Su carrito está vacío

Reseñas :
Actualidad

Inmortal Ozzy

Por Charlélie Arnaud |

Con “Patient Number 9”, el septuagenario Prince of Darkness firma un álbum repleto de invitados, entre ellos Eric Clapton, Jeff Beck, Robert Trujillo de Metallica y Chad Smith de los Red Hot Chili Peppers.

A sus 73 años, nada parece detener a Ozzy Osbourne. Tras un disco de estudio en 2019, el denostado Ordinary Man, ya está de vuelta con Patient Number 9, que seguro será un éxito. Aunque sólo sea por el alucinante elenco que rodea aquí al príncipe de las tinieblas, y que parece un auténtico sueño: mientras Robert Trujillo (Metallica) asienta todas las partes de bajo, la batería es compartida por Chad Smith (Red Hot Chili Peppers) y el difunto Taylor Hawkins de Foo Fighters. En cuanto a las guitarras, se confían a Jeff Beck, Eric Clapton, Mike McCready (Pearl Jam), Tony Iommi y, por supuesto, al fiel lugarteniente Zakk Wylde.

 

 

Entonces, ¿qué pasa con esta reunión de la élite, este “Ro(ck)tary Club” de lujo? Dejemos el suspenso: este es un muy buen disco de Ozzy, bien escrito, bien interpretado y, en definitiva, bien concebido. Por supuesto, los cuatro invitados estrella dejan su huella única por todas partes (véase la guitarra plañidera de Clapton en One of Those Days o el riff 100% Sabbath de Iommi en No Escape from Now), pero todas estas intervenciones tienen sentido porque están puestas al servicio de unas composiciones sólidas. A pesar de su considerable duración (una hora) y de las trece canciones que contiene, Patient Number 9 no se queda ni una sola vez en la indigencia o el relleno. ¿Le gusta el heavy metal y las guitarras chillonas? Con Zakk Wylde y Tony Iommi, el gasto vale la pena. ¿Le gustan los arreglos refinados y el lado más íntimo y nostálgico de Osbourne? A Thousand Shades (con Jeff Beck) será su pieza de cabecera, con su pequeña melodía de So Tired del álbum Bark at the Moon.

 

 

Incluso el lado más radiofónico de finales de los 80 está representado aquí con el excelente Dead and Gone. Acérquese, hay algo para todos. Andrew Watt, responsable de la producción del álbum anterior, ha reducido considerablemente sus excentricidades sonoras. Seguro que Patient Number 9 suena como una superproducción, muy grande y muy contemporánea, pero este es un álbum de metal, no hay ningún engaño.



ESCUCHE “PATIENT NUMBER 9” DE OZZY OSBOURNE EN QOBUZ


Para descubrir más en torno al artículo