Ihr Warenkorb ist leer!

Rubrik :
Aktuelles

Norah Jones, 20 años después...

Von Stéphane Ollivier |

Para celebrar sus dos décadas, el primer álbum de la estrella estadounidense se publica en una edición Super Deluxe, llena de material inédito...

Cuando se publicó Come Away With Me en febrero de 2002 en el prestigioso sello Blue Note, tuvo el efecto de un suave terremoto que sacudió de repente todos los parámetros de la música vocal popular, sin que nadie entendiera en ese momento con qué tipo de conjuro. Operando una especie de síntesis sutil entre la americana, el jazz y el pop, sin pertenecer plenamente a ninguno de estos grandes géneros establecidos, este primer disco de una cantante de 22 años totalmente desconocida impuso su "rareza familiar" con tal obviedad que parecía casi inconcebible que fuera otra cosa que el fruto de una milagrosa generación espontánea, desprovista de toda intención precisa. El gran mérito de la bellísima caja imaginada por Blue Note para celebrar el 20º aniversario de este disco mítico que propulsó a Norah Jones de la noche a la mañana al firmamento de las estrellas de la "chanson" mundial, es que, en una especie de inmersión arqueológica en las fuentes de su génesis, nos revela, por el contrario, los tormentos e incertidumbres que presidieron su creación, publicando las diferentes etapas del trabajo de alta precisión que finalmente condujo a su realización.

 

 

Además de la reedición completamente remasterizada del álbum original, que al volver a escucharlo no ha perdido nada de su encanto ni de su atemporalidad soñadora, esta edición Super Deluxe ofrece nada menos que 22 temas completamente inéditos en dos álbumes adicionales, situándolo cronológicamente en su contexto. Además de las tres canciones que Norah Jones grabó sola al piano como maquetas y que le permitieron ser fichada por la discográfica, el segundo álbum está compuesto principalmente por la primera sesión que grabó tras esta firma. Acompañada por el guitarrista y compositor Jesse Harris, autor de buena parte de los temas originales de los que surge Don't Know Why, el futuro éxito de Come Away With Me, Norah Jones se muestra desde el principio asombrosamente profesional y musical, tanto a nivel de su voz, que mezcla claridad, potencia, ingenio y precisión rítmica, como a nivel de su acompañamiento al piano, siempre muy elegante en su sobriedad.

 

 

Pero es probablemente el tercer disco el que ofrece por primera vez y en su totalidad la primera versión del álbum, concebida bajo la dirección del productor Craig Street (en ese momento a la sombra de su trabajo con la cantante Cassandra Wilson en el álbum New Moon Daughter), y finalmente abandonado a pesar de sus innegables cualidades intrínsecas, lo que da al conjunto su valor al mostrar hasta qué punto la "sofisticación natural" de la versión final producida por Arif Mardin fue decididamente menos el resultado de un feliz accidente que de un trabajo de elaboración y depuración formal de gran precisión. Mientras que Craig Street, al "integrar" literalmente la voz y el piano de Norah Jones en el marco de una orquesta repleta de estrellas (Bill Frisell, Brian Blade), puso la guitarra en primer plano y ofreció una versión más oscura y dramática de las canciones, Mardin aligeró y suavizó los arreglos, ralentizó imperceptiblemente los tempos, añadió coros y, sobre todo, volvió a situar la voz y el piano en el centro del juego, dando al conjunto más fluidez, más glamour y un ligero distanciamiento emocional que, al final, se impondrá como la verdadera firma vocal de la cantante.

 

 

En 2016, Qobuz se reunió con Norah Jones para el lanzamiento de Day Breaks. Una entrevista en la que la pianista y cantante habló de su evolución artística personal y de su relación con el jazz.

 

 

ESCUCHE COME AWAY WITH ME (SUPER DELUXE EDITION) DE NORAH JONES EN QOBUZ