Su carrito está vacío

Reseñas :
Vídeo del día

Después de Bowie

Por Marc Zisman |

Cinco años después de su muerte, The Thin White Duke no deja de fascinar a muchos seguidores y sus álbumes siguen siendo una gran fuente de inspiración para muchos artistas…

El 10 de enero de 2016, cuando David Bowie nos dejó definitivamente, sus fans escuchaban en bucle el álbum Blackstar, su 25º proyecto en estudio, publicado solamente 48 horas antes, el día de su 69º cumpleaños.

El hombre que acababa de morir de cáncer, contra el que había luchado durante 18 meses, no era una “leyenda del rock” como los demás. Había vivido a través de las décadas y las modas, y siempre tuvo Bowie el estatus de un innovador único, un artista singular que logró reinventarse perpetuamente, también para cuestionarse a sí mismo...

 

 

Desde el glam rock a la new wave, del funk al soul, de la música disco al electro, David Bowie ha abrazado todos los géneros; a veces incluso se adelantó al juego. Desde el Mayor Tom hasta Ziggy Stardust, desde Aladdin Sane hasta The Thin White Duke, Bowie se inventó y reinventó, se metamorfosoeó y exhibió siempre su cuerpo como un espectáculo. Un cuerpo que llevó a todos los rincones del mundo, de Londres a Nueva York, pasando por Berlín.

 

 

Un itinerario geográfico, físico, intelectual, denso y fascinante que ha hecho de Bowie un icono del mundo de la cultura moderna y un pionero de la música pop, con su androginia reivindicada. Cinco años después de su muerte, su arte está lejos de haber dejado de influir en la generación joven... © Marc Zisman/Qobuz

 

 

 



ESCUCHE DAVID BOWIE EN QOBUZ


Para seguir todo lo que sucede en Qobuz, únete a nuestra página de Facebook!


Para descubrir más en torno al artículo