La trayectoria de Alice Cooper es un caso excepcional de duplicación de la personalidad. Al igual que en El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, el cantante Vincent Furnier se somete al dominio del showman Alice Cooper. Pero según él mismo confiesa, quien habla todavía de Alice en tercera persona en las entrevistas, sigue siendo un hombre muy simple y normal en privado, lejos de esta escena en la que ha multiplicado excesos y provocaciones. A lo largo de sus cincuenta y cuatro años de carrera, podemos además descubrir algo de esquizofrenia en sus muchos cambios de estilo. Si le atribuimos la invención del shock rock, ha tocado todo, o casi todo, con más o menos éxito, desde pop hasta hard rock en sus comienzos, pasando por heavy metal, new wave o rock industrial…

Furnier nació en Detroit el 4 de febrero de 1948, pero un asma crónica obligó a su familia a mudarse a Phoenix a principios de la década de 1960. Si ya había descubierto el rock’n’roll en Detroit gracias a su tío, quien lo había hecho escuchar a Chuck Berry o Elvis, también pudo contar con un padre, músico en grandes bandas de jazz y de mente abierta, para alentarlo, sobre todo cuando le llegó la revelación escuchando She loves you de Los Beatles en la radio. Aunque fuera un fanático de Beach Boys, Rolling Stones, Kinks, Who, Roy Orbinson o Them, nunca, hasta el día de hoy, negará su devoción por los cuatro «chicos» de Liverpool. En 1964, para su primera actuación con compañeros de estudios, (sólo uno de ellos, Glen Buxton, sabía vagamente tocar la guitarra, no había encontrado nada mejor para montar una banda, The Earwigs, Los Tijeretas), se vistieron a semejanza de Los Beatles, con pelucas y trajes rigurosos cosidos por la madre, la Sra. Furnier. La formación ya incluía a Dennis Dunaway en el bajo. En el trampolín de la escuela secundaria, The Earwigs obtienen una aprobación unánime con sus letras ligeramente modificadas. Para continuar con este impulso, la banda se rebautiza Spiders y un año más tarde (aún bajo la fuerte influencia de los Beatles), vuelven a cambiar a Hollies, Byrds o Yardbirds, período inspirado en Jeff Beck ... Graban un primer single con una versión de The Blackwells, Why don`t you love me, que suena como una mezcla de Please please me y She loves you. Durante el verano de 1966, Spiders intercambió guitarristas con Spooner, la banda del guitarrista Bill Spooner, futuro fundador de The Tubes, principal rival de Alice Cooper en la década de 1970. Sale John Tatum, y entra Michael Bruce que también es un gran fan de los Beatles y ya había tocado en un grupo similar, The Trolls. En 1967, Spider se convierten en The Nazz, antes de optar por Alice Cooper, un personaje secundario en una popular serie de televisión. El cantante alegará que después de un accidente automovilístico (real), en abril de 1968, murió y se reencarnó en su nuevo alter-ego. Mientras tanto, la banda había integrado a un nuevo baterista, Neal Smith, la última pieza del rompecabezas que haría temblar los 70, al tiempo que se acumulaban los éxitos discográficos. Su primer álbum, Pretties for you, en el sello Straight Records de Frank Zappa sin embargo, no tuvo una buena acogida cuando fue lanzado en junio de 1969.

 

Crea una cuenta gratuita para seguir leyendo