Su carrito está vacío

Reseñas :
Bancos de pruebas

Onkyo VC-PX30 : ¡una pequeña caja acústica conectada compatible DTS Play-Fi con la aplicación Qobuz en Hi-Res integrada que ofrece unas prestaciones sonoras honorables!

Por Philippe Daussin |

Puede decirse que la música desmaterializada –es decir sin soporte físico- ha inaugurado una verdadera edad de oro para las cajas acústicas de pequeño tamaño que han adoptado los enlaces inalámbricos –Bluetooth y, sobre todo, Wi-Fi- para liberarse en mayor o menor medida de cualquier cable, con algunas de ellas capaces incluso de comprender las palabras del usuario. Es el caso del modelo VC-PX30 de Onkyo, que funciona por Wi-Fi y se pilota con la aplicación DTS Play-Fi, que integra Qobuz en Hi-Res, y el sistema de reconocimiento de voz Amazon Alexa.

Muy presente en el mercado del Cine en Casa y también en el de la Hi-Fi tanto « mainstream » como de gama alta o High End, la marca japonesa Onkyo propone algunos modelos de cajas acústicas estereofónicas , kits de cajas acústicas 5.1, un subwoofer y dos cajas acústicas con conectividad a redes. Dichas cajas acústicas « conectadas » son la Smart Speaker G3 (VC-GX30) con el Asistente de Google integrado, y la Smart Speaker P3 o VC-PX30, que integra el sistema de control por voz Amazon Alexa y es compatible con la tecnología DTS Play-Fi que integra Qobuz en Hi-Res. Será esta última caja acústica la que protagonizará el presente banco de pruebas.

El control de la VC-PX30 se lleva a cabo desde un iPhone u un iPad mediante la aplicación Onkyo Music Control App para iOS o también desde un smartphone o una tableta Android.

La caja acústica VC-PX30 podrá utilizarse sola, por parejas en una configuración estereofónica o en un sistema compatible DTS Play-Fi que incluya otros componentes Onkyo. Asimismo, incorpora una entrada analógica estereofónica para clavija de 3,5 mm que permite conectar un smartphone desde la salida de auriculares del mismo o cualquier otra fuente analógica, así como una salida de línea también para clavija estéreo de 3,5 mm que facilita su conexión a un sistema de Alta Fidelidad.


Presentación

Onkyo ha optado por un estética relativamente sobria para su caja acústica VC-PX30, cuyo recinto, recubierto en toda su altura por un tejido acústicamente transparente de color negro, presenta una sección elipsoidal. La parte superior, de goma, está ligeramente inclinada para ofrecer un acceso fácil a los controles que figuran en la misma, permitiendo asimismo ser bien visible al anillo luminoso multicolor que indica el estado de la caja acústica y que separa el citado panel de control del cuerpo de la caja acústica.


Aquí tenemos una vista del panel de control donde se pueden ver tres pequeños orificios que corresponden a la ubicación de los micrófonos del sistema Alexa de Amazon.


Cuatro teclas permiten memorizar otras tantas emisoras de radio y recuperarlas mediante una simple presión. En la tecla de la memoria ① se encuentra la de lectura/pausa, viniendo a continuación las teclas de disminución del nivel de volumen, aumento del nivel de volumen e interrupción del micrófono, caso este último en el que Amazon Alexa deja de ser operativo. Finalmente, la última tecla permite acceder a Alexa sin necesidad de utilizar la voz.

En la parte inferior del panel posterior encontramos el conector coaxial para el bloque de alimentación (toma de corriente eléctrica alterna), así como una entrada y una salida estereofónicas analógicas para clavija de 3,5 mm. Justo encima de dichas tomas hay dos puertos USB –uno de tipo A y uno de tipo micro- que sólo se utilizarán en operaciones de mantenimiento.


A continuación tenemos tres pequeñas teclas redondas de diámetro creciente. Manteniendo pulsada la más pequeña durante 8 segundos se reinicializa la caja acústica con sus parámetros de fábrica. La segunda sirve para la sincronización –« emparejamiento »- Wi-Fi, de tal modo que presionando durante 8 segundos hacemos que la caja acústica pase al modo de configuración Wi-Fi mientras que si la presión sólo dura 3 segundos se pasa al modo WPS y una presión simple anula las operaciones. Ya para finalizar, la tercera tecla, que además es la más grande, se encarga de la puesta en marcha y la desactivación del sistema.

No nos ha sido posible acceder a las entrañas de esta caja acústica, por lo que a nivel de tecnología sólo podremos dar las indicaciones proporcionadas por el fabricante, léase que los amplificadores empleados son a conmutación (Clase D) y que la parte acústica utiliza dos altavoces de amplia banda pasante de 6,5 cm de diámetro apoyados en los graves por dos radiadores pasivos de forma alargada de 105 x 59 mm que permiten, según Onkyo, obtener una curva de respuesta en frecuencia de 28 a 20.000 Hz. Un registro este último que nos parece un poco optimista en lo que a graves se refiere –a menos que haya una atenuación importante- porque la frecuencia de 28 Hz se sitúa más bien en la órbita de las cajas acústicas para Hi-Fi. ¡Pero Onkyo, que en japonés significa « el sonido », conoce desde hace mucho tiempo tanto la Alta Fidelidad como las medidas asociadas a la misma!

Escucha

En cualquier caso, la reproducción sonora que nos ofrece esta pequeña caja acústica es, incluso con una sola unidad, agradable y exhibe tanto una bella dulzura como aguante durante la escucha de la Misa N°7 de Gounod por la Capella Musica Seoul, mostrándose reactiva y bastante dinámica con la obra Carmina Burana de Carl Orff interpretada por el London Philharmonic Choir y la London Philharmonic Orchestra bajo la dirección de Hans Graf (versión Hi-Res de 24 bits a 44,1 kHz), aunque a las frecuencias muy bajas, si bien están presentes, les falta algo de naturalidad, lo que no es el caso de los agudos, cuyo nivel de detalle resulta muy agradable.

En lo que respecta a la presión sonora, no nos ha sido necesario flirtear con el máximo recorrido permitido por el control de volumen para aprovechar debidamente la restitución en las proximidades de la caja acústica, que se comportó muy honorablemente en los forte que mezclaban orquesta y coros.

Asimismo, y de manera muy sorprendente, la Onkyo VC-PX30 se las arregló muy bien con los nada amables graves de los temas North Star y Silent Space del álbum Tale Of Us. Cierto es que la limpieza y la firmeza de los graves no podían aspirar a rivalizar con las de cajas acústicas para Alta Fidelidad equipadas con woofers evolucionados, pero a pesar de su pequeña talla la VC-PX30 consigue dar el pego, por decirlo en lenguaje coloquial.

Las pruebas de escucha que hemos efectuado han partido de la aplicación Qobuz integrada en la aplicación Onkyo Play-Fi, de la que a continuación les proponemos un pequeño tutorial con capturas de pantalla en iPad.

-La aplicación Onkyo DTS Play-Fi en la Apple Store.


-La página principal de la aplicación.


-La autorización de la licencia.


-La visualización de notificaciones puede ser aceptada o rechazada.


-La selección del nombre para la caja acústica, incluyendo uno de nuestra elección.


-Se ha elegido el nombre Office, así como la reconexión automática de la caja acústica en el próxima puesta en marcha de la aplicación.


-La conexión con la caja acústica Office se hace efectiva.


-Un clic en la rueda da acceso a los ajustes. Obsérvese que el efecto de sonido envolvente sólo puede activarse con dos cajas acústicas mono configuradas en estéreo o una única caja acústica estereofónica.


-Los servicios de música online que hemos desactivado, con la salvedad de Qobuz…


-Ajustes avanzados.


- Advertencia en los modos de lectura más evolucionados.


-Las opciones que permiten lecturas evolucionadas.


-Si escogemos Qobuz debemos identificarnos.


-La elección de la calidad del streaming Qobuz con un mensaje de advertencia que precisa que si no se ha elegido el Critical Listening Mode los archivos serán submuestreados a la mejor calidad posible.


-La calidad del streaming Hi-Res de 24 bits hasta 192 kHz ha sido validada.


- El menú de la aplicación Qobuz.


-El menú Descubrimientos, con las novedades, las seleciones de Qobuz, los álbumes más vendidos.


-La lectura de un álbum.


Escuchamos parcialmente el álbum que figura en la captura superior uniendo la toma Jack de la caja acústica a nuestro amplificador Sony UDA y la restitución sonora obtenida exhibió una calidad que puede calificarse sin complejos como de Hi-Fi.

Para concluir, diremos que la pequeña caja acústica Onkyo VC-PX230, simpática y capaz de reproducir Qobuz y otros archivos musicales en Hi-Res, realiza su trabajo con honestidad y de una manera a veces sorprendente.

Características técnicas
Guía de arranque rápido (multilingüe)
Manual del usuario (multilingüe)
Sitio web de Onkyo Europa

***

¡Para seguir todo lo que pasa en Qobuz, únase a nosotros en Facebook! } www.facebook.com/qobuz

Si usted es fabricante, importador, distribuidor o cualquier otro profesional relacionado con la reproducción sonora y desea contactar con nosotros, le agradeceremos que lo haga a la siguiente dirección de correo electrónico: newstech@qobuz.com

Si usted es un apasionado de la sección Guía Hi-Fi y desea contactar con nosotros, hágalo únicamente a la siguiente dirección: rubriquehifi@qobuz.com

Para cualquier pregunta u observación a nuestra sección de Redacción relacionada con este artículo, contacte con nosotros directamente –si es posible, añadiendo su URL- a la siguiente dirección de correo electrónico: rubriquehifi@qobuz.com