Su carrito está vacío

Reseñas :
Bancos de pruebas

Focal Kanta N°1: unas cajas acústicas de estantería para tutear a los números uno de la Alta Fidelidad

Por Alban Amouroux |

Las cajas acústicas Focal Kanta N°1 honran el concepto de originalidad, con un diseño específico obtenido mediante la combinación de dos materiales distintos en el llamado formato de estantería. No obstante, sus generosas dimensiones harán que destaquen inevitablemente en su sala de escucha. Están equipadas con el famoso tweeter de berilio, icónico en Focal desde hace ya muchos años. De este modo, hemos podido probar la Alta Fidelidad premium y moderna tal y como la concibe Focal hoy en día.

El catálogo de Focal incluye ahora mismo siete gamas de cajas acústicas Hi-Fi. Muy completas todas ellas, proponen diferentes formatos que permiten constituir tanto un sistema de Alta Fidelidad como uno de Cine en Casa: modelos de estanterías, columnas y cajas acústicas para el canal central. La serie Kanta se sitúa en tercer lugar desde la cima de Focal, es decir, por debajo de las series Utopía y Sopra. Con las Kanta, estamos ante unas cajas acústicas indiscutiblemente premium, léase de gama alta, aunque todavía hay margen de mejora para alcanzar la excelencia absoluta. El precio lo confirma, ya que las “pequeñas” Kanta N°1 se ofrecen a 6.000 euros la pareja.

La fabricación en Francia de esta gama de cajas acústicas justifica plenamente su precio. Todos los componentes y todas las etapas del proceso de montaje son puestos a punto en los diferentes talleres de Focal: las cajas, los altavoces, los filtros, el chapado, la pintura... Esta información no puede pasar desapercibida puesto que se repite en el panel frontal de la caja acústica, en el panel posterior de la misma y en la documentación suministrada. Una pequeña tarjeta nos lo recuerda una vez más con la firma hecha a mano de la persona que validó la puesta a punto final del ejemplar que tenemos ante nosotros. Hay un cierto orgullo, y tal vez una pizca de militancia por un saber hacer artesanal mundialmente reconocido, en la idea de colocar cajas acústicas “Made in France” en la sala de estar de nuestra casa.


Características


● Cajas acústicas de estantería
● Precio: 6.000 € la pareja
● Configuración: 2 vías
● Altavoces: 1 tweeter de berilio de 27 mm y 1 “midwoofer” con cono Flax de 165 mm
● Respuesta en frecuencia: 46 – 40 000 Hz (+/-3 dB)
● Sensibilidad: 88 dB a 1 kHz
● Impedancia: 8 ohmios (mínima de 3’9 ohmios)
● Potencia admisible: 150 vatios
● Accesorios: 4 pies de goma, espuma para obstruir el puerto bass-reflex, soporte de suelo opcional
● Dimensiones (An x Al x P): 234 x 422 x 391 mm
● Peso: 13 kg

Presentación general de las Kanta N°1


Las cajas acústicas Focal forman parte de esos productos que se pueden asociar a una marca a primera vista. No sólo por el logotipo de grandes dimensiones que figura en la parte inferior del panel frontal, sino por su forma global. Desde el lanzamiento al mercado de las primeras Utopia, Focal ha recurrido sistemáticamente a la puesta en fase de los altavoces mediante la curvatura del panel frontal del recinto. Los distintos componentes, dispuestos en ángulo entre sí, crean una especie de “punto focal” que será la posición de escucha ideal del usuario.



Encontramos esta lógica en la Kanta N°1, con un panel frontal en el que el tweeter está en posición vertical y el woofer ligeramente orientado hacia arriba. Por una vez, este panel frontal no es de madera sino de polímero de alta densidad. Esto la convierte en una pieza muy rígida y por tanto lo más insensible posible a las vibraciones, que enmarca los dos paneles laterales sobre los que se extiende. Dichos paneles laterales forman parte de la carrocería, fabricada en una sola pieza de madera moldeada. En lo que respecta a la parte superior, está revestida de vidrio para enfatizar el posicionamiento premium del Kanta.



Focal propone diferentes combinaciones de colores y acabados. Los paneles frontales pueden ser mate, en gris oscuro, en marfil o en blanco. También están disponibles en acabado lacado blanco o negro. Por su parte, los paneles laterales están disponibles en negro lacado, nogal mate o nogal brillante. Quienes quieran salirse de lo habitual, en algunos establecimientos especializados encontrarán asimismo el característico azul “gauloises” mate o brillante y el amarillo brillante. Hay para todos los gustos, lo que facilita la combinación con los colores dominantes de cada decoración de interiores.



Las Kanta Nº1 utilizan una configuración de dos vías. El altavoz de medios/graves de 165 mm monta un cono Flax materializado en una estructura sándwich con una lámina central de lino revestida en sus dos caras por sendas láminas de fibra de vidrio. El conjunto es delgado y ligero, lo que se puede comprobar mirando a través del puerto bass-reflex trasero por cuanto se ve cómo la luz atraviesa el diafragma de Flax. Dicho diafragma es mantenido en su lugar por una suspensión TMD que lo desacopla de la tapeta central fija.



También el tweeter IAL3 con cúpula invertida de berilio puro es ultraligero. Focal lo ha asociado a un volumen de carga acústica optimizado cuyo objetivo es eliminar cualquier riesgo de distorsión, el enemigo número uno, según el fabricante, de la Alta Fidelidad. La asociación de los dos altavoces descritos permite disponer de una curva de respuesta en frecuencia muy amplia que empieza en 46 Hz y llega hasta 40.000 Hz.

Utilización de las Kanta N°1


En lo que ubicación se refiere, basta con colocar las Kanta N°1 sobre un mueble capaz de soportar sus 13 kg de peso. En este caso, el usuario tiene que pegar los cuatro pequeños tacos de goma suministrados de serie en cada una de las esquinas de la base tanto para evitar que se raye el mueble como para desacoplar la caja acústica y evitar la transmisión de vibraciones. También se dispone opcionalmente de soportes de suelo dedicados, para cuyo caso hay tres roscas de tornillo incrustadas en la zona inferior de la caja acústica a fin de realizar el pertinente montaje.



Las dos vías de cada caja acústica están gestionadas por un filtro divisor de frecuencias pasivo con una frecuencia de corte clásica de 2.400 Hz. Dicho filtro se termina con un único bloque de terminales de conexión de alta calidad cuyas aletas facilitan una sujeción óptima. No se ha mantenido la opción de bicableado o biamplificación ya que Focal considera que sus cajas acústicas funcionarán de la mejor manera posible con un simple amplificador estereofónico.



Al respecto, Focal recomienda un modelo con una potencia continua comprendida entre 25 y 150 vatios, lo que deja mucho margen de elección al usuario. Al ser la sensibilidad –88 dB– más bien moderada, es recomendable hacerse con una electrónica de amplificación más bien cercana a los 100 vatios. Por su parte, el valor de 3’9 ohmios para la impedancia mínima impedancia mínima significa que hay que tener cuidado con los amplificadores que no la puedan manejar.



Kanta N°1 están recomendadas para salas de un máximo de 25 m2. A partir de ahí, el usuario deberá cambiar a las columnas Kanta N°2 o Kanta N°3. Volviendo a la particular estética de esta gama de cajas acústicas de Focal, destaquemos que hay una cubierta redonda con fijación magnética para, si el usuario lo desea, proteger el diafragma del altavoz de medios/graves. No hay una cubierta integral que abarque todo el panel frontal ya que sería una pena ocultar los bellos acabados del recinto. El tweeter está protegido por una elegante rejilla metálica que no debe tocarse de ningún modo ya que el berilio es un material muy frágil.

La escucha


Colocamos las Kanta Nº1 en la misma posición que nuestros modelos de estantería referencia, es decir sobre un mueble cuya altura equivale a la de los soportes de suelo convencionales y, en paralelo, sobre soportes aislantes de IsoAcoustics. Nuestro amplificador Parasound de 2x125 vatios se encargó de atacarlas. Reprodujimos algunos temas de prueba bien conocidos para comprobar la posición y la orientación de las cajas acústicas en relación con la zona de escucha. Los alejamos de la pared trasera para permitir que el puerto bass-reflex pueda expresarse sin necesidad de utilizar los tapones de espuma. A continuación, dejamos que el sistema funcionase durante unas cuantas horas a un nivel de volumen medio antes de proceder a nuestras pruebas de escucha, que escalonamos en varios días.



La música electro onírica de Hinako Omori en el álbum A Journey... muestra el alcance de las habilidades de las Kanta N°1. La estratificación de los planos es clara y precisa, así como las ubicaciones en el seno de los mismos. Las capas crean un tapiz de sonoridad en primer plano que se extiende muy, muy lejos en profundidad. La sensación de inmersión en la música es total.

En el novísimo álbum de funk con acentos latinos Moustache Gracias de Deluxe, las Focal reproducen con delicadeza los diferentes elementos de ciertos temas de construcción compleja. Ofrecen una legibilidad evidente de cada músico, de cada sonoridad, para un seguimiento de la música sin esfuerzo cerebral. Los timbres son sedosos y los medios muy detallados, lo que beneficia la reproducción de los instrumentos de metal.



Remedy, el último EP de Breakbot & Irfane, nos permite aprovechar las habilidades de las Kanta N°1 en el registro grave. Sin exagerar nunca, el impacto está bien presente para un apoyo natural del resto del mensaje. Percibimos una excelente articulación con unos bajos siempre ricos en materia de timbres y de diferenciación de los niveles. Las Focal no llegan al extremo grave, aunque la restitución de las frecuencias más bajas permite aprovechar una profundidad extremadamente natural que contribuye al realismo del conjunto.

La música clásica se adapta perfectamente a las Kanta, hasta el punto de que la escena sonora hace que desaparezcan por completo. Al escuchar la Sinfonía nº 2 de Brahms dirigida por Herbert Blomstedt, la orquesta se instala en nuestra sala de escucha con un evidente respeto por la ubicación de los atriles. La profundidad es, una vez más, soberbia. Nos colocamos prácticamente un poco más lejos de lo habitual para disfrutar aún mejor el conjunto que teníamos delante. Los metales y las cuerdas responden de forma natural, sin ninguna agresividad, y éste es uno de los puntos fuertes de estas cajas acústicas de Focal: conseguir extraer los más mínimos detalles de cada grabación sin ningún efecto de realce.



Puntos fuertes:
- Naturalidad de los timbres
- Profundidad de los graves
- Consistencia de la escena sonora
- Calidad de fabricación y de los materiales

Puntos débiles:
- Estética que no gustará a todos
- Dimensiones algo aparatosas

Conclusión


Las cajas acústicas de estantería Focal Kanta N°1 representan perfectamente lo que se espera de la Alta Fidelidad: una reproducción que consigue respetar el mensaje inicial a la vez que aportar emociones. Estas cajas acústicas parecen cumplir estos criterios desde el punto de vista subjetivo sin realzar un registro más que otro. De este modo se evitan esas firmas sonoras muy marcadas que a la postre pueden resultar agotadoras. Con las Kanta N°1, pudimos disfrutar de una escena sonora inmensa y de timbres extremadamente naturales en su reproducción. Estas cajas acústicas logran reproducir todos los detalles de los instrumentos y del lugar de la grabación sin resultar excesivamente quirúrgicos en su análisis. La contundencia en el registro grave de un altavoz que brilla a la hora reproducir potencia y redondez no es ajena a ello. La batería y las demás percusiones suenan de forma natural, con una enorme cantidad de detalles. Gracias a los distintos acabados y combinaciones de colores –cinco en el catálogo actualmente–, usted debería encontrar el que mejor se adapte a su decoración de interiores. Lo único que queda por comentar es ese diseño industrial bastante específico, inédito por su forma y tratamiento, que podría ser el único obstáculo para quienes prefieran algo más tradicional.


Traducido por Salvador Dangla