Vampire Weekend, el pop de la A a la Z

Tras seis años de ausencia, la banda de Ezra Koenig firma un cuarto álbum ultra-ecléctico…

Por Marc Zisman | Vídeo del día | 16 de mayo de 2019
Responder
Qobuz

Surgieron hace una década, pero desde entonces los Vampire Weekend se lo han tomado con calma. Tras un epónimo Vampire Weekend (2008) y de los posteriores Contra (2010) y Modern Vampires of the City (2013), la banda de Ezra Koenig abandona ahora, por fin, su silencio de seis años, periodo marcado por la deserción de uno de sus puntales, Rostam Batmanglij, que en 2017 editaba en solitario el excelente Half-Light

Último álbum en estudio hasta hoy, Modern Vampires Of The City mostraba una interesante evolución por parte del combo neoyorquino. Y es que los toques étnicos a lo Talking Heads eran marginados en beneficio de un pop más pulido, tanto en lo referente a melodías y armonías como a sonoridades. Actual líder y prácticamente único cerebro del grupo, Koenig, que ha sustituido NY por LA, confirma con Father of the Bride que se encuentra en muy buena forma. La columna vertebral sigue siendo, claro está, el pop, pero estas 18 canciones dibujan paisajes ciertamente distintos. Y es que aquí hay un poco de todo, como en botica, porque el disco apunta en múltiples direcciones: Beatles, Beach Boys, Fleetwood Mac, Supertramp, Paul Simon, Wilco, Grateful Dead y mil influencias más.

En cuanto a invitados, Vampire Weekend tiende también a la variedad, recurriendo al pedal steel y la guitarra impresionista de Greg Leisz, a la voz de Danielle Haim de HAIM, a la guitarra de Dave Longstreth de los Dirty Projectors, a Steve Lacy de The Internet e, incluso, a un Rostam vuelto momentáneamente, en dos temas, al redil. Tras sucesivas escuchas, cabe preguntarse si Ezra Koenig no habrá querido firmar con este disco, él solito, su Doble Blanco (el álbum más ecléctico de los Beatles)… © Marc Zisman/Qobuz



ESCUCHE FATHER OF THE BRIDE DE VAMPIRE WEEKEND EN QOBUZ


Para seguir todo lo que sucede en Qobuz, únete a nuestra página de Facebook!

Sus lecturas