def Jam Music Group / Universal Music)

Premios Qobuz Referencia
12,49 €

Reggae - Publicado el 1 de enero de 2009 | Universal Music

Premios Qobuz Referencia