Reseñas :
Vídeo del día

Ian Curtis, 40 años después…

Por Marc Zisman |

El 18 de mayo de 1980, el cantante de Joy Division se quitaba la vida con solamente 23 años…

Cuatro décadas más tarde, el suicidio del cantante de Joy Division continúa atormentando al post-punk, a la new wave y, ciertamente, a la historia del rock por entero. En sólo dos álbumes, Unknown Pleasures y Closer, la banda de culto de Manchester capturó perfectamente el gris, la depresión y la industrialización en la ciudad, con su carismático e influyente líder al frente.

Vínculo entre las experiencias berlinesas del tándem Bowie/Eno y la poesía errante de los Doors, el universo de Joy Division, que nació en el apogeo de la era punk, fue un fulgurante rayo a imagen y semejanza del atormentado Ian Curtis, que se ahorcó en 1980 con sólo 23 años... Textos oscuros, atmósfera pesada, voz de muerto viviente, guitarras cuadradas, bajo fantasmagórico, melodías escasas, rítmica industrial: la música de la banda de Manchester, producida clínicamente por el vanguardista Martin Hannett, establece una estética rigurosa y austera, como si fuese un pacto inquietante con la locura y la muerte que acechan.

 

 

La era post-Ian Curtis sería más radiante: los supervivientes de Joy Division se convertirían en New Order, una de las primeras uniones exitosas entre el rock’n’roll y la música dance.

 

 

La vida del difunto cantante se pondría en escena en 2007 en Control, un excelente biopic dirigido por el fotógrafo Anton Corbijn. Pero ahora es hora de que el aura de Joy Division y su corto periodo de trabajo brille de nuevo… © Marc Zisman/Qobuz

 



ESCUCHE JOY DIVISION EN QOBUZ


ESCUCHA NUESTRA PLAYLIST JOY DIVISION


Para seguir todo lo que sucede en Qobuz, únete a nuestra página de Facebook!