Su carrito está vacío

Reseñas :
Vídeo del día

Amália por Mariza

Por Benjamin MiNiMuM |

Cuando la cantante portuguesa más popular rinde homenaje a la reina del fado, Amália Rodrigues…

Para los músicos, los aficionados e incluso los cantantes de fado, Amália Rodrigues es un monumento esencial desde el que se posicionan para apreciar o desarrollar este arte. Icono de todo un pueblo, símbolo del alma portuguesa, el aura de la fadista no se ha debilitado desde su muerte en 1999.

En 2020 celebramos el centenario de su nacimiento. Mariza, que es hoy la cantante más popular entre los portugueses, ha decidido celebrar los 20 años de su carrera dedicando un álbum entero a su antecesora. Canta Amália contiene una selección de las canciones más populares de Amália: desde uno de sus primeros grandes éxitos, Foi Deus (1952), hasta uno de sus últimos, Lágrima (1983), y presenta estándares de su edad de oro, en los años 60, cuando trabajó en tándem con el brillante compositor Alain Oulman (Gaivota, Fado Português, Estranha Forma de Vida, Povo Qui Lavas No Rio, Cravos de Papel o Com Que Voz). Mariza aborda este repertorio con respeto, pero también con la distancia emocional que caracteriza su acercamiento relajado a un género normalmente destinado a traer lágrimas a los ojos.

 

 

Para este álbum, Mariza ha recurrido una vez más a los servicios del productor, arreglista y violonchelista brasileño Jaques Morelenbaum, antiguo cómplice de Tom Jobim y Caetano Veloso y artífice de una de las cumbres de la carrera de Mariza, el álbum Transparente de 2005. Las cuerdas tienen un hermoso protagonismo aquí, y hacen que los arreglos, a veces jazzísticos, a veces brasileños, sean tan lujosos como una superproducción del Hollywood de los años 50.

Si Canta Amália fue grabado en Río de Janeiro, ello es también un guiño al debut discográfico de Amália en esa misma ciudad, en 1945. Y si la guitarra del brasileño Lula Galvão a veces libera acentos hispanos, es probablemente para evocar los orígenes de la diva nacida en Beira Baixa, una antigua provincia portuguesa fronteriza con España, cuya música la impregnó fuertemente y que fue su primer campo de experimentación. Pero, por supuesto, las notas cristalinas de la inevitable guitarra portuguesa, tocada según las piezas por dos de sus más grandes intérpretes contemporáneos, Bernardo Couto y Luís Guerreiro, nos llevan de vuelta al corazón de la Alfama de Lisboa, el barrio popular donde nació el fado.

 

 

Sin embargo, este álbum no pretende en ningún momento volver al escenario íntimo y recogido de una Casa de Fado tradicional, ya que su música está pensada para grandes escenarios, capaces de acoger grandes orquestas y estrellas como Mariza o Amália, primera cantante de fado que fue celebrada en una gran sala de prestigio. © Benjamin MiNiMuM/Qobuz



ESCUCHE "MARIZA CANTA AMALIA" DE MARIZA EN QOBUZ


Para seguir todo lo que sucede en Qobuz, únete a nuestra página de Facebook!


Para descubrir más en torno al artículo