Su carrito está vacío

Reseñas :
Tutoriales

Controlar la reproducción de música desde un iMac: ¡nuestra respuesta a las preguntas y a las exigencias a las que nos somete un suscriptor!

Por Philippe Daussin |

Hemos elegido responder vía sección Qobuz&You al correo de este suscriptor de Qobuz, a quien agradecemos sus felicitaciones –que nos tocan profundamente la fibra sensible- porque menciona de manera muy precisa los componentes de su equipo y como consecuencia de ello podemos ofrecerle propuestas prácticamente a medida un avez aclaradas ciertas dudas sobre la sección DAC causante del problema.


¿Les puedo pedir ayuda ?

Suscriptor de Qobuz desde hace más de dos años, gracias a ustedes he podido expandir de manera muy sustancial mi repertorio de escucha, en particular en el género « Clásico ».
Su aplicación es maravillosa y parece que incluso va mejorando poco a poco.
Leo con interés su sección « Bancos de pruebas » Hi-Fi. Me cuesta comprender la funcionalidad DAC y por lo tanto no acabo de decidirme por un equipo concreto.

Dispongo de la siguiente cadena de Alta Fidelidad:
amplificador: harman/kardon hk 825
preamplificador: harman/kardon hk 870
sintonizador: harman/kardon TU615
cajas acústicas: B&W DM 200
Estos componentes tienen ya muchos años pero son de calidad.

En lo que respecta al ordenador:
iMac (pantalla de 27 pulgadas, mediados de 2011)
Procesador: Intel Core i5 de 3,1 GHz
Memoria: 8 GB 1,333 MHz DDR3
Gráficos: AMD Radeon HD 6970M 1GB
OS : macOS High Sierra (10.13.2)

Quiero reproducir música desde mi iMac con mi cadena de Alta Fidelidad a partir de Qobuz o a partir de una biblioteca digital importante, pudiendo los distintos componentes ser unidos por una conexión a Internet.

¿Puedo pedirles que me ayuden a encontrar el o los intermediarios que podrían aconsejarme (de manera detallada) para la compra de dicho equipo ?

Con todo mi agradcimiento y mis felicitaciones por la calidad de su Qobuz.

Cordialmente.


Nuestra respuesta

Buenos días y gracias por su correo.

La sección DAC es la parte final de la reproducción de música sin soporte físico o desmaterializada, es decir almacenada en forma de archivos de audio digital en un ordenador, un servidor situado en una red doméstica (llamado NAS, siglas de « Network Attached Server o Servidor Conectado a la Red) o en cualquier otro soporte de almacenamiento masivo susceptible de ser conectado a un aparato al que pueda acceder el usuario.

Desde el punto de vista electrónico, la sección DAC propiamente dicha no es sino una placa de circuito impreso idéntica a las que podemos encontrar en ordenadores, smartphones o tabletas aunque, sobra decirlo, mucho más evolucionada y con unas prestaciones muy superiores.

La sección DAC puede formar parte de diferentes tipos de aparatos, de los cuales los que nos conciernen de manera más precisa son los convertidores de digital a analógico (D/A) autónomos -a los que también se llama, por analogía, DAC’s puesto que su papel se concentra esencialmente en la conversión de señales digitales en analógicas- y los que están integrados en los reproductores de música en red.

Los convertidores D/A autónomos o separados necesitan ser conectados a un ordenador (o un smartphone o una tableta) mediante un cable USB y por tanto funcionarán con la aplicación Qobuz para Mac/PC (o para iOS o Android si tenemos un dispositivo móvil). Asimismo, serán conectados a un sistema de Alta Fidelidad mediante cables equipados con conectores RCA para enviarles las señales analógicas procedentes de la descodificación de las señales digitales.

Los reproductores de música en red (también llamados streamers) son capaces de leer (a partir de una aplicación de control o de un mando a distancia, léase desde las teclas de control de su panel frontal) archivos digitales de audio almacenados en aparatos conectados a la misma red y también de acceder a emisoras de radio de Internet o incluso a servicios musicales online, como por ejemplo Qobuz, si los mismos están integrados (ver este artículo), siendo su sección DAC la encargada de transformar los datos digitales de audio en señales analógicas que serán enviadas a nuestro sistema de Alta Fidelifdad mediante cables de modulación –es decir de interconexión analógica- conectados a una entrada auxiliar.

Puesto que no tienen necesidad de ser conectados a un ordenador, es posible colocarlos cerca de los demás componentes del equipo, pudiendo realizarse su conexión a la red por Wi-Fi o por cable Ethernet (solución que nos permite ponernos al abrigo de los riesgos de la conexión inalámbrica). Pues bien, este es el tipo de aparato que usted necesita.

Por otro lado, puesto que usted desea escuchar música con su equipo de Alta Fidelidad desde su ordenador iMac, no es indispensable que adquiera un reproductor de música en red que integre Qobuz –ya le explicaremos por qué- a la vez que le comentaremos con detalle lo que consideramos que necesita para que responda a sus necesidades y vea de paso que el tema no es tan grave.

-De entrada, creemos que el software Audirvana Plus para iMac está en condiciones de responder a todas sus aspiraciones en materia de de control: gestión de una biblioteca de música, integración de Qobuz en Hi-Res y reproducción en Wi-Fi hacia un reproductor en red UPnP (que no tiene por qué integrar Qobuz necesariamente).

-A continuación, para elegir un reproductor de música en red es imperativo que sea compatible UPnP, a la vez que nos parece preferible que pueda descodificar archivos digitales de audio Hi-Res (hasta 24 bits a 96 kHz o, mejor aún, 24 bits a 192 kHz).

En cuanto a los parámetros subjetivos, léase diseño externo, calidad sonora o precio, pertenecen a la esfera de su apreciación personal. No obstante, le diremos que podrá encontrar reproductores de música en red tanto en el catálogo de la inmensa mayoría de marcas de Alta Fidelidad tradicional como en el de fabricantes menos conocidos, y también que numerosos modelos han sido objeto de un banco de pruebas por nuestra parte.

En el caso concreto de harman/kardon, existe el modelo Harman-Kardon-Adapt, no especialmente caro y que integra Qobuz en Hi-Res de 24 bits a 96 kHz aunque el fabricante no precisa si es compatible UPnP. De hecho, estamos en condiciones de pensar que no lo es aunque nuestras investigaciones en Internet no han aclarado nada al respecto y en su momento, es decir cuando lo analizamos, desgraciadamente no lo comprobamos.

Confiamos en haber aportado algo de luz sobre el « ecosistema » DAC y también haber sugerido una solución capaz de satisfacer sus necesidades.

***

¡Para seguir todo lo que pasa en Qobuz, únase a nosotros en Facebook! } www.facebook.com/qobuz

Si usted es fabricante, importador, distribuidor o cualquier otro profesional relacionado con la reproducción sonora y desea contactar con nosotros, le agradeceremos que lo haga a la siguiente dirección de correo electrónico: newstech@qobuz.com

Si usted es un apasionado de la sección Guía Hi-Fi y desea contactar con nosotros, hágalo únicamente a la siguiente dirección: rubriquehifi@qobuz.com

Para cualquier pregunta u observación a nuestra sección de Redacción relacionada con este artículo, contacte con nosotros directamente –si es posible, añadiendo su URL- a la siguiente dirección de correo electrónico: rubriquehifi@qobuz.com