Su carrito está vacío

Reseñas :
Bancos de pruebas

Feliks Audio Euforia + Sendy Audio Aiva: un amplificador de auriculares a válvulas y unos auriculares con tecnología “planar” para una musicalidad sin igual

Por Alban Amouroux |

Los auriculares equipados con transductores magnéticos planos –tecnología “planar”– son conocidos por necesitar más corriente que los modelos tradicionales. Por lo tanto, los hemos asociado a un amplificador de auriculares adaptado que también tiene una particularidad porque su sección de amplificación se basa en válvulas de vacío. He aquí dos productos que se salen de lo habitual para una asociación con vocación audiófila que no debería dejarle indiferente.

Los auriculares Aiva forman parte de la escueta gama –sólo cuatro modelos– de Sendy Audio, una marca china que se ha posicionado en la gama alta del mercado tanto en términos de diseño como de tecnología. En 2019 recibió un VGP Award, el equivalente japonés de los EISA Awards europeos. Todos los modelos de Sendy Audio, incluidos los auriculares intraaurales Aiya, utilizan transductores magnéticos planos, cuyos diafragmas son ultraplanos, muy rápidos y poseen una extensa banda pasante. Los auriculares circumaurales Aiva que protagonizan el presente análisis son el modelo más asequible del fabricante.

Por su parte, Feliks Audio es una empresa polaca especializada principalmente en amplificadores de auriculares, aunque también propone un amplificador integrado que utiliza las célebres válvulas 300B. Porque las válvulas de vacío son el credo de Feliks Audio. A nivel estético, esto aporta un cierto estilo, pero también está esa sonoridad particular que a menudo se calificará de “cálida”. La tasa de distorsión armónica, mucho mayor que la de un amplificador a transistores, no es ajena a ello. Los amplificadores de auriculares Feliks, como el modelo Euforia que protagoniza este banco de pruebas, están equipados con una salida de línea para alimentar, en caso de que sea necesario, una etapa de potencia acompañada de una pareja de cajas acústicas.



Características


Auriculares Sendy Audio Aiva

● Auriculares circumaurales
● Precio: 
659 €
● Impedancia: 32 ohmios
● Sensibilidad: 96 dB SPL / 1 mW @ 1 kHz
● Respuesta en frecuencia: 20 Hz - 40 kHz
● Transductor: magnético plano de 97 x 76 mm
● Cables suministrados: 1 balanceado de 1’6 m con conector Pentaconn de 4’4 mm, adaptador 4’4/3’5 mm
● Accesorios: estuche rígido para transporte
● Peso: 420 g

Amplificador de auriculares Feliks Audio Euforia

● Amplificador de auriculares a válvulas
● Precio: 2199 €
● Impedancia: 100 kohmios
● Respuesta en frecuencia: 8 Hz - 75 kHz, +/- 3 dB (@ 300 ohmios)
● Potencia de salida: 250 mW
● Distorsión armónica: 0’4 % (@ 300 ohmios, 20 mW)
● Auriculares aceptados : de 32 a 600 ohmios, modelos “planar” incluidos
● Conectividad: 1 entrada analógica con conectores RCA, 1 salida de auriculares para clavija de 6’35 mm, 1 salida analógica con conectores RCA
● Dimensiones (An x P x Al) : 313 × 203 × 193 mm
● Peso: 7 kg  

Presentación general de los Sendy Audio Aiva

Los auriculares Aiva son un producto cuya concepción requirió un trabajo en profundidad en términos de combinación de diferentes materiales como el metal, en varias formas, la madera, el tejido de terciopelo y la imitación de cuero. Las carcasas de madera maciza de zebrano ahuecadas aportan el lado premium. La imitación de piel perforada de las almohadillas también es de alta calidad. También nos llamó la atención el diseño de la diadema en aluminio. Los elementos individuales son más bien finos, lo que no impide que la rigidez del conjunto sea ejemplar.



El confort está asegurado a la vez por las almohadillas, cuyo interior está forrado de tejido de terciopelo, la fina diadema de cuero y la cinta ajustable. Hay dos movimientos giratorios para orientar perfectamente los auriculares, que se adaptarán a cualquier cabeza. El ajuste de la diadema es eficaz y, lo que no es nada común, puede apretarse más o menos sin que ello tenga un impacto negativo en el ajuste de los auriculares sobre la cabeza. En definitiva, los Aiva son unos auriculares verdaderamente cómodos cuyo peso apenas se hace notar.



Usted siempre encontrará el camino correcto ya que las letras L y R están inscritas en la cinta en el exterior y el interior de los cascos. La parte visible de los cascos está cubierta por una elegante rejilla doble que dejará escapar el sonido puesto que los Aiva son de tipo abierto. Por su parte, los transductores magnéticos planos rectangulares tienen unas dimensiones considerables, concretamente 10 x 8 cm. Su banda pasante se extiende mucho más allá de las capacidades del oído humano, incluso del de los más jóvenes.



Los auriculares se suministran en una caja de transporte dura que los protegerá por completo. En el interior, una pequeña bolsa de tela contiene el cable desmontable y un adaptador. El cable, de muy alta calidad, se termina con dos mini-clavijas de 2’5 mm que se insertan en los cascos. En el otro lado, un conector para mini-clavija de 4’4 mm proporciona una conexión balanceada. El adaptador suministrado de serie se ocupa de transformarlo en una clavija no balanceada de 3’5 mm más clásica.



Presentación general del Feliks Audio Euforia

He aquí un amplificador de auriculares que impone por el tamaño de sus válvulas de vacío. Para los entendidos, las dos válvulas de ataque –“drivers”– son unas PsVane CV-181 Mk2 Gold, mientras que las dos válvulas de potencia son unas 6N13S (NOS). Aparte de su presencia, el resto del aparato exhibe un diseño más bien sobrio, léase monolítico. Consiste en un recinto más profundo que ancho en cuya zona posterior encontramos un segundo recinto vertical que alberga una parte de los componentes.



El Euforia tiene un único objetivo: proporcionar la suficiente potencia a unos auriculares, lo que no es un ejercicio complicado en sí mismo ya que entrega un total de 250 mW. Pero por encima de todo, Feliks Audio pretende entregar dicha potencia en las mejores condiciones, es decir con la mejor calidad sonora posible, asociando estas válvulas a componentes rigurosamente seleccionados. Así, encontramos, por ejemplo, condensadores Nichicon y Mundorf, así como resistencias Dale y Caddock. Algunos elementos están hechos a mano, caso del cableado interno –con conductores de plata– y los transformadores de alimentación.



El panel frontal alberga una salida de auriculares no balanceada para clavija de 6’35 mm y un control de volumen de tacto agradable y sin holguras. Feliks Audio ha optado por no incluir una salida de auriculares balanceada, que se reserva para su modelo superior, el Envy. El interruptor de puesta en marcha se encuentra en la parte trasera. También hay un segundo interruptor dedicado a la función “crossfeed”, que no es sino la mezcla de los canales izquierdo y derecho de una señal estereofónica. Se trata de una función que se utiliza mucho en los amplificadores de auriculares profesionales –caso de los empleados en los estudios de grabación– para aproximarse a la escucha proporcionada por una pareja de cajas acústicas. Para llegar a esta resultado, la función “crossfeed” añade un poco del canal izquierdo al oído derecho en determinadas gamas de frecuencias, y viceversa.



En el panel posterior también se encuentra la entrada RCA para la única fuente de audio analógica que queramos conectar al Feliks Audio. Salvo que usted utilice este amplificador de auriculares con un solo tipo de fuente, tendrá que conectarle un conmutador o un DAC con varias entradas, por ejemplo. Justo al lado, una salida de línea con conectores RCA permite conectar una etapa de potencia clásica. El Euforia actúa entonces como un preamplificador tradicional, permitiendo a las cajas acústicas de su equipo beneficiarse de su diseño a válvulas.



Este amplificador de auriculares está preparado para atacar todo tipo de auriculares. Feliks anuncia la plena compatibilidad con los modelos cuya impedancia esté comprendida entre 32 y 600 ohmios, lo que ya supone un abanico bastante amplio. La marca especifica que las características del Euforia se adaptan particularmente bien a los auriculares con transductores magnéticos planos, lo que resulta apropiado para los Sendy Audio Aiva que le hemos asociado para esta prueba.


La escucha

La fuente utilizada era un ordenador Mac asociado a un DAC Pro-Ject Pre Box S2 cuya salida analógica alimentaba el amplificador Feliks. Efectuamos nuestras sesiones de escucha en dos pasos. Se llevaron a cabo principalmente con los auriculares Sendy Audio, por supuesto. Pero también quisimos descubrir lo que la etapa de preamplificación del Euforia podía dar de sí conectando a la salida RCA nuestra pareja habitual formada por un amplificador Parasound y unas cajas acústicas Dynaudio.

Empezamos con fuerza con el tema Submarine de L’Impératrice para damos cuenta de que la parte inferior del espectro es sensiblemente acortada. Pero la calidad de los medios compensa rápidamente esta carencia con la naturalidad de la voz de la cantante, bien posicionada en el centro de un caparazón musical extremadamente placentero. Las sonoridades pop se escapan a veces hacia los lados del escenario, a veces hacia arriba. Por su parte, los graves están ahí, con un impacto mesurado pero bien presente.



En el álbum de jazz Salted Caramel de Simon Höfele, los instrumentos suenan auténticos, llenos de presencia y redondez, rebosantes de detalles en todas las direcciones. En este sentido, la sensación del espacio en el que se llevó a cabo la grabación es impresionante puesto que todos los efectos de reverberación se perciben con gran claridad contribuyendo a crear una escena sonora muy profunda.

También el Berlin Concert de John Williams suena impresionante, majestuoso. La sinfonía clásica es claramente un estilo musical que se adapta perfectamente a estos auriculares. En comparación con otros auriculares, en los que la escena sonora se extiende a lo ancho y a lo alto sólo en el centro, como si de una T invertida se tratara, con los Sendy Audio Aiva adopta la forma de una burbuja llena de música alrededor de la cabeza, con diferentes estratos y diferentes alturas.



En el Nimguém Nimguém de Melody Gardot, la cálida voz situada en primer plano nos arrastra a sus sonidos sudamericanos. Las guitarras se imponen por su presencia y el respeto de los timbres. Percibimos tanto el tacto de las cuerdas como las resonancias de los instrumentos. Unas guitarras que se colocan alrededor de la voz, un poco más abajo, para magnificarla presentándola a la perfección, mientras que las resonancias de dicha voz se escapan mucho más allá de los límites de los auriculares, muy lejos, como si éstos ya no existieran.

Después de haber conectado los Sendy Audio a un amplificador de auriculares más convencional y de menor calidad, las ventajas del amplificador Feliks Audio parecen evidentes. Incluso si las cualidades de los auriculares Aiva Audio están siempre ahí, la escena sonora se ha comprimido, la presencia se ha desvanecido. El amplificador Euforia añade una musicalidad y una respiración innegables y que dan ganas de aprovechar en cada instante. En paralelo, conectamos unos auriculares no “planar” al amplificador Feliks Audio. Aunque nuestros Beyerdynamic Amiron Home no alcanzan la finura y la precisión de los Sendy Aiva, la aportación del amplificador en todos los registros es inapelable. Tanto, que nos recuerda la importancia de un amplificador de auriculares dedicado para sacar el máximo provecho de unos auriculares cuando se ha encontrado la combinación adecuada.



Por último, retiramos el amplificador Feliks Audio del universo de los auriculares para conectarlo como preamplificador de línea a una etapa de potencia. Encontramos de nuevo sus principales características, léase el establecimiento de una escena sonora holográfica muy profunda y una excelente respuesta en graves. No vamos a insistir en la importancia que puede tener el preamplificador en una cadena de Alta Fidelidad. Las frecuencias bajas del espectro son sostenidas con mano maestra por el Euforia, exhibiendo una velocidad, un impacto y una exploración del extremo grave inapelables. Esto confirma nuestra impresión sobre los auriculares Aiva, cuya respuesta en graves está ligeramente recortada. Aún si, no sabríamos recomendar incondicionalmente el Euforia como preamplificador Hi-Fi debido a la ausencia de un mando a distancia y la existencia de una única entrada para fuentes externas.

Puntos fuertes:
- Efecto de presencia
- Profundidad de la escena sonora
- Reproducción de las frecuencias bajas
- Calidad de los materiales
- Confort de los auriculares

Puntos débiles:
- Combinación no adaptada a todos los estilos musicales

Conclusión

Evidentemente, este conjunto formado por componentes de Feliks Audio y Sendy Audio no es indisociable. Unimos dichos componentes para satisfacer el propósito de esta prueba y lo cierto es que su matrimonio constituye un logro indiscutible. El amplificador Feliks Audio da vida a los auriculares Sendy Audio aportándoles una dinámica bastante increíble. La presencia y la materialización de las voces que ofrece este conjunto lo convierten en una opción evidente para todos los amantes del jazz, la ópera o incluso la música sinfónica. Las mejores grabaciones son magnificadas por esta combinación. Por el contrario, cierto es que los amantes de la música electro cargada se quedarán con las ganas de tener más. Para ellos, soluciones más asequibles se adaptarán un poco mejor. Pero hay en el conjunto probado un poco para todo el mundo. Esa es también la magia de la Alta Fidelidad. No existe un producto perfecto ni universal. Una vez que cada uno haya identificado bien sus necesidades, podrá seleccionar los productos que más le convengan. Los auriculares Aiva y el amplificador Euforia no son imparciales, pero también serán una bendición para los audiófilos que busquen una musicalidad impregnada de una fuerte presencia y una escena sonora bien definida.

Traducido por Salvador Dangla