Categorías :

Artistas similares

Los álbumes

939636 álbumes ordenados por Mejores ventas y filtrados por 5,00 € hasta 10,00 €
HI-RES9,99 €
CD6,99 €

Jazz - Publicado el 8 de mayo de 2020 | ECM

Hi-Res
Para el 75º cumpleaños de Keith Jarrett, su mayor cómplice ha reunido cinco temas en este álbum disponible en exclusiva en Qobuz. Este socio, al que se puede denominar verdadero amigo del pianista americano, es Manfred Eicher, productor y fundador de ECM. El sello alemán ha acogido las grabaciones de Keith Jarrett durante ya casi 50 años. Así, el 10 de noviembre de 1971, encontramos a Jarrett solo frente a su piano y a Eicher detrás de la mesa de mezclas para registrar el primer disco ECM del pianista: Facing You. “Ni siquiera sé cuántos discos hemos hecho los dos”, dijo el productor alemán a Qobuz hace unos años. “Pero mirar hacia atrás en el conjunto es un logro maravilloso. ¡Continuidad! ¡Se trata de la continuidad! Así es como puedes crear nuevas cosas y desarrollarlas”.Interacciones dinámicas de grupo e improvisaciones en solitario de inmensa profundidad: la música de Keith Jarrett escogida especialmente para Qobuz por Manfred Eicher pone de relieve la extraordinaria creatividad del gran pianista en diferentes contextos musicales. Elegir piezas de entre su extensa discografía no debe haber sido fácil, y Keith Jarrett 75 permite escuchar al pianista en solitario, dúo, trío y cuarteto... Todo comienza con Never Let Me Go, grabado en enero de 1983 con el contrabajista Gary Peacock y el baterista Jack DeJohnette, en Standards, Vol. 2. Los comienzos de un gran trío que se reinventará constantemente, revisando sin cesar las grandes páginas de la historia del jazz... A este intenso flujo improvisado le sigue Creation, Part VII, grabado en el Auditorio Parco della Musica de Roma el 11 de julio de 2014 y extraída del álbum Creation. Una larga serie de acordes que recuerdan los vínculos de Jarrett con el repertorio clásico... En la tercera pista encontramos una mirada al pasado más lejano, Personal Mountains, grabado el 16 de abril de 1979 en Tokio con el saxofonista Jan Garbarek, el contrabajista Palle Danielsson y el baterista Jon Christensen, tema extraído del álbum Sleeper, que no se publicaría hasta julio de 2012. Tanto la rabia como el lirismo impregnan esta pieza, que recuerda cómo estos sidemen escandinavos permitieron al americano desarrollar una semántica original... En No Moon At All, grabado en 2007 con el contrabajista Charlie Haden y lanzado tres años más tarde en el álbum Jasmine, nos sobrecoge la magia de un emotivo reencuentro, después de más de treinta años de separación. Olvidando todo ego, suena una conversación extraterrestre y sublime... Para concluir esta celebración, Manfred Eicher vuelve al trío con Peacock y DeJohnette con Flying, Part 1, del álbum Changes. Aunque se grabó durante las sesiones de los álbumes Standards, Vol.1 y Vol. 2 en enero de 1983, esta vez se trata de una improvisación sobre un tema de Jarrett que amplifica su interacción con la rítmica, a la que deja mucho espacio. Un mágico epílogo de un álbum acerca de un músico cuyo universo parece infinito. © Marc Zisman/Qobuz
HI-RES14,99 €
CD9,99 €

Jazz vocal - Publicado el 9 de octubre de 2014 | Laborie Jazz

Hi-Res Libreto Premios Sélection JAZZ NEWS
HI-RES16,99 €
CD14,49 €

Soul/Funk/R&B - Publicado el 30 de noviembre de 1982 | Epic

Hi-Res Premios Discoteca Ideal Qobuz - Toma de Sonido Excepcional - Hi-Res Audio
Puede que estuviera previsto que Thriller atrajera a un público de lo más variopinto pero la osadía de esos cálculos (a nadie más se le podría haber ocurrido que un virtuoso del metal como Eddie Van Halen tocara en un corte de disco) se vio eclipsada por su éxito. En este disco una canción tan bonita como "Human Nature" convive sin problemas con la dura "Beat It", el sensiblero dúo con Paul McCartney en "The Girl Is Mine" y la chispeante "P.Y.T.". Aunque no se puede negar que es divertido, la paranoia hace presencia en "Billie Jean" y la delirante "Wanna Be Startin' Something", que le da a Thriller un ancla emocional. © Stephen Thomas Erlewine /TiVo
HI-RES14,99 €
CD9,99 €
i,i

Alternativa & Indie - Publicado el 9 de agosto de 2019 | Jagjaguwar

Hi-Res Premios Pitchfork: Best New Music
HI-RES13,49 €
CD9,99 €

Rock - Publicado el 1 de noviembre de 2019 | Abkco Music & Records, Inc.

Hi-Res
HI-RES19,49 €
CD13,99 €

Chanson francesa - Publicado el 25 de octubre de 2019 | Universal Music Division Label Panthéon

Hi-Res
HI-RES8,99 €
CD6,49 €

Jazz - Publicado el 1 de enero de 2013 | Blue Note Records

Hi-Res Libreto Premios Discoteca Ideal Qobuz
HI-RES14,99 €
CD10,99 €

Jazz - Publicado el 13 de septiembre de 2019 | Jazz Village

Hi-Res Premios 4F de Télérama
HI-RES14,99 €
CD9,99 €

Alternativa & Indie - Publicado el 13 de septiembre de 2019 | Because Music

Hi-Res
En la campiña inglesa es donde Joseph Mount, el cerebro de Metronomy, ha imaginado este nuevo álbum para el 2019, tres años tras Summer 08 y diez años tras Nights Out, aquel álbum que les abriera las puertas de toda Europa y que se reeditó en febrero de este mismo año 2019 con numerosas “caras B” e inéditos. Para Mount se ha acabado la vida nocturna, tras haberse convertido en padre y haber abandonado París, donde había residido durante años. Y aún así este álbum refleja algo de aquellas cálidas noches veraniegas, con sus bailes a menudo embriagados. Mount compone en solitario y mezcla esos mismos ingredientes, que no parecen pasar de moda, en los tres singles que anticiparon el álbum: Salted Caramel Ice Cream, Lately y Wedding Bells , siempre con esas sonoridades de sintetizador algo retro.El resto de este disco bien denso (17 pistas) confirma los anticipos y es una mezcla entre electrónica, rock, pop, funk e incluso deep house (sobre todo en Miracle Rooftop), con una serie de grandes temas a cantar con los brazos en alto… ¿Basta esto para colocar a Metronomy en la misma liga que a Blur, Oasis o Elastica? Es desde luego lo que piensa Joseph Mount, que se quejaba hace poco en una revista británica del escaso reconocimiento que recibía en su propio país: “¿En qué momento a un grupo se lo estima en su propio país? Me da la impresión de encontrarme detrás de un muro de cristal y de ver a un montón de gente que grita: ‘Estamos aquí desde hace años, dejadnos entrar!’ Sería una pena que esto sucediera solamente al final de nuestra carrera.” © Smaël Bouaici/Qobuz
HI-RES14,99 €
CD9,99 €

Alternativa & Indie - Publicado el 4 de octubre de 2019 | Jagjaguwar

Hi-Res Libreto Premios Pitchfork: Best New Music
Tres años tras su My Woman, un álbum que la vio alejarse más de sus principales influencias (Cat Power, Hope Sandoval de Mazzy Star, Kate Bush, PJ Harvey) para ir a un terreno grunge/indie/folk (con incorporación de toques de Americana y sonoridades vintage), aquí Angel Olsen firma un álbum más sedoso, reluciente, hasta lujurioso. No hay sin embargo concesiones comerciales en este All Mirrors, sino solamente un deseo de conducir su música hacia unas aguas quizás menos turbulentas. El sonido es claramente más denso, los arreglos más elaborados, incluyendo incluso cuerdas que sin embargo están siempre exquisitamente dosificadas. Como Annie Clark a.k.a. St Vincent, Olsen mezcla una poderosa explosión de furia con una fuerte dosis de auto-aceptación, siempre apoyadas por melodías impresionantes. La cantante norteamericana se siente también enormemente cómoda moviéndose desde atmósferas oscuras a secuencias casi lúdicas. Estamos ante una riqueza estilística que se aprecia mejora a cada nueva escucha. © Marc Zisman/Qobuz
HI-RES7,99 €
CD5,49 €

Alternativa & Indie - Publicado el 29 de septiembre de 2014 | Big Brother

Hi-Res Premios Discoteca Ideal Qobuz
Si Definitely Maybe fue un álbum conceptual y no deliberado que hablaba del deseo de ser una estrella del rock & roll, (What's the Story) Morning Glory? describe lo que ocurre cuando los sueños se convierten en realidad. Oasis entrega una segunda grabación relativamente introspectiva, llena de baladas estupendas en vez de desgarradas canciones de rock; en vez de ahogar todo con guitarras, hay cuerdas, teclados y armónicas. Esta producción expandida proporciona resonancia emocional a las melodías dramáticas de Noel Gallagher, mientras que como mejor funcionan las letras es en fragmentos, donde las imágenes perduran y se desarrollan en la mente, y el canto de Liam Gallagher se ha vuelto más texturizado y diestro. Puede que no tenga el impacto inmediato de Definitely Maybe, pero Morning Glory es igual de apasionante y digno de ser escuchado. © Stephen Thomas Erlewine /TiVo
HI-RES16,49 €
CD10,99 €

Ambientes - Publicado el 18 de octubre de 2019 | Erased Tapes

Hi-Res
HI-RES13,49 €
CD9,99 €

Pop/Rock - Publicado el 12 de abril de 2019 | Blue Note Records

Hi-Res
Las etiquetas no parecen atraerla demasiado… Jazz, pop, country, folk, world; Norah Jones ha hecho siempre la música que le ha salido de dentro, difuminando de paso cualquier frontera musical. Y pese a haber trabajado con leyendas del jazz como Wayne Shorter, del soul como Ray Charles, del country como Willie Nelson, del rap como Q-Tip o del rock’n’roll como Keith Richards, la norteamericana se ha aplicado incansablemente a la tarea de ser, ante todo, ella misma, en virtud de una voz serena y hermosamente indolente capaz tanto de bordar sus propias composiciones como de revisitar el más inesperado cancionero ajeno… Tres años después del ambicioso Day Breaks, este Begin Again (que se antoja algo breve, 28 minutos y 7 temas) no supone la enésima mezcolanza de sonidos dispersos sino una ocasión para pintarnos un nuevo autorretrato, que alterna el pop más desacomplejado (My Heart Is Full) con el soul más emocional (It Was You) y el jazz uptempo (Begin Again). Y a fin de seguir rodeándose de gente interesante, ha invitado a Jeff Tweedy, de Wilco, a colaborar en las estupendas A Song With No Name y Wintertime. Así, no hay más que dejarse llevar por el cautivador arte de la vocalista, acompañada como siempre por la crème de la crème musical (¡qué maravilla esa aterciopelada batería de Brian Blade!) e instalada en su no man’s land un punto jazzy, un punto folk, un punto pop, un punto soul. Y es que suena siempre tan bien, independiente de la carta a la que juegue… © Clotilde Maréchal/Qobuz
HI-RES16,99 €
CD9,99 €

Rock - Publicado el 23 de septiembre de 1970 | Columbia - Legacy

Hi-Res Premios Discoteca Ideal Qobuz
HI-RES11,99 €
CD7,99 €
925

Alternativa & Indie - Publicado el 27 de marzo de 2020 | Domino Recording Co

Hi-Res Premios Qobuzissime
Cuando alguien afirma que un grupo es único, viene a significar que en realidad no es ni más ni menos único que cualquier otro grupo. Y como vivimos en una época en la que es especialmente divertido desdibujar los límites estilísticos y escuchar músicas de forma indiscriminada, el grupo que encaja en este año 2020 como un puño en el ojo es aún más difícil de clasificar que sus contemporáneos... Asha Lorenz y Louis O’Bryen no tienen nada más que rock en sus mentes y sus ideas parecen tan ordenadas como el cuarto de un adolescente, pero presentan uno de los álbumes de debut más sorprendentes e impredecibles que existen. Después de todo este tiempo, los dos londinenses, que se conocen desde sus días de instituto, han tenido sin duda la oportunidad de trabajar extensamente en este 925. No son rivales, son simplemente los mejores amigos, y por eso se turnan para tomar el micrófono en el disco. Y lo comparten entre ellos, como ya hiciera Sonic Youth en el siglo pasado. Por cierto, esto a veces nos recuerda a una, a veces incluso muy suave versión de sus antiguos colegas de Nueva York. Al igual que estos últimos, los Sorry no sonríen mucho, más bien muestran una cara algo ofendida, una especie de pereza casual, que resulta más repulsiva que atractiva. Y aún así, todo es fascinante. El periódico británico The Guardian también destacó este sentimiento, con el titular: “Sorry, este grupo hace que el aburrimiento sea sexy.” No podría ser más apropiado... Del grunge Sorry ha tomado prestada la actitud vaga, de los Pixies sus guitarras (Perfect), de Garbage la burla con efecto sexy (Snakes), de The Kills las asociaciones con los drogadictos (More), del movimiento no wave el saxo alcoholizado y del post-punk las visiones oscuras. Debemos escuchar este Qobuzissime una y otra vez, para medir su singularidad y dejarnos seducir por completo. Este álbum simplemente no puede ser pasado por alto. No hay excusa, Sorry. © Mark Zisman
HI-RES10,49 €14,99 €(30%)
CD6,99 €9,99 €(30%)

Rock - Publicado el 26 de abril de 2019 | JJ Cale

Hi-Res Premios 4F de Télérama
Lo suyo fue el blues al ralentí y exquisitamente cool. Su atípica aleación de rock, folk, country, blues y jazz convirtió a J.J. Cale en uno de los ermitaños más influyentes del planeta rock. Venerado por Clapton, autor de un hit como Cocaine y residente la mayor parte del tiempo en una caravana, sigue siendo la encarnación más reconocida de ese estilo tan lento como relajado. Así que, para sus fans, Stay Around supondrá un auténtico regalo del cielo, porque este disco póstumo de abril de 2019 reúne quince temas inéditos mezclados y producidos por el propio Cale, recopilados por su viuda, Christine Lakeland, y su viejo cómplice y manager Mike Kappus. «Me planteé poner efectos nunca escuchados a fin de optimizar el ‘factor Cale’», precisa Lakeland…«Pero al final me he limitado a sacar el máximo partido de cuanto salió del corazón y los dedos de John, así como de sus sonoridades, optando por utilizar sus mezclas. Las cosas pueden hacerse de modo tan repetitivo que, al final, pierden el latido humano. Pero John conservó siempre ese aspecto. Y dejó un amplio margen a la interpretación.» Por supuesto, todas estas pequeñas gemas –del tema más despojado (Oh My My) al más dinámico (Chasing You)– no aportan nada sustancialmente nuevo a la música de este rey del cool, que tan bien conocíamos y apreciábamos. Pero Stay Around, que no suena en absoluto como el típico recopilatorio a base de descartes, demuestra, por su calidad, que nuestro hombre se tomaba en serio cada segundo que pasaba en el estudio. Y como siempre en su caso, uno termina de escuchar este álbum póstumo con la impresión de haber vivido la experiencia más humana y cálida imaginable. Una música absorbente y sincera, hecha con el alma y las tripas. © Marc Zisman/Qobuz
HI-RES16,99 €
CD14,49 €

Rock - Publicado el 21 de octubre de 2016 | Columbia

Hi-Res Libreto Premios 4F de Télérama - Pitchfork: Best New Music
HI-RES13,49 €
CD9,49 €

R&B - Publicado el 1 de noviembre de 2019 | Stones Throw

Hi-Res Premios Qobuzissime
Más de 10.000 kilómetros separan Khartoum de Cleveland. Una distancia superada en dos suspiros por Brittney Parks alias Sudan Archives en su espléndido primer álbum, Athena. A sus 24 años, esta norteamericana autodidacta procedente de Ohio construye puentes sólidos y originales entre los sonidos de ambos continentes. Y su soul contemporáneo, lánguido y onírico, no se parece a ningún otro… El violín, instrumento predominante en la música sudanesa que ella ama tanto, es su herramienta favorita, con un sonido que envuelve en toques electrónicos y suaves ritmos de hip hop. En 2016, Sudan Archives incluso realizó una versión del tema King Kunta de Kendrick Lamar (rebautizado Queen Kunta) solamente con su voz, su violín y un pequeño pedal de efectos. Sus inusuales fusiones musicales nacieron de la revelación que esta artista ahora basada en Los Ángeles experimentó al escuchar las grabaciones del camerunés Francis Bebey, músico ya desaparecido que mezclaba sonidos africanos con música electrónica minimalista. En Athena, editado en Stones Throw, un excelente sello californiano creado por Peanut Butter Wolf especializado en rap underground y funk alocado, Sudan Archives recoge el testigo de reinas del soul underground como Erykah Badu o Solange, pero mostrando su propia originalidad. Su R&B afro-futurista, que superpone capas y capas de sonidos vanguardistas, la diferencia claramente de la competencia. Toda una sorpresa, contundente pero dulce. © Marc Zisman/Qobuz
HI-RES16,49 €
CD11,99 €

Jazz - Publicado el 8 de noviembre de 2019 | Discograph

Hi-Res
Por supuesto, con un apellido como Eastwood, el séptimo arte nunca puede andar lejos. De hecho, en este nuevo álbum de Kyle Eastwood, apropiadamente titulado Cinematic, el contrabajista norteamericano realiza versiones de temas pertenecientes a bandas sonoras (Taxi Driver, Bullitt, Charade, Skyfall, Down the Ancient Staircase, The Pink Panther, The Thomas Crown Affair), incluyendo tres dirigidas por su ilustre padre (Gran Torino, Unforgiven y The Eiger Sanction). Todos estos temas están ligados a compositores de gran calibre (Lalo Schifrin, Ennio Morricone, Michel Legrand, Bernard Herrmann, Henry Mancini e incluso John Williams) y, en algunos casos, han entrado ya en el subconsciente colectivo… Clásico y con gran clase, el acercamiento de Eastwood a estas músicas encuentra siempre el tono adecuado. Con la ayuda del pianista Andrew McCormack, el saxofonista Brandon Allen, el trompetista Quentin Collins, el baterista Chris Higginbottom, y, en dos pistas, de las voces de la francesa Camille Bertault y del británico Hugh Coltman, Kyle Eastwood no pretende nunca socavar el alma de estas páginas, sino envolverlas con texturas aterciopeladas y sensuales para resaltar su enorme poder melódico. Habiendo él mismo compuesto varias bandas sonoras para su padre (The Rookie, Mystic River, Million Dollar Baby, Letters from Iwo Jima, Flags of our Fathers, Changeling, Gran Torino, Invictus), comprende a la perfección el evocativo poder visual de estos temas y jamás intenta eclipsarlos con improvisaciones demasiado complejas. © Clotilde Maréchal/Qobuz
HI-RES14,99 €
CD9,99 €

Alternativa & Indie - Publicado el 30 de abril de 2020 | Kitsune Musique

Hi-Res
¿Un solo álbum en la existencia de Parcels y ya un directo? Un año y medio después del lanzamiento de su primer luminoso primer disco (¡que fue Qobuzissime!), el quinteto australiano más cool del momento, protegido por Daft Punk, ofrece con Live Vol.1 más de una hora de música grabada en directo en cintas magnéticas en los legendarios estudios Hansa de Berlín, donde se produjeron Low y Heroes de David Bowie, Lust For Life y The Idiot de Iggy Pop, así como todo el período berlinés de Nick Cave y sus Bad Seeds, sin olvidar Achtung Baby de U2 y Bossanova de los Pixies. En el álbum Parcels, Jules Crommelin (guitarra), Patrick Hetherington (teclados), Louie Swain (teclados), Noah Hill (bajo) y Anatole “Toto” Serret (batería) ya mostraron su simple y sincera obsesión por improvisar juntos. Una pasión exacerbada por el contexto atípico de este Live Vol. 1. Los Parcels fusionan con su planteamiento hedonista todas sus influencias, que abarcan desde Steely Dan hasta el funk de Chic, desde las bases pop creadas por los Beatles hasta las armonías vocales de los Beach Boys… Además, esta experiencia “live in studio” de Parcels fue filmado. La banda explica: “Este vídeo ya estaba planeado hace dos años, incluso antes de que empezáramos a hacer nuestro primer álbum. Es una lujosa grabación de 24 pistas de todas las canciones del álbum hecha en un estudio clásico. Para nosotros, hace dos años, esta idea era el complemento perfecto para el primer álbum. Sorprendentemente, después de su realización, lo seguimos viendo como una buena idea, lo que sucede raras veces a menos que la decisión haya sido la correcta. Puede que no saques mucho provecho de ver este vídeo con esmero de principio a fin. En vez de eso, piensa en un concierto privado que sirva de banda sonora durante la preparación de tu cena, sin tener la presión de aplaudir, sin que aumente el precio de la cerveza y con la opción de tomar un descanso para ir al baño sin perderte la mejor parte. La actuación no está editada de ninguna manera, sólo mezclada, con errores y todo, así que nos centramos realmente en el vídeo para hacerlo agradable. Hay mucha comunicación en nuestras miradas nerviosas, algunos pasos de baile educados y momentos de placer por estar tocando juntos. Estamos muy contentos con la forma en que se desarrolló.” © Marc Zisman/Qobuz