Categorías :

Black Midi, demoledores

El primer álbum imponente y devastador de un joven cuarteto británico con influencias post-punk…

Por Marc Zisman | Vídeo del día | 12 de julio de 2019
Responder
Qobuz

El revival post-punk que viene sacudiendo el Reino Unido desde comienzos de la década de 2010 no deja de alumbrar bandas de interés. Pero con Black Midi se amplía el espectro de influencias, hasta el punto de enloquecer los sismógrafos encargados de rastrear nuevas vibraciones musicales.

Sirviéndose de los códigos del math rock, del krautrock y de la música progresiva, Georgie Greep (voz/guitarra), Cameron Picton (bajo/voz), Matt Kwasniewski-Kelvin (guitarra) y Morgan Simpson (batería) se nos presentan alternativamente a manera de arquitectos y expertos en demoliciones.

Rítmicamente superdotado, Schlagenheim se mueve por terra incognita.

Y tambíen resulta sorprendente el vanguardista método de trabajo de estos jóvenes londinenses, basado en un proceso de construcción/deconstrucción a partir de una estructura inicial. Sus inacabables jams pueden así transformarse en riffs, adoptando forma de una serie de compases. Las piezas de Black Midi parecen, por ello, criaturas en continuo movimiento, altamente cambiantes, en una mezcla de «droning, ambient, noisy thing». según Greep.



Sus sonidos traerán al recuerdo de los más veteranos el rock’n’roll disparatado, free y terrorista de Swans, Boredoms, Neu!, Public Image Ltd., Merzbow, Fugazi o Test Icicles. Y es que los chicos de Black Midi no están aquí para acariciar nuestros oídos, sino para despertar y agitar el planeta rock. Un primer disco sin concesiones. © Marc Zisman/Qobuz





ESCUCHE SCHLAGENHEIM DE BLACK MIDI EN QOBUZ


Para seguir todo lo que sucede en Qobuz, únete a nuestra página de Facebook!

Para descubrir más en torno al artículo

Sus lecturas