Su carrito está vacío

Reseñas :
Actualidad

¡Megadeth, megavivos!

Por Charlélie Arnaud |

A pesar de la enfermedad y los escándalos, la banda de Dave Mustaine firma con “The Sick, the Dying and... the Dead!” su álbum más potente desde hace años.

Desde el álbum Dystopia en 2016, la vida de Megadeth ha dado un vuelco en muchos sentidos. En 2019, cuando la banda californiana comenzaba a trabajar en su nuevo álbum, Dave Mustaine se enfrentó a un cáncer que le afectó a la garganta. Apenas la enfermedad entró en remisión en 2021, Dave Ellefson, el bajista de la banda durante muchos años, se vio envuelto en un escándalo sexual (basado en videos privados colgados en internet) con una chica menor de edad que presuntamente no lo aparentaba. Fue despedido en el acto, ya que había dejado grabadas sus partes de bajo para el siguiente álbum. Mustaine llamó entonces a la puerta de sus colegas de Testament para que le prestaran al fantástico bajista Steve Di Giorgio y le hicieran regrabar todas las partes de su instrumento. Si a esto le añadimos que el batería belga Dirk Verbeuren (ex Scarve y ex Soilwork) grababa por primera vez con ellos, había bastante presión para un solo hombre y un solo disco...

 

 

¿Será por esta razón que el recién estrenado The Sick, the Dying and… the Dead! parece tan ácido? Es posible, pero uno llega a felicitarse por todo lo que podría ser la causa de esta vuelta a las raíces totalmente farandulera. Entre auténticas cabalgadas de thrash con ritmos demoledores que no escuchábamos de la banda desde Rust in Peace en 1990 (impresionantes Night Stalkers y We'll be Back) y temas hiperagresivos a mid-tempo que recuerdan a Countdown to Extinction (1992): el Megadeth de 2022 no sabe a miel.

 

 

Treinta años estuvimos esperando un disco de este calibre (o más exactamente, no estuvimos). Habría que remontarse a trabajos como Peace Sells...but Who's Buying? (1986) o So Far, so Good...so What? (1988) para encontrar una cohesión de grupo semejante, la impresión palpable de estar siendo golpeado por una banda organizada y tremendamente unida. Incluso el glorioso período de Nick Menza/Marty Friedman parece más basado en la interpretación individual, mientras que aquí todo suena como el esfuerzo conjunto de todo el grupo. Sólo sobre el papel, el tándem rítmico Verbeuren/Di Giorgio dibuja una sonrisa de ensueño en la cara del entendido, así que imagínese a toda la banda. También hay que subrayar el canto tan particular de MegaDave, más chirriante, cínico, incluso ácido que nunca, y que con cada entonación sarcástica lucha por ocultar las palabras "Fuck cancer".

 

 

Desde el cambio de siglo, de vez en cuando nos obligamos a encontrar cualidades en los siete álbumes publicados por Megadeth. Por respeto, por nostalgia, a veces también por mala fe. Hoy en día, estas recopilaciones parecen muy aburridas, incluso anticuadas. The Sick, the Dying and... the Dead! ve cómo la banda americana vuelve a su mejor nivel y nos permite por fin hacer unos buenos abucheos. ¡Dios, sienta tan bien!



ESCUCHE A “THE SICK, THE DYING… AND THE DEAD!” POR MEGADETH EN QOBUZ


Para descubrir más en torno al artículo