Su carrito está vacío

Reseñas :
Bancos de pruebas

iFi Audio xDSD : ¡Qobuzissime para este DAC cuyas prestaciones sonoras nos han parecido incluso mejores que las -ya de por sí excelentes- de sus predecesores!

Por Philippe Daussin |

Modelo más reciente de los DAC’s portátiles del fabricante británico iFi, el xDSD se presenta bajo un aspecto muy diferente del de sus predecesores, y sin lugar a dudas mucho más atractivo para quien ama los objetos bien diseñados. Pero si bien es cierto que el aspecto de este nuevo DAC le proporciona un toque juvenil, también lo es que ha guardado los excelentes genes musicales de sus compañeros de gama, unos genes que incluso parece haber mejorado, mereciendo por ello ser recompensado con un Qobuzissime.

Raros son los DAC’s portátiles de la firma británica iFi Audio que no han tenido derecho a su banco de pruebas en Qobuz acompañado de nuestra recompensa en la forma de un Qobuzissime.

No obstante, de un tiempo a esta parte percibíamos una cierta falta de aire en las realizaciones del fabricante con la comercialización de dos series especiales, una del modelo micro iDSD Black Label Edition, versión con recinto en negro de la versión de base equipada con componentes pasivos de nivel más audiófilo, más recientemente del nano iDSD Black Label utilizando la misma receta, y a continuación del nano iOne que dan la impresión de querer inaugurar una nueva estética para los aparatos portátiles de la marca pero sin que ello revolucione verdaderamente las cosas.

No es este el caso para el recién nacido de los DAC’s portátiles del fabricante, el xDSD, protagonista del presente banco de pruebas, del que a primera vista uno dudaría en afirmar que forma parte de la familia iFi Audio por lo repensado de su estética, hasta cierto punto lograda pero sin que tenga que ser forzosamente objeto de la aprobación general (como por otro lado sucede en todas partes con todo aquello que tenga que ver con la estética).

En lo que respecta a la técnica, y a los resultados sonoros, se trata de un iFi Audio en estado puro, quizá incluso mejor, y esto es lo que ahora les invitamos a descubrir a través de este artículo.


Presentación

Segunda fase de cambio de apariencia en iFi Audio desde el nano iOne puesto que el xDSD, por su parte, adopta una estética que rompe radicalmente con la de los modelos portátiles precedentes.

La carcasa, cuyas caras superior e inferior adoptan un perfil tipo « chapa metálica ondudada » (es un decir), está fabricada –a excepción de una parte de la zona posterior en la que se ha utilizado resina plástica para dejar pasar las señales Bluetooth- en una aleación de aluminio y magnesio que le proporciona un aspecto metálico brillante color titanio. Se trata de una estética muy moderna, un poco chillona pero agradable, que convierte en un placer conservar las huellas dactilares y cuyo carácter muy brillante lo hace recalcitrante a las fotografías al vuelo. Tanto, que es necesario que el iFi « pose », y además en buenas condiciones de iluminación, como si de una estrella cinematográfica o una modelo se tratara.


A la izquierda del panel frontal encontramos la toma para clavija de 3,5 mm, que acepta tanto auriculares equipados con una toma de tres polos del mismo tipo como las clavijas de cuatro polos que incorporan algunos auriculares que funcionan en modo simétrico (conexión balanceada). También encontramos dos pequeños LED’s multicolor, indicando el de arriba la frecuencia de muestreo según su color, y el de abajo la entrada seleccionada.

Por su parte, el botón de volumen, situado en la posición central, posee una zona traslúcida que deja aparecer el logotipo de la marca y en el que el color de la retroiluminación indica la zona de atenuación en la que se encuentra el nivel de volumen. También es posible, mediante una combinación de teclas, fijar el nivel de volumen máximo y neutralizar todas las correcciones para que el xDSD funcione como un DAC fuente, por decirlo de alguna manera, utilizando la salida de auriculares, que en ese caso se comporta como una salida de línea (modo de salida de línea).

En la zona posterior de la carcasa, partiendo por la izquierda, tenemos una toma para clavija de 3,5 mm combinada analógica-óptica que permite conectar una fuente analógica o una fuente digital mediante un cable equipado con una clavija de 3,5 mm óptica macho, siendo la detección de señal óptica o analógica completamente automática.


En cuanto a la entrada USB, es de tipo A macho, lo que permite utilizar el xDSD directamente, mediante un cable OTG, con un smartphone o una tableta Android, o hacer lo propio vía Camera Kit de Apple con un iPhone o un iPad. El fabricante también suministra un adaptador USB A-USB B (hembra en ambos casos) para utilizar con un cable estándar equipado con una toma USB B macho, así como un alargador macho-hembra USB A versión 3 que también puede ser utilizado con un ordenador o incluso con una interfaz OTG o el Camera Kit de Apple para la conexión al xDSD.

Un pequeño interruptor deslizante permite elegir entre dos filtros, uno adaptado a las medidas de laboratorio y otro a la escucha, mientras que la toma USB micro servirá para recargar la batería interna, indicando un LED multicolor el estado de la carga.

Fabricación

Por una vez, serán las bellísimas imágenes proporcionadas por el fabricante las que utilizaremos para describir los principales elementos electrónicos que constituyen el DAC iFi Audio xDSD.

Como siempre en este fabricante, la ejecución de la electrónica está muy cuidada y el circuito de doble cara exhibe sistemáticamente un bello barniz rojo con una serigrafía blanca muy legible para los componentes a la vez que ciertas inscripciones, como la marca y la referencia del aparato, están grabadas en el cobre y son bañadas en oro, caso de las pistas y las zonas de soldadura (en la cara menos cargada de componentes).

En la imagen de abajo, correspondiente a la cara inferior, se puede ver el grueso de componentes fuertemente integrados montados en la misma. De hecho, no es muy difícil identificarlos gracias a la muy elevada calidad de la fotografía realizada por el fabricante.

Así, vemos en primer lugar el procesador USB, un modelo XMOS 8U6C5 que se encarga de extraer el bus I2S del tren de datos procedente de un ordenador, un smartphone o una tableta. Encima, ligeramente a la izquierda, encontramos el microcontrolador de gestión de la electrónica, un modelo firmado por la marca STC.


El circuito situado justo encima, de nombre 8V51N107, es el reloj de alta precisión GMT Femto, exclusivo de iFi Audio y derivado del empleado en sus realizaciones de gama alta bajo la marca ARM (Abbingdon Music Research). En concreto, los circuitos U2002 a U204 se encargan de canalizar la frecuencia correcta en el « chip » de conversión dependiendo de la frecuencia de muestreo de las señales digitales, sabiendo que las procedentes de la toma S/PDIF óptica para clavija de 3,5 mm son igualmente gestionadas por el procesador XMOS. Lo mismo sucede con las señales analógicas procedentes de dicha toma al estar integrado un convertidor de analógico a digital en la misma.

Por su parte, la tarjeta Bluetooth aptX suministra señales analógicas que son enviadas al circuito de control de volumen -un atenuador W990VST (U401) puesto a punto por iFi Audio- a través de un conmutador analógico HT4503 (U403). Si se está en modo USB o en la entrada analógica u óptica, son las señales descodificadas procedentes del convertidor de digital a analógico -concretamente un modelo DSD1793 fabricado por Burr-Brown Japón (compatible PCM hasta 32 bits a 768 kHz y DSD512) y que siempre hemos visto en los DAC’s portátiles de iFi Audio- las que son enviadas hacia el atenuador por el HT4053.


A la izquierda del DSD1793 encuentran su lugar dos circuitos 74HCT595, unos registros con retardo que controlarán los LED’s del panel frontal y la retroiluminación del botón de volumen en función de los datos que les transmita el microcontrolador STC.

Las señales dosificadas por el atenuador W990VST son amplificadas en tensión por un cuádruple amplificador operacional de bajo ruido OV4627 (U400) exclusivo de iFi Audio y a continuación confiadas a dos etapas separadoras dobles (ganancia de tensión 1 y ganancia de corriente elevada) Maxim MAX9723, siendo seguidamente enviadas hacia la toma de salida para clavija equipada con cuatro contactos. En consecuencia, dicha toma puede alimentar tanto unos auriculares que incorporen una clavija estándar de tres contactos, y por tanto con retorno común de las señales por el cable de masa, como unos auriculares de tipo simétrico que incluyan una clavija macho de cuatro contactos en los que se alimente por separado los dos transductores.


La detección d'un tipo de auricular u otro se hace de manera automática, siendo probablemente el circuito HT4053 (U501, un conmutador analógico) el responsable de dirigir las señales de manera adecuada.

En la otra cara del circuito encontramos un gran número de componenets pasivos de alta calidad, así como los osciladores para el procesador USB (X1) y el reloj de sincronismo de alta precisión Femto Clock (Y200). El conector para la batería encuentra su sitio cerca de la toma micro USB que sirve únicamente para su recarga gracias al circuito integrado de gestión de carga Cyber Drive (U901), situado en la otra cara al lado del receptor Bluetooth.


Identificación y leyendas explicativas de los componentes clave de la cara inferior
Identificación y leyendas explicativas de los componentes clave de la cara superior
(imágenes creadas por ordenador de iFi Audio)

Escucha

Comencemos por lo que vale la pena decir en primer lugar, y la verdad es que, por poco que nuestros recuerdos auditivos no nos traicionen, los resultados sonoros nos han parecido incluso mejores que los ya excelentes proporcionados por los DAC’s de iFi Audio que tuvimos la ocasión de probar en su momento.

Escuchado con nuestros auriculares OPPO PM-3, el Allegro con fuoco de la Sinfonía Manfred de Tchaikovsky interpretada por la Melbourne Symphony Orchestra dirigida por Oleg Caetani es un volcán en erupción, siendo por su parte el amplificador intrno del xDSD lo suficientemente potente para permitir niveles de presión sonora que, lejos de hacer daño a los oídos, revelan totalmente y sin reservas el potencial dinámico de párrafos como el seleccionado. Digámoslo: ¡es placentero! Pero, por supuesto, a ello se añade una calidad de reproducción viva y reactiva que ofrece una extensa banda pasante que va desde los sonidos más graves hasta los más agudos sin hacer favoritismos y por lo tanto ganándose nuestra aprobación.

Con nuestro sistema de referencia formado por una pareja de cajas acústicas Triangle Antal Anniversary y un amplificador Sony UDA-1 y después de haber pasado el DAC xDSD a fuente (Line Output Mode), lo que permite apreciar únicamente la descodificación, escuchamos la cantata Carmina Burana de Carl Orff interpretada por el London Philharmonic Choir y la London Philharmonic Orchestra bajo la batuta de Hans Graf (versión Hi-Res de 24 bits a 44,1 kHz).

Y aquí uno se queda un poco estupefacto por la sensación de soltura y de naturalidad de la restitución, por las transiciones entre pupitres, por el nivel de detalle y la definición que permiten a las líneas melódicas más pequeñas –ya sean orquestales, corales o incluso motivadas por la intervención de un determinado solista- atraer la atención del oído y cautivarlo para luego extinguirse igual que cuando se está en el concierto, algo que no sucede muy a menudo con las electrónicas de audio. iFi Audio precisa que en el Line Output Mode los efectos sonoros disponibles para escucha con auriculares son desactivados, mientras que el control de volumen es eludido y la etapa de salida está especialmente configurada para ofrecer los mejores resultados con salida de línea, algo de lo que, efectivamente, resulta fácil darse cuenta.

Aún así, y con la estupefacción antes percibida empujándonos un poco a ello, escuchamos con nuestro sistema cajas-ampli el tema l'Allegro con fuoco de Manfred, ya escuchado con auriculares, y reencontramos todas las sensaciones procuradas por la escucha con auriculares, a las que se añadieron esos elementos de los que acabamos de hablar. ¡Un gran momento de reproducción musical de ese final de Manfred, que adoramos!

Volvimos a la escucha con auriculares con el álbum The Wall de los Pink Floyd a fin de probar los efectos XBass+ y 3D+. Su acción nos pareció un tanto ligera, pero igual la música elegida no era la más adecuada para valorarla. ¡En el límite, mejor quedarse un poco corto que a la inversa!

Trabajando con conexión Bluetooth aptX, la reproducción se beneficia de las excelentes cualidades de la electrónica del xDSD, de tal modo que la escucha de unos pocos extractos de los Vespri per l'Assunzione di Maria Vergine de Vivaldi por Rinaldo Alessandrini dirigiendo el Concerto Italiano se revela más que convincente en lo que a las prestaciones musicales de la codificación aptX se refiere. Además, pasamos desde la escucha vía conexión Bluetooth aptX a la escucha mediante conexión OTG y la transición se llevó a cabo sin que percibiéramos la más mínima diferencia en términos de calidad sonora, resincronizándose el xDSD sin interrupciones en la entrada USB.

Para concluir, diremos que el DAC iFi Audio xDSD es un aparato a escuchar imperativamente si se desea adquirir un DAC portátil de esta gama de precio. Sus prestaciones sonoras son, como mínimo, excelentes, su conectividad es muy inteligente y su uso relativamente fácil. Tantas cualidades merecen más que sobradamente un Qobuzissime.

Especificaciones
Manual del usuario (en anglais)
Sitio web de iFi Audio
Sitio web de Elite Diffusion (importador)
Contacto

Posibilidades de lectura

¡Para seguir todo lo que pasa en Qobuz, únase a nosotros en Facebook! } www.facebook.com/qobuz

Si usted es fabricante, importador, distribuidor o cualquier otro profesional relacionado con la reproducción sonora y desea contactar con nosotros, le agradeceremos que lo haga a la siguiente dirección de correo electrónico: newstech@qobuz.com

Si usted es un apasionado de la sección Guía Hi-Fi y desea contactar con nosotros, hágalo únicamente a la siguiente dirección: rubriquehifi@qobuz.com

Para cualquier pregunta u observación a nuestra sección de Redacción relacionada con este artículo, contacte con nosotros directamente –si es posible, añadiendo su URL- a la siguiente dirección de correo electrónico: rubriquehifi@qobuz.com