Artistas similares

Los álbumes

14,99 €
9,99 €

Blues - Publicado el 2 de febrero de 2018 | Ruf Records GmbH

Hi-Res
dos décadas, sobre todo porque, tal como le recomendara encarecidamente Allison sénior (el gran Luther), nunca ha pretendido contentar a los puristas, sino que ha preferido siempre incorporar en su música buenas dosis de rock, funk, soul, jazz o de lo que le apetezca en cada momento... En este décimo cuarto álbum no se aparta de la fórmula que le ha llevado al éxito, aventurándose con audacia por territorios que suelen repeler a los aficionados al blues, comenzando por una pronunciada tendencia al funk. Su ofensiva se inicia con “Crusin For A Bluesin”, tema de R&B nervioso con latido swing a la manera de su amigo Stevie Ray, con quien compartiera al principio escenarios, cautivador por sus sonoridades limpias y dinámicas. Por otra parte, Allison ha acertado volviendo a fichar a Jim Gaines, productor que ya hiciera maravillas en antiguos vinilos de Santana, Stevie Ray Vaughan, Miles Davis, John Lee Hooker o, por supuesto, Luther Allison... Este brujo de las mesas de mezclas se había propuesto proporcionar a nuestro guitarrista las herramientas que precisaba, y resulta difícil créer hasta qué punto lo ha conseguido. Lo cual se hace especialmente patente en el siguiente tema, un “Same Ole Feeling” de tonos rock, pop y funky que no hubiera disgustado a los Rolling Stones de “Miss You”, cuyos aires evoca pese a que la guitarra apunte más a B.B. King. Cuando se dispone de un sonido así uno puede permitirse lo que quiera, o casi. Si “Backdoor Man” remite al blues rock de corte más clásico, con una formidable parte de slide guitar, “Let It Go” y su melodía pop-rock se clava en el cerebro del oyente a poco que, por desgracia, la escuche un par de veces. Y como si hubiera convocado al fantasma de Prince, Allison encadena con una muy groovy “Night Train”, antes de entrar en terrenos más jazzy con la sorprendente “Kiddeo”, cuya melodía recuerda también (¿casualmente?) a Prince, en este caso a su “Girls & Boys”. Evitando cuidadosamente caer en el tópico, o en la parodia, el boogie blues de “Leave Your Ego” suena soberbiamente sutil y sofisticado, pese a su cargada rítmica y a un endiablado solo hendrixiano. Habrá que esperar a la octava pista para descubrir su primera concesión al blues tradicional con “Blues Party”, homenaje a grandes figuras de la historia del género que han marcado tanto las carreras de Bernard como de Luther. Por el contrario, la balada blues “Hey Lady” se aproxima a los sonidos más accesibles de Eric Clapton o John Mayer, mientras “Look At Mabel” tampoco desmerecería en un disco del “Mano Lenta”, cuando este miraba a JJ Cale, o incluso de un Mark Knopfler. Y tras una respetuosa versión de “You’re Gonna Need Me” de Albert King, Allison opta por la sencillez, que contrasta con la sofisticación del resto del álbum, en “Castle”, tierna balada folk rock. Claro que, aun habiendo tanto y tan bueno aquí, cabría preguntarse si este Let It Go puede todavía incluirse en la categoría “blues”. Ciertamente, sus raíces están ahí. Como lo estaban también en los trabajos de Steely Dan, en los cuales uno piensa más de una vez al escuchar este disco ideal para probar un nuevo equipo HiFi. ©JPS/Qobuz
14,99 €
9,99 €

Blues - Publicado el 19 de octubre de 2018 | Ruf Records GmbH

Hi-Res
9,99 €

Blues - Publicado el 10 de agosto de 2010 | CC Entertainment

9,99 €

Blues - Publicado el 23 de noviembre de 2007 | Jazzhaus Records

9,99 €

Blues - Publicado el 16 de enero de 2015 | Jazzhaus Records

9,99 €

Blues - Publicado el 1 de enero de 2010 | Jazzhaus Records

13,99 €

Blues - Publicado el 1 de septiembre de 1994 | inak

14,99 €

Blues - Publicado el 25 de febrero de 2011 | Jazzhaus Records