Su carrito está vacío

Reseñas :
Bancos de pruebas

Musical Fidelity M6 Encore Connect: ¡un servidor de música bien equipado y que dispone de una aplicación de control sin igual!

Por Philippe Daussin |

A pesar de su nombre, la firma británica Musical Fidelity no se ha beneficiado de la fidelidad de sus importadores en Francia, o quizá al revés. En la actualidad, la marca es importada por Light & Music, cuyo máximo dirigente no es otro que el creador de los productos BC Acoustique, hecho que, en lo que a nosotros respecta, nos ha reconfortado un poco.

Para el presente banco de pruebas, hemos elegido el servidor de música M6 Encore Connect, integrado en una extenso catálogo estructurado en series bautizadas con los nombres Nu-Vista, Encore, M8, M6s, M5s, M3s, LX2, LX y V90, exhibiendo los productos de la más exclusiva de ellas, la Nu-Vista, unas prestaciones, una tecnología y una construcción genuinamente High End.

Tal y como su nombre indica, el servidor de música que vamos a presentarles en estas líneas forma parte de la gama Encore, formada por realizaciones que se sitúan en la cúspide de Musical Fidelity. Es un aparato muy moderno que pone a disposición del aficionado un reproductor de música en red y un lector de CD, entradas digitales y analógicas e incluso un disco duro para almacenar los discos compactos «ripeados» o datos procedentes de otras fuentes de audio.

Obsérvese que el M6 Encore Connect tiene un hermano gemelo, el M6 Encore 225, en cuyo interior se han incorporado etapas de amplificación que le permiten suministrar la bagatela de 225 vatios continuos por canal sobre 8 ohmios.

Como corresponde a todo componente de audio moderno equipado con un reproductor de música en red, el Musical Fidelity no sólo dispone de una aplicación para smartphone o tableta iOS y Android, sino que también propone la aplicación Qobuz, que exige una instalación mediante navegador informático utilizando un clon de la aplicación Logitech Media Server. Además, las posibilidades de este servidor de música son innegablemente amplias, hasta el punto de que durante los cuatro días que le dedicamos en exclusiva apenas utilizamos una parte (y además pequeña), siendo el manual de ayuda online (cuyo enlace figura al final del presente banco de pruebas) muy práctico al respecto.


Presentación

El servidor de música con streamer incorporado Musical Fidelity M6 Encore Connect es un aparato imponente que desprende seriedad y solidez por los cuatro costados y está disponible con un panel frontal terminado en aluminio natural satinado o negro con los botones en aluminio satinado. El conjunto presenta, pese a sus notables dimensiones, un cierto equilibrio estético en el que impera el buen gusto.


En la parte derecha de la pantalla de visualización encontramos la ruedecilla de ajuste del nivel de volumen, flanqueada por una toma USB-A para la conexión de un soporte de almacenamiento masivo extraíble (llave USB o disc duro independiente) y por una toma de auriculares para clavija estándar de 6,35 mm.

A continuación tenemos, dispuestos en una hilera situada a la derecha del visualizador de funciones central, los controles para el lector de CD (con ranura de carga) que también actúan con otras fuentes. Sin tener una talla desmesurada, el citado visualizador asegura una buena lectura incluso a una cierta distancia. A su izquierda encontramos una serie de teclas que permiten mostrar el menú principal o la lectura en curso, añadir o suprimir archivos de la lista en curso de lectura, de seleccionar la fuente, etc.

Por su parte, la conectividad del M6 Encore Connect presenta una cierta riqueza. En lo que concierne a las fuentes digitales, uno se desconcierta un poco porque se dispone de una entrada USB-B sobre cuyo uso el fabricante no precisa nada, así como de tres entradas USB-A para conectar dispositivos periféricos de almacenamiento masivo extraíbles y cuatro entradas S/PDIF (dos coaxiales y dos ópticas), pudiéndose añadir a la lista un disco duro –accesible por el panel posterior- para almacenar los discos compactos «ripeados» o datos procedentes de otros soportes. A pesar de ello, no será posible leer los archivos de música directamente desde los periféricos USB y el servidor analizará el contenido de los mismos para saber lo que puede ser transferido a su disco duro. Obsérvese asimismo la presencia de tres entradas analógicas auxiliares.


Dejando aparte la ausencia de salidas simétricas (balanceadas), las salidas analógicas son conformes a lo que se puede esperar de una fuente aunque sea un servidor de música: en concreto, dos de línea estereofónicas, una de nivel fijo –Line- que conectaremos a un amplificador integrado con control de volumen y otra de nivel variable –designada por Pre-que servirá para la conexión a una etapa de potencia. Justo debajo de las mismas encontramos dos salidas digitales S/PDIF (una coxial y una óptica).

Fabricación

El servidor de música Musical Fidelity M6 Encore Connect exhibe una fabricación muy pulcra y utiliza lel mismo recinto que el antes mencionado M6 Encore 225, del que han desaparecido las etapas de amplificación.


La placa de circuito impreso principal es una MJ Embedded fabricada a medida para Musical Fidelity y se encarga de los flujos de audio –en particular los procedentes de los discos compactos para «ripearlos» en el disco duro- y de la descodificación de los diferentes formatos que pueden ser leídos en red.


En el fondo del recinto encontramos la placa de conversión D/A, que se muestra en la fotografía inferior, enmascarada por la de preamplificación montada justo encima. A su lado se sitúa el disco duro donde se almacenan los archivos musicales.

En esta placa de conversión D/A figuran trres dobles conectores S/PDIF coaxial y óptico –dos en entrada y uno en salida- y sus respectivos transformadores de aislamiento y de adaptación de impedancias, así como su circuitería de alimentación dedicada, organizada alrededor de un convertidor de continua a continua (parte izquierda de la placa).


Es un circuito integrado Burr-Brown SRC4392 (situado en el centro de la placa) el encargado de asegurar la recepción y la conmutación de las señales S/PDIF y extraer el bus I2S de las mismas, alimentando a la vez las salidas digitales con las señales de la música escuchada codificándolas en S/PDIF. También se encarga de los bus I2S procedentes de las descodificaciones de otras fuentes digitales, en particular las gestionadas por la placa de circuito impreso principal –caso de la lectura en el disco duro o en la red- y también las señales digitalizadas de las entradas analógicas procedentes de un convertidor de analógico a digital Texas Instruments PCM1863 (situado a la derecha del SRC4392, ligeramente hacia abajo).

Por su parte, la conversión de digital a analógica es confiada a un potente «chip» Burr-Brown PCM5242 (hasta 32 bits a 384 kHz) que integra una bomba de carga para que pueda entregar señales referenciadas a 0 V diferenciales (señales idénticas pero variando en sentido opuesto).

En la placa de circuito impreso correspondiente al preamplificador, las tres entradas analógicas son conmutadas por relés y las señales de la entrada seleccionada son a continuación digitalizadas en la placa de conversión A/V por el antes mencionado PCM1863. A su izquierda tenemos las salidas de nivel variable (para conexión a una etapa de potencia) y de nivel fijo (para funcionar como fuente), conmutadas ambas también por relés. Dichos relés son controlados por un circuito ULN2003 (una red de transistores) precedido por una lógica de control formada por dos circuitos Texas Instruments, concretamente un emisor-receptor de bus SN74LVC8T245 y un registro de ocho bits SN74LV595A.


En la parte inferior derecha de la placa encontramos un cuádruple amplificador operacional de bajo ruido STMicroelectronics MC33079 que suministra ganancia –amplificación sin potencia- a las señales digitales procedentes de la tarjeta DAC. A continuación, dichas señales son dirigidas tal cual hacia la salida de línea y hacia un circuito de ajuste del nivel de volumen Burr-Brown PGA2320, que por un lado las canalizará hacia las salidas de nivel variable (Pre) y por otro hacia un amplificador operacional de bajo ruido National Semiconductor LM833.

Dicho amplificador operacional está montado en seguidor de tensión, es decir que guarda las señales tal como son pero cuyas salidas de muy baja impedancia le permiten suministrar una corriente considerable (el LM833 puede disipar hasta 500 mW) e inmunizarlas frente a las perturbaciones, que es la situación que se da en el caso que nos ocupa ya que las citadas señales son conducidas por cables hasta la toma para clavija del panel frontal. Todos estos circuitos analógicos obtienen su energía de la fuente de alimentación simétrica de +/-15 V que figura a la izquierda en la foto y recurren a un convertidor de tensión (voltaje) TPS65130 de Texas Instruments.

Utilización, escucha

Musical Fidelity, a contracorriente de una tendencia más o menos generalizada en el mundo del High End que limita el uso de un reproductor de música en red o un servidor de audio vía instalación de una aplicación de software en un smartphone o una tableta (caso de los productos Apple en ambos campos), permite pilotar su M6 Encore Connect de múltiples maneras. Una cierta idea de la democracia aplicada a un aparato un poco aristocrático.

Empezando por el método más tradicional de todos, léase desde los controles del panel frontal o vía mando a distancia. Pero también mediante la aplicación de software Musical Fidelity Encore para iOS y Encore remote control para Android, y sobre todo gracias al navegador de un PC o Mac (ver de un ChromeBook) introduciendo la dirección IP de su servidor de música M6 Encore Connect en la ventana de direcciones del navegador, dirección que puede encontrarse en la aplicación para smartphone o tableta (modo «geek») yendo a --> Settings --> Player Settings, o, de una manera más simple (modo para los cabezas huecas) tecleando http://encore.local/ en esa misma ventana de direcciones. La citada dirección IP puede ser encontrada igualmente desde los controles del panel frontal.

Aunque se pueda utilizar cualquier navegador (y sistema operativo), el fabricante precisa que sólo el navegador Chrome asegura la total funcionalidad de esta aplicación de control vía ordenador. Y dicha aplicación también funciona cuando el ordenador está instalado en un iPad o un smartphone Android ¿Qué más se puede pedir?

A pesar de que hayamos instalado la aplicación Musical Fidelity Encore en un iPad, también –y de manera prioritaria- la hemos la hemos utilizado desde el navegador Chrome instalado en nuestro PC, habiendo hecho algunas capturas de pantalla que vamos a presentarles a continuación, máxime teniendo en cuenta que es necesario pasar por http://encore.local/ a fin de validar Qobuz.

-La página principal mostrando la biblioteca.


-Los diferentes menús.


-El menú Controller permite acceder a nuestra música y a nuestros soportes musicales –entre ellos Qobuz- favoritos, así como a los Extras.


-Las funcionalidades propuestas por los Extras.


-En concreto, es posible elegir allí la entrada que queremos escuchar


-Si se diera el caso de que Qobuz no estuviese instalado, habría que proceder del modo siguiente:

-Hacer clic sobre el icono Menu situado arriba a la izquierda y elegir Settings.


-A continuación hacer clic sobre la pestaña Advanced.


-En la página que se abre, hacer clic sobre la pestaña Plugins y desplegar para llegar a Qobuz.


-Marcar la casilla Qobuz y hacer clic en Apply (abajo a la derecha), con lo que se abre la ventana siguiente. Hacer clic en Restart now.


-El servidor M6 Encore Connect arranca de nuevo.


-Haciendo clic en OK y a continuación volviendo a cargar la página se constata que Qobuz está bien instalado.


-Hacer clic en el icono Menu de arriba a a la izquierda y elegir Settings para seguidamente ir a la pestaña Services y validar Qobuz.


-En Settings también es posible seleccionar la pestaña Inputs con el fin de renombrar las entradas disponibles.


-Aquí el nombre de la entrada óptica 1 ha sido cambiado pero en el servidor de música sigue apareciendo Optical Digital 1… ¿Un error?



Empezamos nuestras pruebas de escucha con nuestro habitual sistema «de referencia» -léase «al que solemos referirnos»- formado por amplificador Sony UDA y cajas acústicas Triangle Antal Anniversary reproduciendo uno de nuestros álbumes favoritos desde hace ya tiempo, los Vespri per l'Assunzione di Maria Vergine de Vivaldi por Rinaldo Alessandrini al frente del Concerto Italiano, todo ello con la aplicación Qobuz integrada en el servidor de música M6 Encore Connect.


Lo que obtuvimos durante la mayor parte del tiempo fue una bella restitución, de generoso espectro sonoro, viva pero con algo menos de garra de lo que esperábamos. Las voces eran restituidas con delicadeza y los coros no se hacían abrumadores, mientras que los agudos hilaban fino sin mostrar excesos en ningún momento. Una visión un poco tranquila, aunque de innegable belleza, de la interpretación por Rinaldo Alessandrini de la mencionada obra de Vivaldi.

Con la Sinfonía N°6 de Dvořák por Yannick Nézet-Séguin al frente de la London Philharmonic Orchestra (versión Hi-Res 24 bits a 96 kHz), la visión del director, de una cierta densidad poco habitual, se ve reforzada por la electrónica del M6 Encore Connect y muestra en ocasiones un lado casi trágico cuya visceralidad –por decirlo de algún modo- puede sorprender.


El M6 Encore Connect nos transporta al universo algo sombrío del álbum de Katy Perry Witness con una cierta facilidad, siguiendo el ritmo pero sin apoyar los graves y difuminando ligeramente los armónicos más altos de la voz de la cantante, destilando el conjunto una buena dosis de emoción.


Escuchado todo con nuestros auriculares OPPO PM-3, hay que decir que el ampliifcador dedicado del M6 Encore Connect entrega una potencia elevada y no se muestra agresivo en ningún momento, exhibiendo una extensa banda pasante con unos graves sostenidos y profundos.

Ya para finalizar, diremos que el servidor de música con streamer incorporado M6 Encore Connect de Musical Fidelity es un aparato precioso, moderno y que permite acceder a la música sin soporte físico –Qobuz en Hi-Res incluida- de múltiples formas gracias a su aplicación de software, cuyas declinaciones casi universales son únicas. Sus excelentes prestaciones sonoras ponen un bonito punto final a una muy bella puesta en escena.


Especificaciones
Guide de démarrage rapide
Manual online
Diagrama de conexiones
Informaciones concernientes a la conexión a redes
Sitio web del fabricante

Posibilidades de lectura

***

¡Para seguir todo lo que pasa en Qobuz, únase a nosotros en Facebook! } www.facebook.com/qobuz

Si usted es fabricante, importador, distribuidor o cualquier otro profesional relacionado con la reproducción sonora y desea contactar con nosotros, le agradeceremos que lo haga a la siguiente dirección de correo electrónico: newstech@qobuz.com

Si usted es un apasionado de la sección Guía Hi-Fi y desea contactar con nosotros, hágalo únicamente a la siguiente dirección: rubriquehifi@qobuz.com

Para cualquier pregunta u observación a nuestra sección de Redacción relacionada con este artículo, contacte con nosotros directamente –si es posible, añadiendo su URL- a la siguiente dirección de correo electrónico: rubriquehifi@qobuz.com