Reseñas :
Vídeo del día

Kraftwerk, salida de la autopista

Por Marc Zisman |

Florian Schneider, cofundador del pionero grupo de música electrónica, que dejó en 2008, acaba de morir a los 73 años…

En 1977, el álbum Heroes de David Bowie fue un verdadero terremoto musical. En el centro de esta segunda parte de la trilogía berlinesa de la estrella había un título extraño, casi instrumental: V-2 Schneider. El Schneider en cuestión era Florian Schneider, cofundador con Ralf Hütter de Kraftwerk, y que ha muerto el 6 de mayo de 2020 como consecuencia de un cáncer.

Si la música de esta banda influyó grandemente en sus contemporáneos, como lo demostró este guiño bowiesco, aún hoy sigue siendo un grupo fundamental para muchos... Considerada la banda de música electrónica más influyente de la historia, Kraftwerk humanizó las máquinas. Nacido en la vorágine del krautrock de los años 70, el cuarteto de Düsseldorf captó perfectamente los nuevos aires y la civilización industrial en melodías totalmente sintéticas y electrónicas. La frialdad convertida en arte, la estética minimalista, las armonías climáticas: la música de Kraftwerk fascinaría a Bowie (citado, con Iggy Pop, en su canción Trans-Europe Express) y a Brian Eno tanto como a los primeros raperos y especialmente a los futuros papas de la música electrónica. Porque cuando el universo precursor de los alemanes llegara a la música disco, el tecno finalmente despegaría.

 

 

A finales de los setenta, su álbum The Man Machine construye puentes entre el minimalismo tecnológico y la mitología pop. Temas como The Robots o The Model muestran a estos científicos locos lidiando con música repetitiva, músicas electrónicas (el tecno aún no existía en ese momento...), new wave, pop e incluso una cierta forma de funk y disco.

En 1982, Afrika Bambaataa samplea la melodía de Trans-Europe Express y el ritmo de Numbers en el himno hip-hop/electro, Planet Rock.

En Detroit, el cerebro tecno Derrick May fue muy claro sobre el fundamental papel de la banda de Florian Schneider: “El tecno es como si George Clinton y Kraftwerk estuvieran atrapados en un ascensor con sólo un secuenciador para hacerles compañía.” Sólo hay que escuchar Spacelab en el álbum The Man Machine para ver de dónde ha sacado su influencia un dúo como Air...

 

 

Flautista de formación, Florian Schneider dejó la nave a finales de 2008. Ya en 1998 había empezado a distanciarse de Kraftwerk, que había dejado de grabar discos (el último, Electric Café/Techno Pop, data de 1986), y pasaba la mayor parte del tiempo dando clase de arte y medios de comunicación en la Universidad de Karlsruhe. © Marc Zisman/Qobuz

 



ESCUCHE KRAFTWERK EN QOBUZ


ESCUCHE NUESTRA PLAYLIST KRAFTWERK


LEA NUESTRO GRAN ANGULAR DE KRAFTWERK


Para seguir todo lo que sucede en Qobuz, únete a nuestra página de Facebook!