Diecisiete años después del último disco de OutKast, el rapero André 3000 ha publicado su primer álbum ambient/New Age en solitario, en el que toca la flauta entre experimentación y emancipación.

Lejos quedan los días en que André 3000 cantaba Happy Valentine’s Day con una mezcla de picardía susurrada y un ritmo adictivo, entre estribillos de R&B y sensualidad. Eso fue hace exactamente 20 años en el álbum Speakerboxxx/The Love Below. Luego vino Idlewild, el último álbum de OutKast, pero desde entonces poco o nada nuevo ha publicado André 3000. Unas cuantas colaboraciones, alguna con James Blake o Killer Mike, pero ningún disco. De hecho, se ha limitado a tocar la flauta, porque es mejor que “hacer scroll en el smartphone”, como él dice. En la calle, en los cafés de Los Ángeles, prácticamente en todas partes, era filmado regularmente por curiosos que estaban encantados de colgar su imagen con su instrumento en las redes sociales.

André 3000 empezó a cansarse de que le filmaran siempre así. De manera que se unió a una serie de respetuosos admiradores, músicos como él, empezando por el mentor de Flying Lotus, Carlos Niño, que le presentó al guitarrista Nate Mercereau y al teclista Surya Botofasina, que trabajó con Alice Coltrane. De esta tribu de cuatro miembros nació New Blue Sun durante largas sesiones de improvisación celebradas cerca de Venice Beach.

Reducido por algunos a un “álbum de flautas”, New Blue Sun es mucho más. Ciertamente las trompas y los instrumentos de viento de André 3000 están por todas partes, pero pronto se funden con las melodías de los sintetizadores hasta tal punto que ya no sabes qué elemento estás escuchando. Brilla a través de los sonidos producidos, esas masas de ondas en movimiento que difuminan los sentidos. André 3000, que sufre ansiedad social, brilla aquí en pequeños grupos, rodeado y apaciguado.

Pero, ¿por qué no un álbum de rap, o un regreso a OutKast, con su compañero Big Boi pisándole los talones? La respuesta está en el primer tema de I Swear, I Really Wanted To Make A ‘Rap’ Album But This Is Literally The Way The Wind Blew Me This Time: quería hacer un álbum de rap -de hecho, hizo sesiones con algunos de los raperos más punteros de la nueva generación- pero el viento decidió otra cosa. A sus cincuenta años, André 3000 sentía que ya no tenía mucho que decir y, sobre todo, que ya no quería ser famoso.

Así que publicó este álbum, que oscila entre el jazz espiritual, el ambient y la New Age, como su expresión artística más pura. New Blue Sun es la transcripción de una experiencia, a la vez una fase de duelo (acaba de perder a su madre, a su padre y a su padrastro) y ciertamente una narración psicodélica (That Night In Hawaii When I Turned Into A Panther And Started Making These Low Register Purring Tones That I Couldn’t Control... Sh¥t Was Wild). Un álbum que se aleja de la sencillez armónica para centrarse en sonidos y texturas provocando momentos entre la plenitud y el terror, como en el tema Ants to You, Gods to Who? Un álbum magnífico para domar, en el que escuchamos a un hombre curarse y transmutarse.

Artistas