Su carrito está vacío

Reseñas :
Bancos de pruebas

iFi Audio Neo iDSD: un DAC/amplificador de auriculares polivalente y accesible

Por Alban Amouroux |

Este muy completo DAC con etapa de preamplificación incorporada puede acompañar a cualquier sistema de audio, de vídeo u ordenador, completado bien con cajas acústicas, bien con auriculares. Incluye componentes seleccionados y el conjunto de las funcionalidades necesarias para reproducir todos los formatos de archivo hasta la muy alta resolución. Todo ha sido pensado para que su uso sea lo más fácil posible.

iFi Audio propone una decena de procesadores digitales de audio o DAC’s para que cada uno pueda encontrar su particular camino hacia la felicidad. Desde el modelo portátil hasta los modelos para Alta Fidelidad tradicional, con más o menos entradas y salidas, estos DAC’s actúan sobre todo como preamplificadores para conectar un amplificador o cajas acústicas activas. Salvo un par o tres de excepciones, también incluyen amplificadores para auriculares, campo este último en el que iFi ha construido su reputación. Aunque polivalentes, los primeros modelos de la marca estaban más bien dedicados a un uso portátil. Las referencias Zen, Pro y Neo se sienten más a gusto en una sala de estar.

La serie Zen ha crecido enormemente hasta cubrir el conjunto de las funciones de un sistema de Alta Fidelidad formado por elementos separados: amplificador de auriculares, DAC, streamer, preamplificador de fono... La serie Pro consta de dos productos mientras que el Neo iDSD es el único representante de la gama a la que pertenece. Es por esta razón que está tan bien equipado a fin de cubrir en su totalidad las necesidades más corrientes. A pesar de un formato mini que se sitúa muy lejos del de los equipos de Alta Fidelidad convencionales, puede convertirse en el centro de un sistema de alta calidad con capacidades de conversión D/A de primer orden.

Características

- DAC/preamplificador estereofónico
- Precio: 
799 € (en España)
- Relación señal/ruido: -112 dB(A) @ 0 dBFS
- Distorsión: <0’0015 % @ 0 dBFS
- Nivel de la salida de auriculares: >5’77 V/1.040 mW (modo balanceado @ 32Ω)
- Nivel de la salida analógica balanceada: 4’4 V (fija), 6’3 V / 7’7 V max (variable)
- Codificaciones digitales soportadas: PCM hasta 32 bits/384 kHz, DSD hasta DSD512 y MQA
- Conectividad: Bluetooth 5.1 (AAC, SBC, aptX, aptX HD, aptX Adaptive, aptX LL, LDAC, LHDC/HWA), 1 entrada digital óptica, 1 entrada digital coaxial, 1 entrada USB 3.0, 1 salida no balanceada con conectores RCA, 1 salida balanceada con conectores XLR, 1 toma de auriculares para clavija de 6’35 mm, 1 toma de auriculares para conector balanceado de 4’4 mm
- Dimensiones (An x P x Al): 214 x 146 x 41 mm
- Peso: 0’97 kg 

Presentación general del Neo iDSD

Lo menos que se puede decir es que el Neo iDSD ocupará muy poco espacio en su despacho o su mueble para componentes de Alta Fidelidad. Se ajusta perfectamente a la tendencia de los dispositivos de audio cada vez más pequeños aunque sin comprometer la calidad. En este sentido, la calidad de fabricación es excelente. El chasis de aluminio está perfectamente ajustado mientras que las formas redondeadas en la parte superior y alrededor del potenciómetro de volumen realzadas por una línea retroiluminada rompen un poco el paralelismo de las líneas aportando a la vez una estética propia de iFi Audio.

Debido a su posicionamiento premium, el Neo iDSD tiene una pequeña pantalla cuadrada en la parte izquierda del panel frontal. Muestra la información principal: tipo de archivo, frecuencia de muestreo y nivel de volumen. Sólo hay dos botones, concretamente uno para activar y desactivar el dispositivo y uno para seleccionar la fuente y activar el modo de sincronización Bluetooth. Justo al lado se sitúan las dos salidas de auriculares, una de tipo clásico no balanceada para conector de 6’35 mm y una balanceada para conector de 4’4 mm.

En lo que concierne al panel trasero, todo está claro y ordenado. Las entradas están a la derecha, con la toma mediante fijación por tornillo para la antena Bluetooth. En este ámbito, iFi Audio ha ido a por todas con el soporte para todos los codecs, desde el más clásico hasta el más reciente pasando por la Hi-Res. Las entradas digitales son tres en total. Las dos “clásicas”, léase coaxial y óptica, son acompañadas por un puerto USB-B 3.0 retrocompatible 2.0. Por su parte, las salidas analógicas están disponibles con conectores RCA y XLR.

iFi suministra de serie un cable USB, un cable RCA, un adaptador mini-clavija/clavija estándar y una fuente de alimentación dedicada iPower2 de 5 voltios concebida para reducir el ruido gracias a la función Active Noise Cancellation II. Por su parte, el cable de red tiene un diámetro superior al de un componente convencional y además está recubierto con una trenza.

El Neo iDSD está repleto de tecnología para tratar flujos digitales de audio en las mejores condiciones posibles. La conversión de digital a analógico (D/A) es confiada a un “chip” Burr-Brown asociado a un microprocesador XMOS para la entrada USB. Procesa casi 2.000 millones de informaciones por segundo y dispone de una memoria de 512 kB. El “jitter” es erradicado con ayuda de un reloj con precisión de femtosegundos –un femtosegundo equivale a 0’000000000000001 segundos– y una memoria tampón –buffer– inteligente. La topología circuital interna es doble monofónica basada en componentes seleccionados de las mejores marcas en su campo, caso de los condensadores cerámicos TDK o el controlador de volumen multicapa Murata.

Funcionamiento del Neo iDSD

Dicho lo anterior, este DAC de iFi Audio puede acomodar hasta cuatro fuentes diferentes, como por ejemplo un reproductor de audio portátil (DAP) o un smartphone vía Bluetooth, un reproductor de CD o un televisor mediante conexión óptica y un PC o un streamer a través de USB. El Neo iDSD lo acepta todo en términos de formatos de archivo y frecuencias de muestreo, llegando hasta 32 bits/768 kHz en PCM. También acepta el DSD óctuple (DSD512) y el MQA. Todo esto será confirmado detalladamente en la pantalla de visualización frontal.

El iFi Audio es acompañado por un diminuto mando a distancia por infrarrojos para controlar el nivel de volumen, el circuito de silenciamiento, la selección de la fuente y la luminosidad de la pantalla, aunque no la puesta en marcha del aparato. Puesto que tampoco hay salida para señal de disparo, el usuario tendrá que poner en marcha manualmente el amplificador o las cajas acústicas activas.

En este sentido, hay que señalar que las salidas RCA y XLR pueden configurarse en modo fijo o en modo variable. En este último caso, el mando a distancia y el control de volumen están activos, siendo el Neo iDSD el que gobierna el sistema en modo preamplificador. En modo fijo, el iFi Audio sólo actúa como DAC y deberá ser conectado a un amplificador integrado o a un preamplificador. Los correspondientes niveles de salida son generosos, concretamente de 3’2 voltios a 3’9 voltios en variable o 2’2 voltios fijos utilizando la conexión no balanceada (RCA). Estos valores se multiplican por dos en modo balanceado (XLR) para poder atacar cómodamente amplificadores exigentes.

En lo que concierna a las salidas de auriculares, existe, por supuesto, la misma multiplicación por dos en el valor de la tensión de salida entre la toma no balanceada para clavija de 6’35 mm y la toma balanceada para clavija de 4’4 mm. En cuanto a la potencia disponible, en modo balanceado es de 295 mW a 32 ohmios mientras que en modo balanceado es de 1.040 mW a 32 ohmios. Con una impedancia de salida inferior a 1 ohmio, el iFi Neo está preparado para atacar en muy buenas condiciones la práctica totalidad los auriculares disponibles en el mercado.

No hay conexión a redes, pero el sistema Bluetooth en su máxima expresión satisfará a los usuarios que en un momento dado necesiten o prefieran la conexión inalámbrica. Así, es posible utilizar la aplicación nativa Qobuz en el dispositivo móvil de nuestra elección y enviar el pertinente flujo de audio al Neo iDSD. No obstante, la frecuencia de muestreo será limitada a 96 kHz. iFi Audio ya ha hecho el esfuerzo de integrar todos los codecs: AAC para iPhone, aptX/aptX HD para dispositivos Android y LDAC para ciertos modelos Android y los DAP de gama alta. Evidentemente, el Bluetooth no es comparable a la Wi-Fi en términos de velocidad de transferencia binaria –sin contar la ausencia de compresión destructiva– pero garantiza un cierto confort de uso.

La escucha

Utilizamos el iDSD como fuente Roon (USB) para poder escuchar nuestras listas de reproducción Qobuz, así como temas musicales en muy alta definición codificados DSD. Las salidas balanceadas fueron conectadas a una etapa de potencia Parasound que se ocupó de nuestras cajas acústicas Dynaudio habituales.

El Berlin Concert de John Williams, donde encontramos con una indisimulada alegría las bandas sonoras originales de las más grandes películas de estas últimas décadas, ofrece un efecto de profundidad y unas ubicaciones impecable. Sin forzar, cada intérprete toca detrás de las cajas acústicas en un arco virtual que se percibe fácilmente a la vez que toda la potencia de la orquesta sinfónica entra en nuestra sala de escucha de la manera más natural del mundo.

La extracción de microdetalles con suavidad y finura beneficia la escucha del último álbum en directo de Eric Clapton, The Lady in the Balcony: Lockdown Sessions. Los timbres de las guitarras y la percusión son particularmente realistas. El conjunto es quizás un poco más estrecho que con otros DAC, pero beneficia a la musicalidad y la presencia de las voces.

La música electrónica con acentos a la vez oníricos e intimistas de Bonobo en el álbum Fragments presenta una bella coherencia de todas las sonoridades, voces e instrumentos. El bajo es tenso a la vez que se integra con el resto del mensaje. En otros fragmentos extraídos del mismo género musical, asistimos a una excelente focalización con un marcado efecto de profundidad. Los finales de las notas y los silencios son también otros de los atributos de este DAC que ofrece una partitura nunca tensa, siempre relajada.

Finalizamos nuestras sesiones de escucha con auriculares en modo balanceado, concretamente con unos Beyerdynamic Amiron Home (y el pertinente adaptador). El realismo del contrabajo es sorprendente en el álbum de jazz Salted Caramel de Simon Höfele. Lo mismo ocurre con los metales, que en algunos temas suenan con mucha soltura. El piano, colocado a la izquierda, y la batería, en el centro, proporcionan su apoyo inquebrantable con una calidad extraordinaria en la restitución de las más mínimas entonaciones, a lo que hay que sumar una agilidad y una sensibilidad irreprochables. El Neo iDSD en modo amplificador de auriculares hizo que nuestros auriculares sonaran con una naturalidad pocas veces vista, eliminando cualquier posible agresividad para embarcarnos en largas sesiones de escucha.

Puntos fuertes:
- Precisión de la reproducción
- Exactitud de los timbres
- Calidad de fabricación
- Capacidades de descodificación del DAC
- Precio competitivo

Puntos débiles:
- Ausencia de un disparador de señal de 12 voltios para incrementar aún más el confort de uso

Conclusión

El DAC/preamplificador iFi Audio Neo iDSD es un aparato musical por encima de todo. Los timbres son realistas, al igual que la ubicación de voces e instrumentos. La capacidad de extracción de las más mínimas microinformaciones ayuda a crear una escena sonora estable y profunda, que, por buscar un punto “débil”, es quizá un poco menos amplia que la de otros productos de la competencia. Gracias a su polivalencia en términos de entradas y formatos de audio compatibles, este DAC con preamplificador incorporado satisfará todas las necesidades sin excepción. Para lograr una asociación todavía más eficaz con una etapa de potencia, simplemente le falta un disparador de señal 12 voltios. La entrada USB puede utilizarse bien con un PC dedicado a la música, bien con un streamer equipado con dicha salida. El Neo iDSD tiene además tiene la ventaja de ser propuesto a un precio muy asequible para lo que es habitual en el mundo audiófilo de hoy en día.

 

Traducido por Salvador Dangla