Los álbumes

10,79 €

Reggae - Publicado el 21 de marzo de 2019 | Ras Martin Productions

10,99 €

Reggae - Publicado el 8 de marzo de 2019 | Aya World Productions - Whitestone Productions

14,99 €
12,49 €

Reggae - Publicado el 31 de agosto de 2018 | Wagram Music - W Lab

Hi-Res
14,99 €

Reggae - Publicado el 25 de julio de 2018 | New Jersey

12,49 €

Reggae - Publicado el 6 de julio de 2018 | VP Records

13,49 €

Dub - Publicado el 22 de junio de 2018 | Trojan Records

13,99 €

Reggae - Publicado el 11 de mayo de 2018 | Drew's Entertainment

13,49 €

Reggae - Publicado el 20 de abril de 2018 | Omnivore Recordings

11,99 €

Reggae - Publicado el 2 de febrero de 2018 | Tuff Gong Caribbean Distributors, LP

13,99 €

Reggae - Publicado el 1 de marzo de 1988 | EMI Music Brasil Ltda

13,49 €

Reggae - Publicado el 15 de diciembre de 2017 | Omnivore Recordings

Libreto
17,99 €

Reggae - Publicado el 18 de noviembre de 2016 | Caroline International

20,99 €

Reggae - Publicado el 16 de junio de 2017 | Urban

13,99 €

Reggae - Publicado el 1 de noviembre de 2016 | Universal Music Division Barclay

12,49 €

Reggae - Publicado el 16 de junio de 2017 | Wagram Music

19,49 €
13,99 €

Reggae - Publicado el 3 de junio de 1977 | Island Records (The Island Def Jam Music Group / Universal Music)

Hi-Res
En la carrera de todo músico hay siempre un disco más importantes que los demás, pero Exodus fue mucho más que eso para Bob Marley. Y es que este álbum puso al artista en otra órbita, ciertamente, pero además marcó su destino hasta el punto de conferirle dimensión de hombre de Estado. Estamos en 1976: Bob Marley cree haber llegado a lo más alto de su carrera cuando Eric Clapton le da a conocer entre sus varios millones de seguidores al versionear I Shot The Sheriff. Tras la partida de Peter Tosh y Bunny Wailer, dos años antes, se había quedado solo al timón de la nave, convirtiéndose en todo un icono en esa Jamaica que se dirige a unas problemáticas elecciones. Michael Manley, primer ministro, se enfrenta a Edward Seaga, favorito en el barrio de Tivoli Gardens de Kingston, y capaz de enviar a sus huestes a sembrar el terror en los distritos adeptos a su oponente. Y el 3 de diciembre de 1976 esos tipos, armados hasta los dientes, se dirigen a casa de Bob Marley, sospechoso de ser amigo de Manley, y disparan sobre el músico, su esposa Rita y su mánager Don Taylor, sin que milagrosamente se produzcan víctimas mortales. Acribillado por las balas pero sin perder el ánimo, Bob Marley actuará dos días después en el Smile Jamaica Concert, mostrando sus heridas y adquiriendo de paso una celebridad inaudita. Con todo, y a pesar de su valentía, no volvería a actuar en Jamaica durante los 18 meses siguientes, pasados en su exilio británico. Nada más cruzar el charco Marley entra en los estudios de Island, en enero de 1977, como poseído por una urgencia de grabar. El título del disco, Exodus, hace por supuesto referencia a su propio exilio, pero constituye también un guiño a la idea rastafari de repatriación, que promueve el retorno a África. Más productivos que nunca, Bob y sus músicos registran una veintena de temas, la mitad de los cuales irán a parar al álbum siguiente, Kaya. Y si la primera parte del disco contiene cortes con letras comprometidas (las llamadas a la espiritualidad de Natural Mystic, Heathen o Exodus, pero también So Much Things to Say y Guiltiness), en el resto predomina un sentimiento más escapista, como en Waiting in Vain, Jamming o Three Little Birds, como si Bob necesitara un tono más ligero. La obra concluye con la emblemática Punky Reggae Party, homenaje a los punks ingleses, tan entusiastas del reggae; por lo demás, con sus ritmos desenfrenados tan lejanos de los estándares de The Wailers, constituye un trozo de historia en sí mismo, puesto que juntó en un estudio a Lee Perry, coautor de la letra, y a Sly Dunbar a la batería, así como a miembros de los grupos Aswad y Third World, pertenecientes igualmente a la escudería Island. En el momento de su publicación el disco se convirtió en todo un superventas, incrementándose todavía más el aura de Bob Marley con cada nuevo single lanzado. Cuando regresó finalmente a Jamaica, el 22 de abril de 1978, para actuar en el One Love Peace Concert, fue recibido con honores de profeta, haciendo subir al escenario a los adversarios Michael Manley y Edward Seaga para obligarles a darse un histórico apretón de manos a los sones de Jamming, interpretados por los Waylers. ©Smaël Bouaici / Qobuz
13,99 €

Reggae - Publicado el 2 de junio de 2017 | Tuff Gong

19,99 €

Reggae - Publicado el 17 de mayo de 2017 | The Store For Music Ltd

16,79 €

Reggae - Publicado el 12 de febrero de 2009 | Locomondo