Su carrito está vacío

Reseñas :
Bancos de pruebas

Reproductores digitales de audio portátiles: ¿cuál elegir en 2022?

Por Alban Amouroux |

Para los amantes de la música al aire libre, el reproductor digital de audio portátil (DAP) es la opción preferida frente al smartphone. Es la única manera de aprovechar plenamente la alta resolución maximizando a la vez las prestaciones sonoras de sus auriculares, sean del tipo que sean. Además, a partir de la gama media el reproductor digital de audio portátil tiene una doble función ya que puede utilizarse como fuente principal en un sistema de Alta Fidelidad. ¡Un “dos en uno” de lo más interesante!

Un DAP no es ni más ni menos que un streamer de audio portátil. Al igual que su versión de salón, el reproductor digital de audio puede reproducir los archivos almacenados en el mismo o a los que accede a través de una red (doméstica, Internet). En los modelos con conectividad a redes, las emisoras de radio web y los servicios de streaming están ya integrados. El streamer convencional se conectará a un amplificador y a una pareja de cajas acústicas, mientras que el DAP, dado su carácter móvil, privilegia la escucha a través de auriculares. En consecuencia, las salidas de auriculares de los DAP están especialmente bien diseñadas para garantizar que todos los auriculares funcionen en las mejores condiciones posibles. Pero la barrera entre DAP y streamer ha volado en mil pedazos.

En efecto, ciertos DAP están equipados con una salida de audio analógica y/o digital en paralelo con la salida de auriculares, lo que permite conectarlos a nuestro sistema de Alta Fidelidad. En ese caso, sus funciones son idénticas a las de un streamer clásico. De ahí la posibilidad de utilizar un DAP para esta doble función, léase en movimiento y en casa, para escuchar los auriculares por un lado y las cajas acústicas por otro. Así, el DAP se convierte en el rey y señor de la música al poder almacenar la totalidad de la biblioteca de archivos musicales del usuario a través de las varias decenas de gigabytes internos o hasta 2 TB con la ayuda de tarjetas de memoria. Para aprovechar una suscripción a Qobuz, deberemos seleccionar un DAP equipado con Wi-Fi.

 

1. Cowon U7: el reproductor digital más ligero

Precio: 69 € (en España)
Funcionalidades: 2x27 mW, 15’5 horas de autonomía, 16 bits/48 kHz, 1 toma para mini-clavija de 3’5 mm, puerto USB-A, 16 GB de almacenamiento interno, sintonizador de FM, 80’9 x 20’5 x 13’3 mm, 17 g

El Cowon U7 se lleva el premio al reproductor de música más ligero gracias a unos escasos 17 gramos de peso que le permitirán hacerse olvidar rápidamente en su bolsillo. Su almacenamiento interno difiere según el color: 16 GB para la versión rosa-oro y 32 GB para el modelo antracita. No hay posibilidad de evolución, algo que Cowon ha compensado con la presencia de un sintonizador de FM.

En cuanto al sonido, el U7 está limitado a la calidad del CD. El usuario puede personalizar la escucha con las diferentes ecualizaciones propuestas. El amplificador de auriculares no es muy potente, por lo que habrá que emparejar el U7 con auriculares con cable de baja impedancia. Otra característica original: un micrófono incorporado permite utilizarlo en modo dictáfono.

Puntos fuertes:
- Peso pluma
- Opciones de ecualización del sonido
- Funciones sintonizador FM & dictáfono


Puntos débiles:
- Capacidad de almacenamiento limitada
- Ausencia de lector de tarjetas SD

 

2. Shanling Q1: el reproductor digital más bonito

Precio: 129 € (en España)
Funcionalidades: 80 mW (32 ohmios), 21 horas de autonomía, 32 bits/384 kHz, Bluetooth LDAC/aptX, 1 toma para mini-clavija de 3’5 mm, puerto USB-C, lector de tarjetas microSD (hasta 2 TB), 75 x 62 x 16 mm, 136 g

Con su engañoso aspecto de reloj conectado, el Shanling Q1 es un reproductor muy completo cuya pantalla de visualización ocupa la totalidad de la cara frontal. Se presenta en cuatro originales colores inspirados en los años 50: azul turquesa, azul oscuro, crema y rojo. Las funcionalidades disponibles son muy completas para un reproductor de precio tan asequible.

El Q1 asegura la reproducción en Hi-Res de hasta 32 bits/384 kHz. No incluye conectividad a redes, pero su ranura para tarjetas microSD es compatible con un máximo de 2TB. La gran pantalla táctil de 2’7" permite acceder a las múltiples posibilidades del Q1, caso de la transmisión Bluetooth HD y la activación del puerto USB en modo DAC.

Puntos fuertes:
- Compatibilidad Hi-Res
- Autonomía considerable
- Bluetooth y DAC USB


Puntos débiles:
- Ausencia de almacenamiento interno
- Salida de auriculares de potencia limitada

 

3. Sony NW-A105: el reproductor con conectividad a redes más asequible

Precio: 350 € (en España)
Foncionalidades: 70 mW, 24 horas de autonomía, 32 bits/384 kHz, Wi-Fi, Bluetooth aptX-HD/LDAC, 1 toma para mini-clavija de 3’5 mm, puerto USB-C, lector de tarjetas microSD (hasta 2 TB), NFC, 55’9 x 98’9 x 11 mm, 103 g

El reproductor digital portátil básico de Sony tiene todas las funciones necesarias para convertirse en su fuente de audio principal. Compacto y ligero, alberga sin embargo unas funcionalidades extremadamente completas. Por su parte, el almacenamiento interno de 16 GB puede ser ampliado con una tarjeta SD.

El NW-A105 se distingue de la competencia por su procesado de audio mejorado gracias a sus numerosos ajustes: ecualización, mejora de los graves y de la dinámica, DSP, procesador para discos de vinilo, etc. Funcionando con Android, se conecta vía Wi-Fi para acceder a servicios de streaming. Su conectividad Bluetooth es en Hi-Res con soporte para aptX HD y LDAC.

Puntos fuertes:
- Compatibilidad Hi-Res
- Wi-Fi
- Ajustes de audio generosos


Puntos débiles:
- Autonomía limitada en ciertos casos
- Gestión de los archivos de audio internos

 

4. Cowon Plenue D3: el DAP con la mayor autonomía

Precio: 369 € (en España)
Funcionalidades: 500 mW (conexión balanceada), 45 horas de autonomía, 24 bits/192 kHz, Bluetooth aptX, 1 toma para mini-clavija de 3’5 mm, 1 toma para mini-clavija de 2’5 mm, puerto USB-C, 64 GB de almacenamiento interno, lector de tarjetas microSD, 79’2 x 53’1 x 16’2 mm, 103 g

El Plenue D3 se presenta con un diseño muy original en el que destaca un control de volumen fácilmente accesible en la zona superior. Sus dimensiones, al igual que su peso, son bastante reducidas. Carece de conectividad a redes, por lo que se centra en la reproducción de archivos almacenados en su memoria interna de 64 GB o en una tarjeta microSD opcional.

Cowon dedica este DAP a los usuarios cuyo criterio número uno es la calidad sonora. Incluye un doble DAC que permite ofrecer una salida de auriculares balanceada para clavija de 2’5 mm. En consecuencia, la potencia disponible es muy confortable, con casi 500 mW. Despojado de funciones accesorias, sus 45 horas de autonomía baten récords.

Puntos fuertes:
- Doble DAC y salida balanceada
- 45 horas de autonomía
- 64 GB de almacenamiento interno


Puntos débiles:
- Ausencia de conectividad a redes
- Interfaz de usuario limitada

 

5. Cayin N3 PRO: el DAP Hi-Fi en modo válvulas

Precio: 499 € (en España)
Funcionalidades: 800 mW (32 ohmios), 11 horas de autonomía, 32 bits/384 kHz, Wi-Fi, Bluetooth Hi-Res (LDAC, UAT), 1 toma para mini-clavija de 3’5 mm, 1 toma para mini-clavija de 4’4 mm, doble salida de línea, puerto USB-C, lector de tarjetas microSD (hasta 1 TB), 115’2 x 63’5 x 18’9 mm, 195 g

Cayin juega la carta de la originalidad. Fuertemente involucrada en la amplificación a válvulas para sus gamas de componentes de Alta Fidelidad, Cayin ha declinado la idea en su N3 PRO. Dos micro-válvulas de vacío se encargan de la preamplificación correspondiente a la salida de auriculares no balanceada mientras que su homóloga balanceada, más convencional, utiliza transistores.

El diseño balanceado con doble DAC permite disponer de una salida Pentaconn para clavija de 4’4 mm y doble uso por cuanto es posible conectar a la misma tanto unos auriculares como una etapa de potencia para excitar una pareja de cajas acústicas. En lo que concierne a la conectividad inalámbrica, además de Wi-Fi para acceder directamente a Qobuz, el N3 PRO también se beneficia de Bluetooth bidireccional en LDAC y UAT.

Puntos fuertes:
- Escucha a válvulas conmutable
- Salidas de línea
- Bluetooth bidireccional


Puntos débiles:
- Autonomía limitada
- Dimensiones reducidas de la pantalla de visualización

 

6. Shanling M6: el reproductor portátil premium más asequible

Precio: 499 € (en España)
Funcionalidades: 350 mW (conexión balanceada), 12 horas de autonomía, 32 bits/768 kHz, Bluetooth Hi-Res (aptX HD, LDAC, HWA), 1 toma para mini-clavija de 3’5 mm, 1 toma para mini-clavija de 2’5 mm, 1 toma para mini-clavija de 4’4 mm, puerto USB-C, lector de tarjetas microSD (hasta 2 TB), 135 x 71 x 17 mm, 228 g

Con una estética más bien clásica, el Shanling M6 incluye en uno de sus lados un mini control chapado en oro para facilitar el ajuste del nivel de volumen. Su gran pantalla táctil funciona con el sistema operativo Android, lo que le permite acceder a servicios de streaming como Qobuz a través de la conexión Wi-Fi. La conectividad Bluetooth es bidireccional para transmitir o recibir música de forma inalámbrica en HD (aptX HD, LDAC y HWA).

La memoria interna de 64 GB se puede ampliar con una tarjeta microSD de hasta 2 TB. La compatibilidad con todos los formatos de archivo HD, caso del PCM hasta 768 kHz, el DSD hasta DSD256 y el MQA, es total. Para eliminar la necesidad de cables adaptadores, el M6 incorpora los tres formatos de salida de auriculares más comunes.

Puntos fuertes:
- Tres salidas para auriculares
- Compatibilidad Hi-Res a 32 bits/768 kHz
- Bluetooth bidireccional


Puntos débiles:
- Ausencia de salida de línea
- Autonomía limitada

 

7. Astell&Kern A&norma SR25 MKII: el reproductor portátil audiófilo más original

Precio: 849 € (en España)
Funcionalidades: potencia no comunicada, 10 horas de autonomía, 32 bits/384 kHz, Wi-Fi, Bluetooth (aptX HD, LDAC), 1 toma para mini-clavija de 3’5 mm, 1 toma para mini-clavija de 2’5 mm, 1 toma para mini-clavija de 4’4 mm, puerto USB-C, 64 GB de almacenamiento interno, lector de tarjetas microSD (hasta 1 TB), 108’3 x 63’5 x 16’1 mm, 178 g

Como suele ocurrir con Astell&Kern, este reproductor digital portátil tiene un diseño muy cuidado con aristas afiladas. De manera desconcertante, la gran pantalla táctil que muestra la interfaz de Android está inclinada. Sin embargo, su definición es excelente. Conectado en Wi-Fi, el A&norma SR25 MKII puede acceder a servicios de streaming.

Los componentes internos son de excelente calidad, figurando entre los mismos un doble DAC de Cirrus Logic y un procesador de cuatro núcleos para garantizar una experiencia de navegación extraordinariamente fluida. El A&norma SR25 MKII incorpora tres extremadamente potentes salidas de auriculares compatibles con los tres diámetros de clavija más comunes: no balanceada de 3’5 mm, balanceada de 2’5 mm y balanceada de 4’4 mm. Por su parte, las 20 horas de autonomía son otro de los puntos fuertes que da este reproductor portátil de nivel audiófilo.

Puntos fuertes:
- 20 horas de autonomía
- Wi-Fi y Android
- Componentes de alta gama


Puntos débiles:
- Tarjeta microSD limitada a 1 TB
- Ausencia de salida de línea

 

8. iBasso DX240: el DAP compatible con las resoluciones más altas

Precio: 999 € (en España)
Funcionalidades: 878 mW (conexión balanceada), 11 horas de autonomía, 32 bits/768 kHz, Wi-Fi, Bluetooth (aptX HD, LDAC), 1 toma/salida de línea para mini-clavija de 3’5 mm, 1 toma para mini-clavija de 2’5 mm, puerto USB-C, 64 GB de almacenamiento interno, lector de tarjetas microSD (hasta 2 TB), 126 x 70 x 18’7 mm, 240 g

El reproductor portátil iBasso DX240 se beneficia de una gran pantalla táctil que ocupa la práctica totalidad del panel frontal. En Android, funciona con Wi-Fi para acceder a Qobuz. También es posible utilizar el sistema operativo Mango para escuchar música almacenada en la memoria interna de 64 GB o en una tarjeta microSD insertada en el DX240.

Este DAP incorpora el “chip” de conversión D/A ES9038PRO, bien conocido por los audiófilos. Funciona en modo balanceado hasta la salida amplificada para clavija de 2’5 mm. Este módulo de salida podrá ser sustituido posteriormente por otro equipado con un DAC para ofrecer al usuario la posibilidad de adaptar el sonido a sus gustos. En cuanto a la salida no balanceada para clavija de 3’5 mm, puede utilizarse bien con unos auriculares bien como salida de línea para conexión a un amplificador Hi-Fi.

Puntos fuertes:
- Pantalla táctil de gran tamaño
- Compatibilidad Hi-Res 768 kHz y DSD512
- Circuitería de salida intercambiable


Puntos débiles:
- Autonomía limitada
- Ausencia de salida para clavija Pentaconn de 4’4 mm

 

9. FiiO M17: el reproductor portátil de alta gama más potente

Precio: 1.999 € (en España)
Funcionalidades: 1.400 mW (16 ohmios), 10 horas de autonomía, 32 bits/768 kHz, Wi-Fi, Bluetooth bidireccional (aptX HD, LDAC), 1 toma/salida SPDIF/salida de línea para mini-clavija de 3’5 mm, 1 toma para clavija de 6’35 mm, 1 toma para mini-clavija de 2’5 mm, 1 toma para mini-clavija de 4’4 mm, puerto USB-C, 64 GB de almacenamiento interno, lector de tarjetas microSD (hasta 2 TB), 156’4 x 88 x 28 mm, 610 g

El DAP de gama alta más reciente de FiiO está construido como un tanque: las dimensiones son considerables, al igual que el peso. Será difícil meterlo en el bolsillo. El chasis de gran formato del M17 le permite albergar una conectividad muy completa en la que figura incluso una toma de auriculares para clavija de 6’35 mm, algo nunca visto hasta ahora en un DAP. Por su parte, la salida de auriculares no balanceada para clavija de 3’5 mm también funciona como salida de línea y como salida digital SPDIF.

La potencia de salida en modo balanceado es descomunal para garantizar la plena compatibilidad con cualquier modelo de auricular disponible en el mercado. Se basa en la tecnología THX a través del módulo AAA-788+. En lo que respecta al doble DAC, es un ES9038Pro de la californiana ESS Technology. Además de Bluetooth bidireccional y Wi-Fi, el M17 también es compatible con Apple AirPlay. Su enorme pantalla en alta resolución de 15 cm funciona con Android para que el usuario pueda instalar las aplicaciones que le apetezcan.

Puntos fuertes:
- Fabricación de alto nivel
- Potencia de salida
- Conectividad pletórica

Puntos débiles:
- Autonomía limitada
- Dimensiones y peso elevados

 

10. Sony NW-WM1ZM2: el DAP definitivo con componentes hechos a medida

Precio: 3.700 € (en España)
Funcionalidades: 500 mW (16 ohmios), 40 horas de autonomía, 32 bits/384 kHz, Wi-Fi, Bluetooth, 1 toma para mini-clavija de 3’5 mm, 1 toma para mini-clavija de 4’4 mm, puerto USB-C, 256 GB de almacenamiento interno, lector de tarjetas microSD (hasta 2 TB), 142’5 x 80’5 x 21 mm, 490 g

Sony reivindica su condición de líder en reproductores de audio portátiles. En el pasado, fue con la invención del primer modelo basado en casete compacta. Ahora es con el reproductor musical digital portátil más caro y exclusivo del mercado. El NW-WM1ZM2, un nombre que no es fácil de recordar, incorpora un chasis interno hecho completamente de cobre. Por su parte, los componentes utilizados en este DAP son específicamente seleccionados y fabricados para el mismo por Sony.

Las prestaciones del NW-WM1ZM2 se sitúan en lo más alto dentro de las realizaciones de su clase, aunque algunos competidores lo hacen un poco mejor en algunos puntos. Aún así, el Sony llega hasta 384 kHz a la vez que puede leer archivos DSD256 y MQA. Es el único producto de su categoría que funciona con Android 11. Ya por último, la autonomía de su batería es imbatible en relación con sus capacidades de reproducción.

Puntos fuertes:
- Componentes de alta calidad y chasis de cobre
- Gran autonomía
- Funcionamiento con Android 11


Puntos débiles:
- Precio elevado
- Peso considerable

 

Conclusión

Casi todos los reproductores de audio digital portátiles son capaces de leer archivos en alta resolución. Esto significa que el usuario se puede beneficiar de la mejor calidad sonora posible esté donde esté, ya sea desde su biblioteca de archivos o escuchando Qobuz. Pero, atención, se requiere un cierto presupuesto para conseguir un DAP equipado con Wi-Fi que nos permita acceder a los servicios de streaming: como mínimo, entre 300 y 400 euros. A este precio, más de uno nos dirá que hay muchos smartphones capaces de hacer lo mismo. Pues la verdad es que no, ya que los smartphones no pueden reproducir música en alta resolución y además no incorporan una salida de auriculares de calidad. Esta es precisamente la principal diferencia entre un DAP y un smartphone: la amplificación entregada a los auriculares, su potencia y la calidad de los componentes que lo constituyen. Asimismo, los DAP están equipados con salidas físicas reales, no balanceadas o balanceadas, tomas que han desaparecido de los smartphones. Por último, la posibilidad de utilizar dichas salidas para conectar ciertos DAP a un sistema de Alta Fidelidad los transforma en reproductores de audio digital polivalentes con unas prestaciones que a veces son incluso superiores a las de los streamers Hi-Fi de sobremesa. Todos estos criterios justifican plenamente el interés por adquirir hoy en día un reproductor de audio digital portátil.