Categorías :

Los álbumes

HI-RES20,49 €
CD17,49 €

Rock - Publicado el 16 de septiembre de 1977 | Rhino - Warner Records

Hi-Res Premios Discoteca Ideal Qobuz - Hi-Res Audio
CD14,99 €

Punk - New Wave - Publicado el 4 de mayo de 1984 | Rhino - Warner Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz
Dentro de la distinguida y ecléctica familia new wave de comienzos de los 80, Echo & The Bunnymen ha destacado siempre por su especial personalidad, muy diferente a las de The Cure, U2, Simple Minds o Psychedelic Furs. Una singularidad debida en parte a la voz de su carimático vocalista-crooner, Ian McCulloch. Tras unos primeros álbumes bastante oscuros, los Bunnymen asumirían gradualmente su gusto por las bellas melodías y las instrumentaciones exuberantes. Pero Ocean Rain se impone hoy como uno de sus mejores discos y como meta de ese periodo de transformación. A lo largo de este cuarto disco editado en la primavera de 1984, el rock etéreo de este otro gran cuarteto de Liverpool se demuestra heredero tanto de la grandilocuente parsimonia del genial Scott Walker como del lirismo de los Doors o los Byrds, e incluso de los angustiosos sonidos de Joy Divison… Gracias a su detallista producción y a sus sedosos arreglos, el talento compositivo de McCulloch y el impresionismo guitarrero de Will Sergeant brillaban como nunca hasta entonces. Además, su poética musical no suena en ningún momento engolada, alcanzando su paroxismo con The Killing Moon, extensa balada crepuscular con acompañamiento de magníficos violines a escuchar una y otra vez … © Marc Zisman/Qobuz
CD13,49 €

Country - Publicado el 24 de febrero de 2004 | Rhino - Warner Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz
En 1970 su primer álbum, Gliding Bird, fue un fracaso total. Emmylou Harris tan solo tenía 23 años, pero también un hijo a su cargo, un divorcio a sus espaldas y un curro de camarera para completar el cuadro. Pero ello no sería óbice para seguir cantando en los clubs de Washington, conociendo un año más tarde al hombre que cambiaría su vida, Gram Parsons. El flechazo fue inmediato, y la joven artista comienza a colaborar en sus composiciones, imbricándose sus voces a la perfección. Pero tan mágica alquimía llega pronto a su fin al fallecer en 1973, con solo 26 años, el hombre que le hizo descubrir el country a Keith Richards. Destrozada, Emmylou deja la California de Gram para trasladarse a la costa Este, donde se reencuentra con su segundo marido y futuro productor, Brian Ahern. Pieces Of The Sky, publicado en 1975, fue, desde luego, el segundo disco de su carrera, pero el primero que permite atisbar a la gran vocalista country en que se convertirá. Se trata de un álbum ecléctico donde brilla su seductora voz, de angelical belleza, que rinde homenaje a su alma gemela tempranamente desaparecida. Y es que la única composición de Harris, Boulder To Birmingham, está claramente dedicada a Gram: steel guitar llorosa, desarrollos líricos que parecen querer comunicar con el más allá, violines sabiamente dosificados… Harris habla directamente al corazón del oyente. En este trabajo la cantante morena de aspecto hippy se implica con cada fibra de su ser, entregando a la vez una música que Nashville nunca apreciaría en su justo valor. Una suntuosa fusión de rock y country con querencia por las baladas folk, donde los fiddles y las bellas armonías campan a sus anchas. En Pieces Of The Sky se reúnen por lo demás diversas corrientes de la música norteamericana, incluyendo un gran clásico de Merle Haggard, The Bottle Let Me Down, o una melancólica serenata de los Beatles, For No One, sin olvidar la participación en la mítica Coat Of Many Colors de su fiel acompañante en directo por entonces, la sin par Dolly Parton. Emmylou Harris, con esa voz cercana a las esferas celestiales, entrega aquí unas piezas que exhalan pureza por los cuatro costados y, también, un country que parece cincelado por los estupendos Louvin Brothers. Tras la muerte de Gram Parsons Emmylou se convierte en garante de su legado gracias a un extraordinario repertorio, a un cancionero de fulgurante escritura y armonías reconocibles entre miles. © Clara Bismuth/Qobuz
CD13,49 €

Country - Publicado el 24 de febrero de 2004 | Rhino - Warner Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz
CD14,99 €

Pop - Publicado el 8 de febrero de 2005 | Rhino - Warner Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz
CD16,99 €

Country - Publicado el 8 de febrero de 2005 | Rhino - Warner Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz
CD16,99 €

Pop - Publicado el 11 de febrero de 2003 | Rhino - Warner Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz
CD16,99 €

Pop - Publicado el 21 de mayo de 2002 | Rhino - Warner Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz

Classique - Publicado el 17 de mayo de 2005 | Rhino - Warner Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz
Descarga no disponible
CD16,99 €

Punk - New Wave - Publicado el 20 de agosto de 2002 | Rhino - Warner Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz
CD16,99 €

Jazz - Publicado el 18 de octubre de 2005 | Rhino - Warner Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz
CD14,99 €

Rock - Publicado el 3 de agosto de 1979 | Rhino - Warner Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz
CD14,99 €

Rock - Publicado el 8 de octubre de 1980 | Rhino - Warner Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz
CD13,49 €

Soul/Funk/R&B - Publicado el 30 de enero de 2007 | Rhino - Warner Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz
HI-RES15,99 €
CD13,49 €

Soul/Funk/R&B - Publicado el 19 de junio de 1984 | Rhino - Warner Records

Hi-Res Premios Discoteca Ideal Qobuz
CD16,99 €

Pop - Publicado el 27 de noviembre de 2007 | Rhino - Warner Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz
CD16,99 €

Pop - Publicado el 8 de abril de 2008 | Rhino - Warner Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz
Estamos en 1976. La explosión punk sacude el orbe del rock & roll desde Nueva York a Londres pasando por Cáceres. Hacer tábula rasa con el pasado es la máxima en boga. En definitiva, no resultaba de lo más conveniente que uno declarara su amor por los Beatles o los Stones. Y precisamente los escarabajos y los cantos rodados constituían las dos máximas obsesiones de los Flamin’ Groovies, sorprendente grupo surgido bajo el sol de California en 1965 cómodamente repantingado entre los tronos de tan ilustres formaciones británicas. Después de Teenage Head, su tercer LP editado en 1971, los Flamin’Groovies vivirían tiempos un tanto complicados. Su sello, Buddah, les puso de patitas en la calle y su cantante, Roy Loney, dejó la nave, pasando el timón al guitarrista Cyril Jordan. No obstante, los ingleses apreciaban a estos Groovies siempre aferrados a las santas escrituras del buen rock & roll y que tan poco cariño sentían por las flores y el pachuli de esos hippies que pululaban, por entonces, por todos los rincones del planeta. Con nuevo sello (el británico Sire Records) y nuevo vocalista (Chris Wilson), Shake Some Action, publicado en el verano de 1976, abría otros derroteros musicales. ¡Y se convirtía en toda una revolución sonora! El blues, el rockabilly y el rock fueron sustituidos por un pop hipervitaminado herencia de los buenos tiempos de la British Invasion. Una agitación que, precisamente, sería recuperada por la emergente escena punk y que prepararó el terreno a la posterior oleada power pop. Un nuevo estilo ya anunciado en el título epónimo que abre el disco, el single Shake Some Action, que se cuenta seguramente entre las mejores canciones pop de la historia. © MZ/Qobuz
CD16,99 €

Jazz fusion & Jazz rock - Publicado el 27 de mayo de 2008 | Rhino - Warner Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz
CD19,49 €

Punk - New Wave - Publicado el 20 de junio de 2008 | Rhino - Warner Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz
CD14,99 €

Rock - Publicado el 24 de febrero de 2006 | Rhino - Warner Records

Premios Discoteca Ideal Qobuz - Prise de Son d'Exception