Su carrito está vacío

Reseñas :
Bancos de pruebas

Probamos el software VOX Music: una depurada app para reproducción de archivos de audio Hi-Res con funcionalidades avanzadas

Por Alban Amouroux |

Las aplicaciones –apps– universales para reproducción de audio respetuosas con la calidad de los archivos están dirigidas a los apasionados de la música y a los audiófilos. Poco numerosas, complementan la función de reproducción con otras posibilidades para convencer/seducir a los usuarios. VOX Music es una de ellas. Orientada decididamente hacia el sonido de alta calidad, desde hace poco integra Qobuz de forma nativa. Es, pues, el momento ideal para presentar esta aplicación premium con todo lujo de detalles.

Si usted posee una única suscripción de streaming de música, el uso más habitual es utilizar la aplicación nativa correspondiente al servicio en cuestión, ya sea desde un ordenador, una tableta o un smartphone. Sin embargo, es posible que necesite funcionalidades de gestión musical adicionales, siendo la principal de ellas la reproducción de archivos desde una biblioteca personal. Esto incluye los temas musicales que usted ha comprado en la tienda Qobuz, pero también otros álbumes de su colección, como por ejemplo copias de discos de vinilo con contenidos exclusivos.

Lógicamente, necesitará otra aplicación para reproducir los archivos de su biblioteca local. Los programas de nivel audiófilo para lectura de archivos Hi-Res nacieron de esta necesidad de reunir todos los accesos detrás de un único portal. De este modo, usted sólo utilizará una aplicación para Qobuz y su colección de archivos, pero también para acceder a emisoras de radio por Internet. VOX se creó en 2013 para convertirse rápidamente en una de las aplicaciones de reproducción de audio más descargadas en la App Store de Apple.

Presentación general del software VOX

VOX está orientado principalmente hacia el universo de Apple. Por el momento, las aplicaciones disponibles están dedicadas a macOS (ordenadores) e iOS (iPhone), no estando aún prevista ninguna versión para iPad. Dichas aplicaciones pueden instalarse tanto desde el sitio web de VOX como desde las tiendas de aplicaciones de Apple. El diseño de la página es sobrio, con pocos elementos mostrados simultáneamente, dándose prioridad a la pantalla de reproducción y a una navegación fluida por las distintas fuentes de música.

El menú principal tiene un total de cinco opciones: biblioteca musical, servicios de streaming, colecciones, radios y ajustes. El primer punto se refiere a la colección de archivos de audio de usuario, permitiendo VOX acceder a la misma de dos maneras. La primera es local, a través de iTunes, ya que en todo momento seguimos en el universo Apple. Recordemos al respecto que iTunes es uno de los programas para gestión de bibliotecas musicales desde ordenador más veteranos. En segundo lugar, si el ordenador utilizado está constantemente activado y la biblioteca es compartida, VOX desempeña el papel de servidor de iTunes. Existe una versión como servidor diseñada específicamente para ser instalada en servidores NAS del tipo Synology. Esta es una solución más elegante y menos consumidora de recursos para un resultado idéntico.

La segunda opción pasa por la nube. VOX es una solución de pago. Así, en el coste de la suscripción VOX le ofrece capacidad ilimitada en su almacenamiento en la nube. Esto significa que usted puede enviar todos sus archivos de música a VOX sin necesidad de tener en casa una máquina o un servidor en casa para compartirlos. Es en cierto modo su servicio de streaming personal accesible desde cualquier lugar. Para activar esta función, hay que instalar obligatoriamente la versión para ordenador ya que es a través de la misma que se efectúa la función de transferencia hacia la nube.

El menú de colecciones corresponde a los favoritos. Aquí encontrará sus listas de reproducción generadas a partir de los servicios de streaming que utilice, pero también listas de reproducción universales creadas por usted. Pueden contener temas musicales de diferentes procedencias, tanto de Qobuz como de su biblioteca; son las denominadas listas de reproducción mixtas. En cuanto al menú radio, contiene una lista de emisoras de todo el mundo con un filtro por países. El buscador encuentra sus emisoras favoritas en un instante. Dichas emisoras pueden ser memorizadas como favoritos para que siempre aparezcan en la parte superior de la citada lista.

Ajustes del software VOX

Los ajustes disponibles incluyen las informaciones correspondientes a su suscripción a VOX, así como las de su suscripción a Qobuz. Es aquí donde usted elige la calidad de audio en streaming hasta 24 bits/192 kHz. A continuación, puede personalizar el acceso a la biblioteca en la nube y a iTunes con sincronización automática de los contenidos. Esta funcionalidad se puede desactivar cuando se está en el exterior en 4G/5G para que no afecte a su suscripción, activándose únicamente en conexión Wi-Fi.

En el resto de ajustes, la recuperación automática de las carátulas que faltan para su biblioteca local o en la nube rellenará los huecos. La sección de ajustes de audio diferencia a VOX de sus competidores gracias a un acceso directo a una personalización sonora total. Inicialmente, la aplicación propone 20 preajustes diferentes: presencia, rock, suave, realce de graves e incluso platillos tenues para atenuar sus características frecuencias medias, que pueden resultar estridentes para ciertos oídos.

Seguidamente, el ecualizador paramétrico de cuatro bandas le ofrece una libertad total para retocar la firma sonora de sus auriculares o de su sistema. Los cuatro filtros disponibles son uno paso bajo, dos paso banda y uno paso alto, siendo posible para cada uno de ellos seleccionar la frecuencia de actuación con un margen de casi medio hercio. La ganancia y el factor Q también se pueden ajustar con una gran finura para lograr tanto una acción amplia como una muy precisa.

Ya por último, VOX ofrece como complemento algunos efectos. Así, el “crossfade” actúa sobre el encadenamiento de pistas bajando el nivel de volumen de la primera para aumentar suavemente el de la siguiente, pudiéndose ajustar el solapamiento de ambas entre 0 y 12 segundos. Por su parte, el tempo sirve para ralentizar o acelerar la reproducción. Asociado al ajuste de estilo de giradiscos, la altura tonal varía en función de la velocidad, tal y como hacen los DJ. Las posibilidades disponibles son ligeramente diferentes para el reproductor de ordenador y la aplicación móvil.

Utilización

VOX ha innovado en la lógica de navegación de su aplicación con respecto a otras propuestas de la competencia. Dejando aparte la sobriedad de la presentación, el cambio de una pantalla a otra se realiza mediante el deslizamiento del dedo, lo que elimina los botones y hace que la interfaz sea todavía más sobria. Cuando se abre la aplicación por primera vez, estos controles intuitivos son explicados, pero rápidamente se vuelven tan naturales que adquieren todo el sentido del mundo. Por ejemplo, en la pantalla de reproducción basta con pulsar en cualquier lugar para entrar en pausa. Y de la misma manera la reproducción comienza de nuevo. Siempre desde la misma pantalla, al arrastrarla hacia arriba se muestra la lista de reproducción actual. Para volver a la selección de música o a otras fuentes, basta con deslizar el dedo hacia abajo. En cuanto a la reproducción en sí, un deslizamiento hacia la izquierda o hacia la derecha permite pasar al tema siguiente o al anterior. En la parte inferior de la pantalla, una barra desfila para indicar el tiempo transcurrido: deslizando el dedo sobre esta barra permite navegar por el tema musical en curso de reproducción.

La propia pantalla de reproducción presenta la portada de cada álbum en la mitad superior, mostrándose debajo el título del tema musical, el artista y el álbum seguidos del tipo de archivo y su calidad técnica. En la parte inferior derecha, tres pequeños puntos dan acceso a funciones complementarias. En primer lugar figura la adición a una colección, es decir listas de reproducción personales accesibles directamente desde la pantalla de inicio. Debajo, un botón le permite compartir lo que se está escuchando con amigos o en las redes sociales del tipo “estoy escuchando tal o cual canción a través de VOX Music Player para iOS”. El icono AirPlay 2 también está presente para enviar la música a una o varias cajas acústicas o reproductores de audio conectados. La última función disponible aquí concierne al ecualizador.

VOX facilita la personalización del sonido mediante curvas predefinidas suficientemente diversificadas. La verdad es que son fieles a su nombre, hasta el punto de que cada uno de los términos propuestos tiene un cometido concreto. Así, cuando se selecciona “más medio-grave” se sabe a qué atenerse y el resultado es inmediato. El ecualizador paramétrico es digno de un sistema de estudio, siendo su finura tal que será necesario acompañarlo de las herramientas necesarias para aprovecharlo al máximo. Al respecto, no vale la pena jugar a aprendiz de brujo ya que estos ajustes deben realizarse conjuntamente con una medición vía micrófono y el software asociado. En caso contrario, usted siempre se puede conformar con los muy eficaces ajustes preestablecidos.

Puntos fuertes:
- Interfaz de usuario depurada
- Navegación intuitiva
- Ecualizador muy completo
- Biblioteca musical local o en la nube

Puntos débiles:
- Por ahora, sólo compras, favoritos y listas de reproducción personales en Qobuz

Conclusión

La aplicación VOX para iOS y macOS promete una solución eficaz en reproducción de audio Hi-Res: FLAC, ALAC, DSD, PCM... La interfaz de usuario, muy depurada, está dedicada sobre todo a la música y ofrece una gran facilidad de navegación en el día a día. Deslizar el dedo basta para acceder a las funciones esenciales sin ni siquiera tener que mirar la pantalla. VOX prioriza el acceso a la música favorita del usuario sin complicarse con funciones de recomendación en esta etapa, lo que lo convierte en una de las soluciones más eficaces del momento para acceder a su biblioteca personal de archivos, ya sea localmente o transfiriéndolos por completo a la nube con capacidad ilimitada de VOX incluida en la suscripción. Esta apuesta por la simplicidad también ha sido retenida para Qobuz porque sólo los favoritos, las listas de reproducción y las compras son accesibles en la aplicación VOX. Pero lo que diferencia todavía más a VOX de sus competidores es su muy completo ecualizador, que permite al usuario modular el sonido a su gusto o corregir los defectos acústicos de sus auriculares y su sala de escucha. Potente y bien pensado, VOX acompañará sus sesiones de escucha para una reproducción de alta calidad en todos los ambientes.

Traducido por Salvador Dangla